Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Nación

“Vienen cosas difíciles para el país, pero no se asusten, siempre han sido difíciles…”: Jimmy Morales

Durante el discurso en un acto oficial sobre la Política de Resarcimiento para 1,246 familias afectadas por la construcción de la hidroeléctrica Chixoy en la década de los setenta, el Presidente dice al respecto de su frase de hoy que “no estoy hablando nada nuevo”.

Fecha de publicación: 21-02-17
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Que se “vienen cosas difíciles para el país, pero no se asusten, siempre han sido difíciles…”, ha prevenido hoy de manera pública el presidente Jimmy Morales Cabrera durante un acto en el Palacio Nacional de la Cultura, relacionado con la política de reparación o resarcimiento a las comunidades afectadas entre 1977 y 1983 por la construcción de la hidroeléctrica de Chixoy en San Cristóbal Verapaz, Alta Verapaz.

Sin embargo, no fue posible pedir al mandatario una ampliación de sus palabras en tal sentido, ya que inmediatamente después de dar por concluida la actividad mencionada se retiró para atender su agenda del día. El jueves habló sobre rumores “bien fundamentados” que le han advertido sobre la posibilidad de un golpe de Estado contra su gobierno. Ayer, sus funcionarios dijeron no tener conocimiento de eso.

A propósito de que “se vienen cosas difíciles” para Guatemala, trató de aclarar de inmediato que “no estoy hablando nada nuevo…” En cuanto a lo del resarcimiento dijo que “una política pública para que se convierta de Estado tiene que trascender gobiernos. Guatemala debe darle continuidad a todo lo que se ha propuesto, no importa de quién sea, nosotros estamos cumpliendo con lo que nos comprometimos”.

La obra –iniciada en abril de 1977, concluida el 27 de noviembre de 1983 y en servicio en 1986– perjudicó a 1,246 familias indígenas de las Verapaces, porque sus ancestrales terrenos fueron inundados para crear la represa. Los perjudicados cobraron en 2016 una indemnización de Q107 millones, este serán Q182 millones –Q60 millones para cubrir al resto y Q120 millones de pago colectivo–.

A través de Carlos Chen Osorio, la Coordinadora de las Comunidades Afectadas por la Hidroeléctrica Chixoy (Cocahich), dijo al mandatario que “estos dos años nos han dejado muchas enseñanzas y aprendizajes de los procesos en la búsqueda de la justicia”, pero pidió el apoyo presidencial para la entrega de los fondos que los pobladores esperan recibir en el presente periodo fiscal.

“Estamos cumpliendo con una política que fue autorizada en el 2014, que en el 2016 se cumplió al cien por ciento con el presupuesto asignado y hoy la instrucción ya no la tengo que dar, ya fue dada, está programada la entrega y se va a cumplir”, garantizó Morales al responder a Chen. La política de reparación a la comunidades quedó aprobada por el Estado en noviembre de 2014.

En detalle

< El proyecto Chixoy tenía en 1975 el costo original de US$825 millones, más intereses, pero por un error de ingeniería en la construcción del túnel de aducción que lleva el agua del río hacia las turbinas hubo necesidad de reforzarlo, lo cual incrementó el monto.

< La hidroeléctrica está situada en la unión de los ríos Chicruz, Salamá y Negro, entre Cubulco, Baja Verapaz, y San Cristóbal Verapaz, Alta Verapaz. Su capacidad de generación es de 300 megavatios, suministra un 26 por ciento de la producción nacional de energía.

< La construcción de la obra física más grande de la República de Guatemala implicó el desalojo de 2,329 familias de 33 comunidades de varios departamentos ubicados a su alrededor, las que hace dos años comenzaron a ser resarcidas individual y colectivamente por el Estado.

< El plan de compensación por los daños causados en 72 áreas –con duración de 15 años que finaliza en el 2029– incluyó para los primeros dos la erogación de Q139 millones y Q182.4 millones a cancelar a los damnificados o sus descendientes en el 2017.

(Notas relacionadas)

 

Etiquetas: