Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Nación

Una pista sobre fusiles incautados a pandilleros conduce a Petén

Un miembro del Barrio 18 dijo a investigadores de la PNC que compran las armas en el departamento del norte, fronterizo con México.

 

Fecha de publicación: 05-04-17
Este fusil M16 fue incautado en El Mezquital, zona 12 de Villa Nueva, tiene capacidad para disparar entre 800 y 900 tiros por minuto, con un alcance de 500 metros. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Un pandillero del Barrio 18 aseguró a la Policía Nacional Civil (PNC) que se proveen de armas compradas en Petén, las cuales trasladan desde dicho departamento del norte hacia la capital por la vía terrestre.

Los fusiles se transportan desarmados, por medio de encomiendas o en vehículos, por lo que pasan inadvertidas, de acuerdo con el miembro de la pandilla a la que se le atribuyen no menos de nueve ataques contra agentes e instalaciones de la PNC.

La pista que conduce a Petén como fuente de armas para el Barrio 18 es parte de la investigación que efectúa la División de Investigación y Desactivación de Armas y Explosivos (DIDAE) de la PNC, en seguimiento a la incautación de 18 armas que los pandilleros habrían utilizado.

“Dentro del proceso de investigación estamos analizando las características de fabricación y uso de las armas incautadas, su país de procedencia y rutas de tráfico hasta llegar a Guatemala”, indicó el subdirector general de Investigación Criminal, Stu Velasco.

Ninguno de los fusiles AR-15 despojados a los pandilleros tiene número de registro. Con ellos se pueden efectuar hasta 30 disparos por minuto.

Un lanzagranadas M-203 calibre 40 milímetros, de fabricación estadounidense y uso militar exclusivo, se cuenta entre las armas analizadas por el DIDAE. El arma fue modificada, ya que su diseño original es para sobre montar en armas de fuego como las M16 o M4, según los expertos de la PNC.

Ese artefacto le fue despojado a cuatro hombres sindicados de atentar el pasado 21 de marzo contra la Subestación 12-41 en San Pedro Ayampuc, el cual dejó a un policía muerto y otros tres heridos.

El lanzagranadas carece de registro, al igual que dos fusiles AK-47 y cuatro AR-15 despojados a los pandilleros, por lo que se presume que ingresaron al país de forma ilegal. Solo una de las pistolas incautadas tiene reporte de robo, según informó DIDAE.

Hipótesis posible

La Unidad Contra el Tráfico de Armas (UCTA) del Ministerio Público considera que es probable que los fusiles se trasladen desarmados hacia la capital, como lo sugiere el pandillero. Para alguien que no conoce de armas, una caja con los resortes y cañones puede parecerle una caja de fierros, indica el jefe de la UCTA, Iván Hernández.

Que en Petén haya espacio para el trasiego y disponibilidad de armas también es probable, en opinión de Carmen Rosa de León, directora ejecutiva del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (Iepades).

“Hemos detectado, por informes de las mismas autoridades, que Cobán es centro de acopio de armas provenientes de Petén o la frontera con El Salvador; hay un tráfico fuerte que sigue la ruta del narcotráfico”, manifiesta.

Estados de México, fronterizos con Petén, se han quejado por el ingreso de armas de grueso calibre provenientes de Guatemala, añadió De León.

A De León le llama la atención el poder de fuego en manos de los pandilleros. “Normalmente, los miembros de estos grupos usaban armas cortas y se suponía que eran robadas”, agregó. El cambio se asemeja a la escalada de violencia que se vivió en El Salvador tras la ruptura de la tregua con dichos grupos, recordó la Directora de Iepades.

Los ataques contra la PNC se efectuaron horas después de que las fuerzas de seguridad ingresaron en el Centro de Privación para Menores Etapa II, donde miembros del Barrio 18 asesinaron a cuatro monitores a quienes secuestraron durante 30 horas.

Los pandilleros exigían que se les llevaran otros miembros de la pandilla, cuyos líderes fueron trasladados desde Fraijanes I –donde gozaban de privilegios como espacios privados y uso de electrodomésticos, entre otros– hacia la cárcel de máxima seguridad El Infiernito, en Escuintla.

Muere recluso señalado por atentado

Uno de los presuntos autores materiales del ataque contra la Subestación de la PNC en San Pedro Ayampuc, Albin Darío Ixcaquic, fue encontrado muerto en el sector 11 del Preventivo para Hombres de la zona 18, el lunes a las 23:45 horas, informó el Sistema Penitenciario. Ixcaquic y otros tres hombres fueron detenidos por portar un lanzagranadas y municiones.

Este lanzagranadas M-203, de fabricación estadounidense, tiene alcance efectivo de 150 metros.

Etiquetas: