Martes 17 DE Octubre DE 2017
Nación

La SAT sindica a pastores quetzaltecos por defraudación

Los líderes cristianos se dedicaban a la venta de lotes y construcción de viviendas a precios superiores a los reportados en las facturas de compraventa.

Fecha de publicación: 12-02-17
Allanamientos fueron practicados la mañana de ayer en la iglesia cristiana Bethania de Quetzaltenango por el Ministerio Público. (Foto: stereo 100) Por: Cindy Espina [email protected]
Más noticias que te pueden interesar

Después que el presidente Jimmy Morales acompañara al pastor Byron Buanerges Sales Curiel en el cierre del Congreso Cristiano Visión 2017 en la iglesia Bethania en Quetzaltenango, el líder religioso fue capturado por oficiales de la Policía Nacional Civil (PNC).  A Sales Curiel y a su socio Efraín Roderico Avelar Díaz -prófugo de la justicia-, también pastor y cantante de música cristiana, el Ministerio Público (MP) los acusa de defraudar al fisco.

La denuncia fue interpuesta por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) ante la Fiscalía de Delitos Económicos y fue el ente investigador el que determinó que Grupo Inmobiliario de Occidente S.A. -propiedad de Sales Curiel y Avelar Díaz-, cuya sede es en las instalaciones de la Iglesia Bethania había defraudado a la SAT en Q14.9 millones. Si se suman las multas y los intereses por el incumplimiento fiscal, la empresa de los pastores adeuda a la institución recaudadora un total de Q46 millones.

Según el Ministerio Público, la inmobiliaria no pagó entre enero y diciembre de 2008 el Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto Sobre la Renta (ISR) e Impuesto de Solidaridad, ya que el precio de la compraventa de los lotes y la construcción de viviendas en Quetzaltenango era superior al reportado por la empresa en sus facturas y en el Registro de la Propiedad para el pago de tributos.

¿Cómo operaban?

La mañana del sábado 11 de febrero sorprendió a los habitantes de Quetzaltenango con allanamientos en la sede central de la iglesia evangélica más grande de la zona y también en las instalaciones de Grupo Inmobiliaria de Occidente. Esta empresa construyó los residenciales Valle de las Rosas y Valles de las Gardenias, en donde vendió lotes a Q50 mil, pero las facturas emitidas fueron por Q1,000 y bajo ese mismo precio fueron inscritos en el Registro de la Propiedad.

Posterior a la venta de estos terrenos a sus clientes, los cuales en su mayoría eran feligreses de la iglesia Bethania, la inmobiliaria de los pastores les ofrecía la construcción de viviendas, pero para realizar la transacción no entregaban facturas. Pero este no era el único negocio de los líderes cristianos, las investigaciones del Ministerio Público revelan que dentro de la sede religiosa también había una entidad bancaria, que daba préstamos por el precio total del inmueble a las personas que compraban los lotes y las casas.

Antecedentes

De los sindicados por defraudación fiscal, solo Avelar Díaz se encuentra prófugo de la justicia. Según el MP, este podría encontrarse en Estados Unidos, por lo que el Ministerio de Gobernación realizará los trámites para que se pueda efectuar su captura internacional, explicaron las autoridades investigadoras. Al también pastor se le conoce por su carrera musical. En Internet puede encontrarse su canción Cada latido de mi corazón, sin embargo, a él ya no se le ha visto desde enero de 2016, después de que escapara de una gran persecución policial que finalizó en la vivienda de su familia. Esto ocurrió después que Avelar Díaz fuera denunciado por su exsocio Dionidas Ismael Velásquez Orozco de supuesto intento de homicidio por desacuerdos que estos habían tenido en la ejecución de sus negocios.

Señalados de estafa


El periódico El Quetzalteco documentó, en octubre de 2013, que los pastores Byron Buanerges Sales Curiel y Efraín Roderico Avelar Díaz enfrentaron juicio por supuesta estafa. Según la denuncia, los afectados compraron en 2008 viviendas en el residencial La Arboleda y, pese a que habían pagado las casas al contado, estas no fueron entregadas de inmediato, sino que las recibieron hasta 2010. Vecinos cercanos a ese condominio señalan que los contadores de electricidad tienen aparatos denominados “diablitos”, los cuales alteran el registro de consumo, con el fin de disminuir el total de la factura eléctrica.

Q400 mil
era el precio máximo por la compraventa de los lotes y casas en Grupo Inmobiliario de Occidente.