Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Nación

Señalan a tres militares retirados por sustracción de Q260 mil

Dos coroneles y un especialista del Ejército simularon compras para apropiarse de fondos públicos, según el MP.

 

Fecha de publicación: 25-03-17
Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La captura de tres militares retirados fue el desenlace que tuvo ayer una denuncia presentada por el Ministerio de la Defensa en 2012, basada en los hallazgos de una auditoría al ejercicio de 2011. Se trata de Víctor Emilio Chavac Oliva, exjefe del Servicio de Ayudantía, Milton Américo Godoy Herrarte, exjefe del Departamento de Personal y Logística, y Mario Antonio Guch Alemán, excontador del Servicio de Ayudantía General del Ejército.

De acuerdo con la Fiscalía contra la Corrupción, los extrabajadores del Ejército simularon compras por Q61 mil 285.98 que justificaron con facturas falsas. Además, sustrajeron Q199 mil 633.62 mediante el cobro de cheques sin justificación.

Los capturados, durante allanamientos conjuntos entre el Ministerio Público (MP) y la Policía Nacional Civil, son sindicados por los delitos de peculado y uso de documentos falsificados.

Mayra Véliz, secretaria general del MP, manifestó que la Sección Contra la Corrupción había estado “dormida”, al ser consultada por qué los resultados se presentan cinco años después de la denuncia. El caso no alcanza a mandos superiores de aquella época, indicó.

El coronel retirado Chavac Oliva, dado de baja en 2011 por cumplir su tiempo de servicio, es egresado de la Promoción 89 de la Escuela Politécnica, la misma de Napoleón Rojas Méndez, condenado por peculado en 2014.

Godoy Herrarte, comparte promoción, la 101, con Livio Cámbara López, detenido por la PNC en 2016 como presunto integrante de una banda de lavado de dinero. El coronel fue dado de baja el año pasado por llegar al límite de edad, informó la cartera de la Defensa.

El excontador Guch estuvo en servicio hasta 2015.

Las capturas de los militares se realizaron tras varios allanamientos realizados en Santa Rosa, Chimaltenango y la ciudad capital.

Permanecieron en el Ejército

El director de Comunicación del Ejército, William García, confirmó que los tres detenidos permanecieron laborando para la institución pese a los hallazgos de 2011, aunque ya no en el departamento de Ayudantía –que se encarga del resguardo de documentos y archivos de la institución armada– sino en otras áreas con menos responsabilidad.

Al indagar por qué no fueron despedidos con los antecedentes, García manifestó que el Ejército no puede sancionar doblemente a su personal. Al cuestionar si es válido hablar de doble sanción, cuando el despido busca que la institución prescinda de personal con dudosos antecedentes mientras que la persecución penal, busca probar un ilícito, García se limitó a indicar que así es el procedimiento.

“Lo que sí se hizo fue cambiarlos de lugar”, añadió. Los hallazgos de la auditoría se trasladan a la Contaloría y al MP para que investiguen, de acuerdo con García.

Sí se imponen sanciones, como deméritos en la carrera militar, cuando se trata de faltas menores, agregó García. “Así es esto”, puntualizó.

Etiquetas: