Miércoles 25 Enero 2017
Nación

Con nuevo aporte –de US$7.5 millones– Estados Unidos suma US$36 millones de apoyo incondicional a la CICIG

Durante entrega simbólica de recursos, embajador Robinson reitera a fiscal general, comisionado internacional y delegada de la ONU el compromiso de Washington en la lucha contra la impunidad y corrupción en Guatemala.

Por: Tulio Juárez / Amalia Martínez

“…aunque hay cambios en Estados Unidos, seguimos comprometidos en la lucha contra la corrupción” –en este país–, ha expresado hoy el embajador Todd Robinson al realizar la entrega simbólica de un cheque por US$7.5 millones como aporte de su pueblo y gobierno a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

En el acto protocolario celebrado en la sede de esa misión –zona 14 capitalina– participaron el comisionado Iván Velásquez, la fiscal general y jefa del Ministerio Público (MP) Thelma Aldana, y Rebeca Arias, Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas (SNU) y representante del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

Durante su mensaje, Robinson destacó que el nuevo financiamiento se aporta como parte del mandato dado por el Congreso estadounidense, el cual muestra la seriedad del compromiso de su gobierno y del apoyo recibido de ambas partes –demócratas y republicanos– ya que aunque  hay cambios los EE. UU. siguen comprometidos contra la corrupción.

En referencia a los esfuerzos de país, el diplomático citó: “… tenemos que continuar y lo hacemos junto con el presidente de Guatemala y su gobierno, y dirigentes y ciudadanos que buscan un mejor futuro para todos”. Mencionó que desde el 2008 –cuando la Comisión Internacional se instaló– Estados Unidos le ha donado US$36 millones.

“Hoy nos complace la donación de 7.5 millones de dólares adicionales: este consta del compromiso anual de 5 millones de dólares, más 2.5 millones para apoyar a la oficina de la CICIG en Quetzaltenango”, que inició labores a finales del año pasado y ya logró una captura gracias a las amplias investigaciones de extorsiones en ese municipio, indicó.

En tal sentido, el embajador destacó que de esa manera se envía el importante mensaje de que al fortalecer los esfuerzos anticorrupción fuera de la ciudad capital, la Comisión Internacional y el Ministerio Público con su excelente labor también pueden intensificar las oportunidades de mayor prosperidad para Guatemala.

Confianza renovada

En su discurso, el comisionado Velásquez trasladó al embajador Todd Robinson su agradecimiento por el aporte económico que para él, en lo personal, significa además la reiteración del pueblo y gobierno estadounidense en “la confianza que afortunadamente gozamos en el pasado y en el presente”.

“Es nuestro sentimiento de gratitud con el gobierno y el pueblo de Estados Unidos, porque hemos sentido desde el principio de la CICIG, pero en lo que corresponde durante los más de tres años que llevo yo al frente de la Comisión, un absoluto respaldo que ha permitido que podamos desarrollar nuestras acciones de la mejor manera…”, dijo.

Indicó que la contribución ya no solo es dirigida a la sede central sino que se amplía a la de Quetzaltenango, y además abre la futura posibilidad de descentralizar y regionalizar la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) y la Comisión Internacional, como entes total y permanentemente comprometidos con la aspiración de cambios.

También refirió que como producto del conocimiento adquirido en el ejercicio en la actividad investigativa, como eje central de la función del mandato, y de las garantías para que no se repitan estructuras criminales y aparatos clandestinos, se identificó la necesidad urgente de una reforma al sistema de justicia.

Precisamente eso los llevó a impulsar con la fiscal Aldana, el procurador Jorge De León y la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, una reforma constitucional del sistema de justicia para modernizarlo, que permita y garantice la independencia en el actuar de jueces, magistrados, el MP y Corte de Constitucionalidad.

El jefe de la CICIG dijo confiar en que en febrero el Congreso retome la discusión y vote para aprobar la iniciativa de modificaciones a la Constitución en el capítulo del Sector Justicia, a lo cual “nos ayuda también la cooperación internacional y particularmente Estados Unidos para que podamos tener en nuestra comisión un equipo de apoyo…”

A su criterio, de nada vale realizar investigaciones fuertes si no se posee un sistema de justicia independiente,  ajeno a las influencias que se ejercen respecto de los juzgadores… de nada valdría esta lucha contra la impunidad y la corrupción, si no existe una estructura sólida del Organismo Judicial que permita resolver adecuada y oportunamente.

Iván Velásquez también habló de la práctica nociva del retardo malicioso: A la hora de hoy, los casos del 16 de abril 2015 (La Línea) no están en debate, pero no por inoperancia del MP sino por la forma en que todavía opera el sistema judicial, y otros del 2014 todavía no tienen sentencia.

Baluarte anticriminalidad

“Agradecemos al pueblo y gobierno de Estados Unidos este nuevo aporte que va a fortalecer a la CICIG, a la sede en Quetzaltenango y desde luego al Ministerio Público por el traslado de capacidades y las investigaciones que realizamos, ha sido un verdadero baluarte para la lucha contra la criminalidad”, manifestó la fiscal general Aldana.

“MP y CICIG hemos realizado esfuerzos para luchar contra la criminalidad y la impunidad en el país, hemos avanzado en investigaciones importantes para desarticular estructuras criminales, pero también con nuestro trabajo hemos contribuido al movimiento reformista que se gestó en Guatemala desde abril del 2015”, precisó.

Repitió su pensamiento de que ese evento no fue una ola revolucionaria sino un movimiento reformista y que así lo contempla el Informe de Desarrollo Humano Nacional del PNUD, lo cual se mantiene y necesita de instituciones sólidas, y esa es la misión de un autónomo MP y la CICIG que han coadyuvado en el despertar de la conciencia ciudadana.

ONU elogia

Rebeca Arias, Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas (SNU), elogió la confianza depositada por la comunidad internacional en el desempeño de la CICIG a través de los aportes brindados desde que se estableció –en 2008– en esta nación centroamericana.

Además, agradeció al gobierno de Estados Unidos la contribución de US$7.5 millones que suman en total US$44 millones y medio que ha aportado a la Comisión desde el inicio. Es una lucha por la cual estamos comprometidos todos y para Naciones Unidas es importante que no solo se realice en Guatemala sino en otros países, insistió.

La representante de la ONU concretó que entre los impactos negativos de la corrupción se tiene que atenta contra el Estado de derecho y el desarrollo sostenible, porque impide reducir la pobreza y el hambre, brindar educación, lograr un crecimiento económico sostenible y proteger el medioambiente.

Dentro de los objetivos del SNU, continuó, se incluye que “con la gobernabilidad democrática de los países incluimos metas importantes al fortalecimiento del Estado, se busca que tenga instituciones transparentes, (pero) esto no se va a lograr ni los demás si no se lucha de manera frontal contra la corrupción”.

Por todo lo anterior, concluyó Arias, es elemental el trabajo que la CICIG está realizando con la desarticulación de redes de grupos clandestinos en el Estado, hubo a la fecha avances importantes, pero todavía falta mucho por hacer.

(Notas relacionadas)