Miércoles 22 DE Noviembre DE 2017
Nación

Una oenegé holandesa envía su “barco del aborto” a Guatemala, pero gobierno prohibe transportar pacientes

Orden presidencial impide traslado de mujeres guatemaltecas hacia la nave, anuncia portavoz del Ministerio de Defensa. El plan de la organización Women on Waves era que permaneciera anclada en aguas internacionales durante cinco días.

 

Fecha de publicación: 23-02-17
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

La Haya, Holanda – Un barco de una oenegé holandesa equipado para realizar abortos tenía previsto llegar este jueves a Guatemala para asistir gratuitamente a las mujeres que quieran poner fin a un embarazo no deseado, anunció este jueves la organización Women on Waves.

En Guatemala ese procedimiento sólo es permitido en los casos en que está en peligro la vida de la madre, indica la oenegé, que cifra en 65 mil los abortos ilegales y en condiciones peligrosas que se llevan a cabo cada año en el país centroamericano.

El barco se instalará en el puerto de San José, a unos 100 kilómetros al sur de ciudad de Guatemala, y se quedará allí durante cinco días para llevar a cabo abortos en aguas internacionales, indicó un comunicado.

“El barco puede proporcionar abortos legales y gratuitos a mujeres que están embarazadas de hasta 10 semanas, tras situarse en aguas internacionales”, añadió la organización, que también ofrece asesoramiento para ellas.

Quienes quieran abortar recibirán dos pastillas que provocan un “aborto médico” considerado seguro y efectivo por la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo la oenegé con sede en Ámsterdam.

En Guatemala, 21 mil 600 mujeres ingresan cada año en un hospital por complicaciones relacionadas con el aborto, y los realizados en malas condiciones son la tercera causa de mortalidad materna, indica Women on Waves, una organización creada en 1999 y cuya acción no está exenta de polémica.

La fundadora, Rebecca Gomberts, confirmó a la AFP que el viaje a Guatemala es el primero desde 2012, cuando la Marina marroquí impidió la llegada del barco al país norteafricano.

Gomberts dijo el miércoles por la noche desde Guatemala que el equipo estaba “muy nervioso” preparándolo todo para que la operación sea un éxito.

La oenegé subraya que los abortos médicos se realizan en aguas internacionales por lo que “no se viola la ley sobre el aborto de Guatemala”.

En los últimos años, el barco de Women on Waves ha viajado a Irlanda, Polonia, Portugal y España, levantando protestas de los grupos antiabortistas, pero la organización asegura que “especialmente desde la crisis del zika, el acceso a un aborto seguro es ante todo una cuestión de justicia social”.

La oenegé también pidió al gobierno de Guatemala que “despenalice el aborto” explicando que se trata de “un procedimiento médico estándar y de un derecho humano”.

Sobre el tema, el Ministerio de la Defensa Nacional (Mindel) ha emitido el siguiente comunicado:

 

  Prohibición presidencial


 

Una fuente del Ministerio de la Defensa comunicó a Emisoras Unidas al mediodía que por orden del presidente Jimmy Morales, la Marina de Guerra y autoridades civiles no permitirán que guatemaltecas sean transportadas hacia el “barco del aborto”, porque esa es una práctica prohibida penalmente en el país.

Se mencionó que, incluso, la entidad Women on Waves responsable de la nave y el programa que pretendía aplicar a mujeres, envió un lanchón a Puerto Quetzal para trasladar pacientes a mar abierto, pero que la restricción se hará cumplir. Si la viola habrá cárcel y sanción judicial para los infractores.