Domingo 20 DE Enero DE 2019
Nación

Menores se quejaban de violencia física y sexual

Los familiares de los internos en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción aseguran que habían pedido la atención de las autoridades.

 

 

Fecha de publicación: 09-03-17
Parte del Hogar Seguro en donde fueron colocados algunos cuerpos antes de ser trasladados a la morgue. Por: Rony Ríos rrios@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

En la búsqueda por evitar el dolor que sufrían dentro de su hogar, cientos de niños y adolescentes fueron sometidos, por victimarios dentro del lugar, a horrores peores a los que habían vivido. Los relatos de dos niños teóricamente resguardados y varios padres de familia angustiados describen los problemas que los menores padecieron dentro de las instalaciones del Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Alicia López, madre de un menor de 12 años que se encontraba bajo el resguardo del Estado, comentó que el sábado recién pasado su hijo se había quejado de abusos físicos y sexuales dentro del Hogar, por lo cual trasladó sus quejas al director. Sin embargo, sus reclamos fueron ingresados al burocrático sistema de investigación.

“El director me dijo que iban a llevar a mi nene al Inacif (Instituto Nacional de Ciencias Forenses) para que determinaran si había sido violado, pero hasta hoy no sé qué pasó con él”, dice la madre con la voz entrecortada y los ojos inundados por las lágrimas, mientras esperaba noticias sobre el estado de su hijo.

Madeline Hernández, madre de dos menores que se encontraban dentro del lugar, comentó que el pasado lunes su hija mayor (14 años) les había manifestado su descontento por permanecer ahí, por lo que les pedía que las retiraran porque eran víctimas de violencia física y los alimentos que les proporcionaban no se encontraban en buen estado.

Tras horas de espera y angustia, Hernández fue llamada a ingresar al Hogar para verificar que una de sus hijas se encontraba bien, lo cual constató al verla, pero estando dentro del lugar reconoció a su otra hija entre las víctimas mortales. Hernández fue la única familiar en reconocer a una de las fallecidas en el área del siniestro, puesto que todos los cadáveres fueron trasladados a la morgue del Inacif.

Otra de las madres que esperaba noticias sobre su hijo de 14 años, quien había sido internado porque se escapó de su casa “por hacer cosas que van en contra de nuestros valores cristianos. Quería llevarse a su novia a vivir con él, le gustaban las fiestas y nosotros queríamos que no se perdiera, pero lamento mil veces haberlo metido aquí”, dijo.

Dos niños (de 12 y 13 años) que fueron entregados a sus padres por las autoridades judiciales que llegaron al Hogar, coincidieron en ser víctimas de maltrato físico, la mayoría de veces de sus compañeros y algunas por parte de los monitores.

Víctimas de la desintegración familiar

>Seis de nueve familiares entrevistados señalaron que sus hijos o hermanos se encontraban en el hogar por haber sufrido violencia intrafamiliar. Los niños, en su mayoría, sufrían abusos físicos y en ocasiones abuso sexual de sus padres con problemas alcohólicos y optaban por huir de su hogar.

Los familiares aseguraron estar arrepentidos de haber internado a los menores en el lugar.

Etiquetas: