Lunes 20 Marzo 2017
Nación

Dos abogados, un médico y una oficial judicial son sindicados en dos casos de alto impacto social  

 

Capturan a profesionales del Derecho y una empleada del OJ, mientras doctor ha sido declarado prófugo.


 

La Fiscalía Distrital del Ministerio Público con sede en Sacatepéquez investigó a dos abogados, un médico y una oficial del Organismo Judicial como sospechosos de beneficiar ilícitamente a dos sindicados en igual número de casos distintos.

Para el efecto, este lunes ejecutó con la Policía Nacional Civil (PNC) siete allanamientos domiciliares en La Antigua Guatemala y el departamento de Guatemala, para aprender a los juristas Jayro Bonifacio Álvarez Álvarez y Rosamaría Obispo García.

Se les señalan los delitos de falsedad ideológica, falsedad material, uso de documentos falsificados y obstaculización a la acción penal, cometidos en forma continuada, indicó en un comunicado el Ministerio Público (MP).

También vincula a esos hechos ilícitos al médico Manuel Antonio Zambrano, del Hospital Nacional de la ciudad colonial y quien es prófugo de la justicia por los cargos penales de falsedad material y obstaculización a la acción penal.

Aparte, la oficial del Juzgado de Paz de Ciudad Vieja, Sacatepéquez, Gladis Lorena Vásquez Andrade, está sindicada de obstaculización a la acción penal, falsedad ideológica y falsedad material, derivado de otro caso judicial.

Detalles

La Fiscalía afirma que en una audiencia realizada en La Antigua Guatemala el litigante Álvarez presentó dos documentos falsos con la finalidad de favorecer su defendido Kevin Alejandro García Henwood, procesado por el delito de violación agravada en una niña de ocho años.

Según el MP, el abogado entregó un documento extendido por Zambrano ya que se perseguía que a García se le cambiara dicho delito (violación agravada) por el de agresión sexual, lo que logró para que se le beneficiara con una medida sustitutiva.

También se presentó un recibo de pago falso donde supuestamente se había cancelado la caución económica fijada en Q25 mil, con la que el imputado obtendría la libertad condicional. La Fiscalía apeló esto último, sustentó la investigación preliminar de sus hallazgos y el 17 de marzo se abrió a juicio contra García Henwood por violación agravada.

Constancia “fantasma”

Por su parte, la oficial judicial Vásquez Andrade es sospechosa de extender una constancia de la audiencia de reparación digna a una víctima de violación sexual en la que supuestamente el 23 de diciembre de 2014 participaron los litigantes Álvarez y Obispo, porque se descubrió que la misma no fue efectuada.