Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Nación

Anomalías respaldan cese de contratos en Salud

Sindicalistas afirman que se trata de despidos masivos, autoridades ministeriales aseguran que es el proceso normal de renovación de contratos.

 

Fecha de publicación: 28-01-17
Integrantes del SIndicato de Salud han realizado manifestaciones para exigir la reinstalación de los trabajadores. Por: Claudia Méndez Villaseñor cmendezv@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

 

En las últimas semanas, la relación entre el Ministerio de Salud y el Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala (SNTSG) ha sido tirante y un tanto hostil.

Por un lado, los sindicalistas han denunciado que 30 mil trabajadores corren el riesgo de perder su empleo ante el retraso en la firma de los contratos. Mientras que autoridades del Ministerio señalan que el proceso es lento y burocrático, pero tiene previsto recontratar a por lo menos 29 mil 400 trabajadores, el 98 por ciento de este rubro.

A los otros 600 trabajadores se les rescindirá contrato, debido a que su desempeño resulta dudoso.

Estos salubristas están implicados en redes que, de alguna forma, promueven situaciones de caos y desorden en la cartera, dijo Edgar González, viceministro administrativo de Salud.

Según el funcionario, podrían estar involucrados en situaciones irregulares que han provocado el deterioro de procesos administrativos y financieros.

Por ejemplo, solo en el uso de vehículos asignados a la cartera, era notorio el descontrol. “En las noches no había carros disponibles y en la mañana el parqueo estaba lleno. Eso significa que utilizaban los vehículos para uso personal”, mencionó el funcionario.

Se ha evaluado esta situación y se han identificado personas que tendrían intereses en beneficiar a otros, supuestamente a cambio de algo. “Es como favoritismo y hay resistencia a entender que los vehículos están al servicio de los trabajadores y no solo de un grupo”, añadió González.

El Viceministro refirió que ese tipo de comportamiento se reprodujo en otros niveles. El caso del personal encargado de agilizar viáticos o pagar los servicios que se resistía a hacerlo. O en otras situaciones, el personal incumplía con las comisiones que se le asignaban y luego presentaba informes falsos.

En el área laboral, hubo quienes manejaron expedientes de manera anómala, y había retraso en expedientes de pago de prestaciones a los trabajadores, por ejemplo. “Encontramos que no hay archivos o carpetas mohosas de negociaciones históricas”, añadió González.

Presiones

Lucrecia Hernández Mack, ministra de Salud, recordó que por presiones de los sindicalistas, como las actuales, la cartera se vio obligada a recontratar a las personas que protegía el SNTSG. “Las unidades ejecutoras estaban sin recursos para pagar esos salarios porque no habían sido programados”, dijo la funcionaria. “Como las reinstalaciones fueron lentas por la falta de fondos, tomaron 19 direcciones de áreas de salud, así fue como las encontramos”, recordó.

“No quisiera que se repitiera lo que ocurrió en 2016, se generaron presiones para contratar gente no idónea. Esas medidas de hecho empujan a la administración pública a hacer este tipo de cosas”, agregó Hernández Mack.

Etiquetas: