Lunes 17 DE Febrero DE 2020
Nación

Llevando dos canasta navideñas, exsuegra del hijo de Jimmy Morales acude a juzgado para recibir imputación de fraude

Abdy Estrada –acompañada por su hija Andrea– cumple audiencia de primera declaración del caso Botín: Registro de la Propiedad, que tiene en prisión a Sammy y José Manuel Morales, así como a Mario Estuardo Orellana, esposo y padre de ambas, respectivamente.

 

Fecha de publicación: 31-01-17
Por: Tulio Juárez

 

En el Juzgado Sexto Penal se desarrolla desde temprana hora la audiencia de primera declaración de Abdy Estrada de Orellana, quien recibe del Ministerio Público (MP) la imputación de haber cometido el delito de fraude en un negocio que le significó elaborar en el 2013, la cantidad de 564 canastas navideñas para el Registro General de la Propiedad (RGP) y por las que recibió el pago de Q89,958.

De Orellana es la madre de Abdy Andrea Orellana Estrada, exnovia de José Manuel Morales Marroquín –hijo menor del presidente Jimmy Morales Cabrera y la primera dama Hilda Patricia Marroquín Argueta de Morales–, a quien la fiscalía implica junto a su tío Samuel –Sammy– Everardo Morales Cabrera en otro de los escándalos de corrupción administrativa de gobiernos anteriores.

Aparte de los dos últimos, la Policía capturó el pasado 18 de enero a Mario Estuardo Orellana López –esposo y padre de las dos mujeres mencionadas que hoy se encuentran en el Juzgado Sexto, aunque solo la mamá presta primera declaración– involucrados por el MP en la extensión de facturas a través del restaurante Fulanos&Menganos y Plus Espectáculos y Promociones, empresa esta de Sammy. 

Luego de escuchar las preguntas del fiscal y las respuestas de la interrogada en torno a la venta mencionada, la jueza Silvia de León analizará si la liga a proceso, dicta medidas sustitutivas o un auto de prisión preventiva mientras se concluye la fase inicial de investigación. Abdy Estrada de Orellana llegó a la diligencia llevando dos canastas navideñas.

Incluso la contralora del expediente Botín: Registro de la Propiedad consultó a De Orellana por actividades de su hija. Contestó que “la nena” no trabaja, sino estudia. Contra ninguna de ellas hay libradas, hasta el momento, órdenes de captura. Es más, acudieron ante otro juez el último fin de semana y consiguieron que este ordenara medidas de protección a su favor, porque se consideran hostigadas.