Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Nación

“Los policías nos pusieron de rodillas y nos apuntaron con sus pistolas a la cabeza”: testimonio de sobreviviente al MP

Continúa desarrollándose audiencia de primera declaración del caso Hogar Seguro Virgen de la Asunción, donde la fiscalía lee nuevas revelaciones de interioridades narradas por las menores que lograron salvar su vida luego del incendio del miércoles 8 de marzo.

Fecha de publicación: 05-04-17
Santos Torres Ramírez, exdirector del refugio infantil declara esta mañana ante el juez Carlos Guerra Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

“Los policías vieron el fuego y se hicieron los locos. Nos dijeron: ‘si fueron buenas para escapar, aguántense’”, es apenas uno de los testimonios ofrecidos a la fiscalía por las escasas sobrevivientes del incendio ocurrido el 8 de marzo en el supuesto Hogar Seguro Virgen de la Asunción, de San José Pinula. Otro es: “Los policías nos pusieron de rodillas y nos apuntaron con sus pistolas a la cabeza”.

Fueron 41 –hasta hoy– las niñas y adolescentes fallecidas como consecuencia de las quemaduras sufridas y el humo venenoso respirado. Una expresión más escuchada hoy en labios de los fiscales por Carlos Guillermo Guerra Jordán, Juez Cuarto de Primera Instancia Penal, ha sido: “Nos maltrataban física y psicológicamente. Queríamos escapar, porque ya estábamos cansadas”.

 

 

El Ministerio Público (MP) ha presentado en contra de Carlos Antonio Rodas Mejía, Anahí Keller Zabala y Santos Torres Ramírez, exsecretario, ex subsecretaria de Bienestar Social (SBS), y exdirector del establecimiento donde se produjo la tragedia, los cargos criminales de homicidio culposo, maltrato contra menores de edad e incumplimiento de deberes.

Pero reanudar la diligencia sigue ofreciendo en la sala de audiencias con mayor capacidad para conocer casos de alto impacto en la Torre de Tribunales, cada vez más detalles –fotografías y videos incluidos– del antes, durante y después de los fatales hechos de esa mañana del miércoles 8 del mes pasado, es decir, a partir de la escapatoria de un grupo de internos –aunque la mayoría fue localizada–.

Veamos:

–             “Usted no tiene que decirme qué hacer”, habría respondido por teléfono el entonces secretario Carlos Rodas a una defensora de la niñez cuando lo llamó por esa vía para pedirle que se presentara al hogar.

–             Los cuerpos de bomberos atestiguaron en la investigación preliminar que fueron avisados sobre el desarrollo de un motín, no que había un incendio, pero que al llegar en las unidades encontraron las puertas cerradas y no les permitían ingresar.

–             Los peritos o expertos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) no descubrieron entre los restos de ropa o cuerpos de las víctimas ningún rastro químico que hubiera podido acelerar el fuego sobre ellas.

–             La Fiscalía del Ministerio Público a cargo de la investigación desde el principio ha presentado como evidencia la llave del candado colocado en la única puerta del “aula pedagógica” donde tuvieron encerradas a 56 mujeres castigadas.

–             El exdirector Santos Torres asegura hoy al declarar ante el juez que la noche del martes 7 cuando se produjo la fuga masiva, sí la reportó a sus superiores. Responsabiliza a la “turba” de destruir las instalaciones, incluidas las cámaras de circuito cerrado.

–             Ha dicho que fueron los propios jóvenes quienes con pedazos de vidrios se causaron cortadas en los brazos, y que él fue quien en su momento solicitó que los revoltosos fuesen transferidos a otro centro juvenil.

–             A decir de Torres, la noche de la evasión la jueza de Paz de San José Pinula, Rocío Murillo, esta le explicó al llegar que practicar una exhibición personal –solicitada para dos internas– no era de su competencia.

–             También ha asegurado el exfuncionario la mañana de hoy que las jóvenes que habían permanecido al margen de los violentos incidentes, o bien que decidieron no participar más, optaron por irse a dormir.

Etiquetas: