Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Nación

Junta de Disciplina dejaría sin sanción a magistrado que firmó acta de forma anómala

Algunos funcionarios de la CSJ consideran que el actuar de González Dávila fue un “error involuntario”.

 

Fecha de publicación: 22-02-17
González Dávila es señalado de firmar un acta de una audiencia en la que no participó. El expediente firmado contenía el rechazo de antejuicio contra Rabbé. Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Jaime Amílcar González Dávila, magistrado presidente de la Sala Tercera de la Corte de Apelaciones del Ramo Penal, podría quedar fuera de la investigación administrativa que inició la Supervisión de Tribunales de la Junta de Disciplina (JD) del Organismo Judicial (OJ), por haber firmado una resolución de un acta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en la cual no había participado.

Fuentes de esa institución indicaron que para este viernes 24 de febrero no fue citado González, pero sí fue llamada la magistrada María Eugenia Morales Aceña, quien presentó la denuncia contra González Dávila ante el Ministerio Público.

La  razón de llamar a Morales, es porque contra ella también hay una denuncia presentada por la expresidenta de la CSJ, Silvia Valdés, quien junto a varios magistrados la acusan de haber sustraído de forma ilegal el documento que utilizó contra González Dávila.

Morales declaró que efectivamente se presentará a la cita ante la JD, sin embargo, solicitará que esa reunión sea a puertas abiertas, con la intención que los medios de comunicación conozcan la forma en que será cuestionada y con qué argumentos.

Además, dijo que solicitará que convoquen a González Dávila para que quede claro cuál será el procedimiento que llevarán en su contra.

El hecho

Morales Aceña denunció el 10 de octubre del año pasado, que González Dávila firmó ese documento pese a que no había integrado el pleno de magistrados donde se había emitido, por lo que habría incurrido en el delito de falsedad ideológica.

En esa reunión, celebrada el 5 de octubre de ese año, se conoció uno de los antejuicios presentados en contra de Luis Rabbé, el cual fue rechazado. En lugar de la magistrada Silvia García, el puesto lo ocupó Gustavo Dubón, presidente de la Sala Segunda de la Corte de Apelaciones, pero al momento de firmar lo hizo González Dávila.

Por el hecho la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del MP presentó una solicitud de antejuicio en contra del magistrado cuestionado, la cual fue rechazada en una reunión extraordinaria que fue integrada únicamente por magistrados suplentes en noviembre último.

Valdés, expresidenta de la CSJ  (izquierda), presentó la denuncia contra Morales Aceña (derecha).

Valdés, expresidenta de la CSJ (izquierda), presentó la denuncia contra Morales Aceña (derecha).

No obstante, Silvia Patricia Valdés Quezada y Blanca Aída Stalling Dávila, entre otros magistrados, denunciaron ante la JD a Morales Aceña, bajo el argumento que la togada había extraído un documento oficial de la Corte que utilizó para fundamentar su denuncia.

Valdés, mientras fungió como presidenta de ese organismo, defendió el actuar de González Dávila, al asegurar que fue un error el no darse cuenta que firmaba un documento de una audiencia en la que no había participado.

Indicó en su momento que el oficial que trasladó la resolución para obtener las firmas fue sancionado administrativamente, ya que consideraron que fue su culpa por haber llevado el documento a la Sala que no correspondía.

La Sala Tercera

Jaime Amílcar González Dávila, junto a Sonia Santizo y Edith Pérez, le otorgaron hace una semana el arresto domiciliario a Samuel (Sammy) Everardo Morales Cabrera  y José Manuel Morales Marroquín, hermano e hijo del presidente Jimmy Morales. Dicha resolución fue una de las pocas que una Sala da a conocer en público.

Asimismo, ese tribunal amparó al alcalde Álvaro Arzú para que no se presente ante la jueza Silvia Morales, por un antejuicio que se tramita en su contra.


“Solicitaré que la reunión sea a puertas abiertas. Para que se conozcan los argumentos para citarme”.

Eugenia Morales, magistrada.

Etiquetas: