Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Nación

John Kelly reitera apoyo a CICIG y MP por lucha contra la corrupción

El funcionario estadounidense, además, discutió temas de seguridad y migración con el presidente Jimmy Morales y los ministros de Gobernación y de Relaciones Exteriores.

Fecha de publicación: 23-02-17
Por la mañana su primera reunión fue con el presidente Jimmy Morales con quien habló sobre las nuevas políticas migratorias. Por: Montepeque/R. Ríos elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió ayer con el jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, a quien respaldó por su labor contra la corrupción, emprendida junto con el Ministerio Público (MP).

“Los ciudadanos de este país tienen merecido a personas en quienes pueden confiar, a funcionarios de intelecto en quienes pueden confiar.

Los esfuerzos anticorrupción que se realizan en este país merecen ser algo de lo que sus ciudadanos se pueden sentir orgullosos y de lo cual todos nos podemos sentir orgullosos”, dijo ayer Kelly durante un pronunciamiento en la sede de la Cancillería.

El Secretario estadounidense también se reunió con el presidente Jimmy Morales y los ministros de Gobernación y Relaciones Exteriores, Francisco Rivas y Carlos Raúl Morales, para explicarles la forma en las que serán aplicadas las órdenes ejecutivas inmigratorias firmadas recientemente por el mandatario estadounidense, Donald Trump.

Muro y deportaciones

Lilian Pérez, de 43 años, y su hijo Nelson, de 18, ríen afuera de la oficina de Migración en la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG). Ríen porque es el primer día que están juntos después de casi un mes de haber sido detenidos por las patrullas fronterizas por intentar ingresar a Estados Unidos de manera ilegal. A mediados de enero pasado Lilian y Nelson salieron de su natal San Pedro Pinula, Jalapa, en busca de un mejor trabajo en el país norteamericano. Ambos fueron deportados ayer junto con otros 357 inmigrantes.

Cuando llegaron a la frontera entre México y EE. UU. recuerdan que cada uno pagó Q40 mil a un coyote que les ofreció cruzarlos del otro lado y llevarlos a trabajar. Antes de eso viajaron escondidos en furgones y tuvieron que ocultarse para no ser vistos por las autoridades migratorias. Al preguntarles ¿se volverían a ir? Solo hacen un gesto de incertidumbre y con temor Lilian responde “No sé, tal vez”.

El vuelo en el que ayer retornaron Lilian y Nelson fue observado por Kelly, quien posteriormente en una conferencia de prensa aseguró que tras las órdenes ejecutivas de Trump no se iniciarán deportaciones masivas de inmigrantes. Explicó que estas incluyen la construcción de “una barrera física” en la frontera sur de EE. UU., la agilización de deportaciones de las personas que sean sorprendidas al intentar ingresar al país norteamericano y el incremento de oficiales de control fronterizo.

“Lo más importante para mi Gobierno sería tener más control sobre la frontera sur, sería lo único que podría decir en cuanto a este tema hasta ahorita. Lo que sí quisiera decir es que tomar control sobre la frontera sur no significa que no habrá comercio; por ejemplo, vehículos que irán y vendrán, cientos de miles de personas que estarán cruzando la frontera para comerciar, pero de manera legal”, dijo Kelly.

Al finalizar la tarde, el Embajador y el secretario John Kelly reiteraron el apoyo a la CICIG y al MP.

¿Por qué van los guatemaltecos?

En lo que va del año han sido retornados 5 mil 304 guatemaltecos desde Estados Unidos y 3 mil 909 desde México, según las estadísticas de la Dirección General de Migración (DGM), lo cual evidencia un incremento en las deportaciones, en comparación con el mismo periodo de 2016, cuando se contabilizaron 4 mil 861 repatriados.

Tras una reunión privada con Kelly, el canciller guatemalteco Carlos Raúl Morales citó datos de la Organización Internacional para las Migraciones, los cuales dan cuenta que ocho de cada 10 guatemaltecos migran hacia EE. UU. “por razones económicas”, lo cual hace imperante crear mejores condiciones y oportunidades de desarrollo en el país; para evitar las migraciones irregulares, dijo Morales.

El Ministro, además, reiteró que el Gobierno estadounidense no tiene la intención de realizar deportaciones masivas, sino que para las repatriaciones se priorizarán personas que hayan cometido “delitos graves”. Morales sostuvo que los guatemaltecos con este perfil en Estados Unidos no sobrepasan los 4 mil 500.

La reunión con el mandatario en el Palacio duró menos de una hora.

La reunión con el mandatario en el Palacio duró menos de una hora.

Denuncian persecución

Según el activista guatemalteco Walter Batres, radicado en Los Ángles, California, desde que Trump asumió la Presidencia se ha iniciado una “guerra psicológica y persecución” contra la comunidad migrante y que en las últimas semanas el Departamento de Seguridad Nacional y el Servicio de Inmigración han incrementado las redadas.

Pero existe algo más que preocupa si las deportaciones se incrementan, asegura el consultor de la iniciativa Puente Grande, Pedro Pablo Solares, quien segura que Guatemala no cuenta con las condiciones laborales, de salud y vivienda para recibir a los inmigrantes que sean deportados en los próximos días. Indicó, además, que Kelly visitó el país para “dar directrices” sobre las nuevas políticas migratorias de su país.

Kelly y el embajador Todd Robinson durante la conferencia ante los medios de comunicación.

Kelly y el embajador Todd Robinson durante la conferencia ante los medios de comunicación.

Testimonios

María Tohom, Tejutla, San Marcos

>Tiene 42 años y fue deportada ayer después de vivir menos de un año en Estados Unidos. Aseguró que vivió momentos de tensión, pero desde que Donald Trump ganó las elecciones se incrementó la sensación de “inseguridad”.

 “Trabajé como seis o siete meses haciendo la limpieza en las casas de los norteamericanos y podía mandar algo de dinero”, dijo. Recordó que pasó un mes detenida por las autoridades de migración, quienes la detuvieron cuando regresaba de comprar comida, “creo que fue mala suerte porque trataba de no salir, pero en Nuevo México la migra está alerta”.

Mateo Zac,, Almolonga , Quetzaltenango

> Zac, de 21 años, dijo que se fue a EE. UU. porque su familia era muy pobre y se dedicaban a sembrar vegetales. Sin embargo, en junio del año pasado partió de Almolonga y se juntó con otros migrantes centroamericanos que se dedicaban a la jardinería en el país norteamericano.

“Trabajaba en California y una mañana cuando iba pa’l chance me paró la policía, me hablaron en inglés y como no les entendía me subieron a la patrulla y me llevaron como 20 días”, aseguró con voz triste.

Juan Pérez Raymundo, Nebaj, Quiché

> Lo que más recuerda Juan de su viaje truncado es cuando estuvo medio día sobre el tren La Bestia en México, para llegar más rápido a la frontera. Aseguró que esa etapa no la olvidará porque durante todo el trayecto comprobó que el viaje era “muy peligroso” y que todo el tiempo escuchó que había presencia de sicarios, narcotraficantes y secuestradores.

A sus 23 años partió desde Nebaj hace un mes y que pagó Q15 mil a un coyote. En 2012 otro coyote le cobró Q10 mil, tampoco logró cruzar.

Luego el Secretario presenció el arribo de uno de los tres aviones con deportados.

Luego el Secretario presenció el arribo de uno de los tres aviones con deportados.

Etiquetas: