Viernes 17 Febrero 2017
Nación

“El Smurf” y “el Lobo” sospechosos de ordenar ataques a taxistas

Cuatro de los cinco asesinatos podrían atribuirse a la pandilla Barrio 18, según pesquisas iniciales.

 

Aldo Dupié Ochoa Mejía, alias Lobo, y Rudy Francisco Alfaro Orozco, alias Smurf, son líderes de la mara Barrio 18. Por: Redacción elPeriódico

Dos de los líderes de la pandilla Barrio 18, reclusos en Fraijanes I, son los sospechosos de ordenar cuatro de los cinco ataques contra taxistas del pasado 14 de febrero. Uno de ellos es Rudy Francisco Alfaro Orozco, alias el Smurf, en prisión desde 2009 por asesinato y que según autoridades coordina extorsiones desde la prisión.

Ese centro alberga a otro posible responsable de los ataques, Aldo Dupié Ochoa Mejía, alias el Lobo, también miembro de la Rueda del Barrio 18, la cúpula de la pandilla.

El Smurf es conocido por reconocer asesinatos en público y recordado por algunas de sus declaraciones a los medios. En 2010 dijo al Diario La Hora, “queremos la paz con el pueblo de Guatemala”, según un video disponible en YouTube.

Pero esa habría sido nada más que una buena intención, ya que, según fuentes del Ministerio de Gobernación, los recientes asesinatos de taxistas habrían sido ordenados por ambos líderes para generar temor y aumentar el cobro de extorsión.

El Lobo fue uno de los líderes del Barrio 18 que se adjudicó el asesinato de el Arjona, un pandillero que supuestamente ordenó colocar bombas caseras en un bus de San José Pinula. Además, Ochoa Mejía también participó del festejo navideño de 2015 en Fraijanes I, en el que hubo licores, baile y se permitió que las familias pernoctaran dentro del penal.

El mantener beneficios dentro de la prisión es visto por fuentes cercanas al sector justicia como punto de negociación o acuerdos a cambio del cese de ataques contra ciudadanos, lo cual fue desmentido por el titular de la cartera del Interior, Francisco Rivas.

Destituyen a personal penitenciario

Desde agosto de 2016, Presidios ha destituido a 16 funcionarios por faltas a los protocolos de seguridad en los centros de privación de libertad. La mayoría de sanciones se les aplica a los guardias, indicó el portavoz de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP), Rudy Esquivel.

Otros 50 expedientes están en análisis y podrían derivar en remoción, añadió Esquivel. Además de las destituciones, la DGSP ha suspendido a 45 trabajadores por un mes y sin goce de salario.

Sin indicios sobre desestabilización

El titular de la cartera del Interior, Francisco Rivas, indicó que aún no hay elementos para considerar que hay un plan de desestabilización, como lo mencionó el vicepresidente Jafeth Cabrera, ni como un escenario ante el retiro del Ejército de los patrullajes de seguridad ciudadana.

“Las estructuras fueron golpeadas con operativos masivos y la ola de violencia puede ser producto de la reconfiguración de los grupos”, precisó.