jueves 9 marzo 2017
Nación

Los gritos que muchos oyeron pero nadie atendió

Bienestar Social, la Procuraduría General de la Nación, los Juzgados, los vecinos y la PDH conocieron diferentes denuncias sobre abusos y maltrato en el hogar de protección estatal donde fallecieron ayer 22 adolescentes.

Cuerpos de socorro y agentes de la Policía Nacional Civil se presentaron al Hogar Seguro Virgen de la Asunción desde tempranas horas de la mañana. Por: Boche, R. Ríos, C. Espina elPeriódico

Diecinueve cuerpos calcinados fueron retirados por los socorristas del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, ubicado en San José Pinula, durante la tarde del 8 de marzo, una fecha en la que se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Otras tres víctimas del incendio en el hogar de abrigo y protección, cuya causa está bajo investigación, murieron en el hospital. Las jóvenes heridas llegaron a los hospitales entre gritos desgarradores ante el gravedad de las quemaduras.

Todos los cuerpos están en proceso de identificación forense. Centenares de familiares acudieron al hogar desde la mañana de ayer para conocer la situación de los internos, luego de una fuga masiva suscitada el martes por la noche. El centro, a cargo de la Secretaría de Bienestar Social (SBS), albergaba a más de 700 niños y adolescentes, entre infractores y víctimas de maltrato.

Mientras esperaban alguna información, los padres relataron los abusos a que eran sometidos los internos en el hogar. Muchos de los testimonios coinciden con las quejas que durante años han llegado a la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos (PDH) y a los diferentes Juzgados de la Niñez.

APELACIÓN

En diciembre, una judicatura dictó sentencia en la que se demanda la restitución de los derechos humanos vulnerados a los niños, niñas y adolescentes de Virgen de la Asunción y ordenó a la Procuraduría General de la Nación que diera seguimiento a los presuntos sindicados por dichas violaciones.

La procuradora Adjunta de la PDH, Hilda Morales, detalló que como parte de esa sentencia se recomendó la desinstitucionalización de los menores y procurar el regreso con sus padres, familias ampliadas o sustitutas, hasta llegar al cierre de dicho centro. “Lo que se pide con esas resoluciones es que la institución cumpla con su función”, precisó Morales.

Los socorristas trasladaron los cadáveres al Inacif.

La instrucción no fue acatada por la SBS, que, en lugar de iniciar con las medidas correctivas –como la creación de un registro de identificación para los menores– apeló a la decisión. “Accionar en contra de lo que les corresponde, es una defensa de lo indefendible”, señaló Morales.

Al ser consultado el titular de la SBS, Carlos Rodas, indicó que se apeló porque no se podía aceptar todos los hechos que se consignaban en la sentencia, entre estos la existencia de una carceleta denominada “gallinero”, donde supuestamente se maltrataba y torturaba a los menores.

MALTRATO Y TRAGEDIA

Una de las vecinas narró a elPeriódico cómo la impotencia, asombro y frustración se apoderaron de ella, cuando tres de las niñas le pidieron a gritos ayuda para suicidarse. “Regáleme pastillas, un cuchillo o algo, ya no queremos vivir acá”, le dijeron.

“Me conmocioné porque a pesar de que todos los días paso por acá, jamás me imaginé el horror que estas niñas podían vivir”, dijo la vecina.

Dos menores que se encontraban en el Hogar relataron que a la hora del desayuno, cuando todos estaban encerrados en sus módulos, unas niñas gritaron que “se iban a sacrificar para que todos supieran lo que vivían ahí dentro”. Minutos después notaron el fuego, pero no pudieron salir a ayudarles y cuando los monitores se dieron cuenta “era muy tarde”, dijeron.

Los Bomberos Voluntarios indicaron que el fuego pudo haber sido ocasionado por un grupo de internas, en venganza de quienes no las apoyaron para escapar la noche anterior.

Hasta el mediodía de ayer, el Ministerio Público (MP) había entrevistado a cuatro de las sobrevivientes internadas en los dos hospitales Roosevelt y San Juan de Dios, de acuerdo con la PDH. Con las demás, no fue posible hablar porque estaban intubadas debido a la gravedad de las heridas, explicó la defensora de la Mujer, Gabriela Tuch.

La fiscal general, Thelma Aldana, indicó que un grupo de técnicos e investigadores acudieron para procesar la escena de la “lamentable tragedia”.

Agentes resguardaron el Hogar luego de supuestas amenazas a los trabajadores.

La versión oficial

En una conferencia de prensa en el Palacio Nacional, Carlos Rodas, titular de la SBS, manifestó que el martes, alrededor de las 14:00 horas, inició un amotinamiento en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, que habría sido dirigido por mujeres y hombres adolescentes, entre quienes había “algunos” que estuvieron en centros de privación de libertad por haber cometido extorsiones.

“Se subieron a los techos de los hogares… desarmaron literas metálicas y con eso amenazaron a las personas de vigilancia y control de la Secretaría de Bienestar Social”, describió Rodas.

Rodas señaló que, durante el amotinamiento, pidió al juez de turno, vía telefónica, autorización para trasladar a los jóvenes que causaron los problemas hacia un centro de privación de libertad, pero que se le denegó la solicitud y que lo mismo sucedió con el requerimiento de una exhibición personal que solicitó la PDH.

“Los hechos pudieron evitarse con la colaboración de una orden judicial, si la misma hubiera sido atendida. No evadimos responsabilidad, la asumimos. No podemos recuperar esas vidas, pero sí podemos analizar el sistema, transparentarlo”, puntualizó Rodas.

Según Rodas, la Policía Nacional Civil (PNC) recuperó a la mayoría de los 85 jóvenes que habían escapado, pero a eso de las 9:00 horas de ayer, unas adolescentes prendieron fuego a una de las colchonetas, pero no precisó en qué se basa para afirmar dicho extremo.

Ante las reiteradas quejas que recibió la PDH, la mayoría por fugas, así como la mala calidad o descomposición de los alimentos que se servían en el hogar, la instancia solicitó medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en noviembre de 2016. Dicha protección aún no ha sido otorgada.

De las 37 jóvenes que se recuperan de las quemaduras, 19 se encuentran en estado delicado. Por la tarde, algunos de los sobrevivientes fueron devueltos a sus familias, de cuyo seno habían sido retirados por sufrir maltratos.

La angustia de los padres de los internos del Hogar aumentaba con el paso del tiempo.

Acciones y condena 

El fiscal Adjunto Contra la Trata de las Personas, Mynor Pinto, aseguró que desde el martes presentaron 11 recursos de exhibición personal, ocho por menores que se encontraban en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. Ellos fueron rescatados de las calles porque eran explotados y eran llevados a ese tipo de hogares para que el Estado resguardara su integridad y se respetaran sus derechos.

El Congreso aprobó ayer un punto resolutivo en el que condena “enérgicamente” los acontecimientos ocurridos en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. En el mismo se citó al procurador de los Derechos Humanos, Jorge de León Duque, para que el 14 de marzo próximo presente un informe sobre los acontecimientos y se conformó una comisión para citar a las autoridades responsables y darle seguimiento al hecho.

Naciones Unidas urge protocolo

>El Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala lamentó la tragedia sufrida por niñas y adolescentes sujetas de protección especial por parte del Estado. En un comunicado, manifestó que “el hacinamiento, las condiciones de vida inadecuadas en ese lugar y los abusos denunciados van en contra de las normas de protección, y evidencian la urgente necesidad de transformar el carácter de las instituciones relacionadas”.