Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Nación

La carta amarga para Jimmy Morales y el panorama de su gobierno

El Presidente vive el momento más crítico de su gestión, ya que su hijo y hermano fueron enviados a prisión por su vinculación a un caso de corrupción en el Registro de la Propiedad, durante el gobierno del PP.

Fecha de publicación: 19-01-17
El mandatario no cambió su agenda de trabajo. Ayer por la tarde saludó al cuerpo diplomático.
Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt

Al presidente, Jimmy Morales le tocó leer ayer la carta más difícil que ha recibido en lo que va de su gobierno. En la misiva, el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) le comunicaban que su hijo José Manuel Morales Marroquín debía presentarse a tribunales para ser arrestado, mientras los noticieros del país transmitían la captura de su hermano Samuel Morales.

“Se ha recabado evidencia del probable compromiso penal de su hijo José Morales Marroquín. Por ese motivo, la jueza sexta de Primera Instancia Penal ordenó al director de la Policía Nacional Civil la inmediata detención de su hijo”, indica la carta

El mandatario no detuvo su agenda pública y privada, como prueba de que el golpe recibido por la mañana no generaba inestabilidad en su gobierno, pero las personas que compartieron el día con él vieron a un Presidente triste y preocupado.

Las únicas declaraciones que el mandatario ha emitido en relación a la detención de su hijo y hermano, es que les dará el respaldo total y que respetará la aplicación de la justicia en el país.  Eso lo dijo después de la inauguración de una escuela en Retalhuleu. Una hora antes había publicado en su cuenta de Twitter: “El imperio de la ley debe prevalecer sobre todas las cosas”.  Por la tarde se le vio tomado de la mano de la primera dama, Patricia Marroquín, al brindar un informe de labores y saludar sonriente al cuerpo diplomático acreditado en el país.

¿Estabilidad?

El vicepresidente Jafeth Cabrera indicó que continuarán con su plan de trabajo y que la investigación y acusación que enfrentan los parientes de Morales ante el MP y CICIG no representa inestabilidad para su gobierno. “Yo no creo que haya perdida de credibilidad, aquí estamos en un proceso judicial como cualquier otro”, expresó el vicemandatario cuando se le cuestionó que si las acusaciones por actos de corrupción de la familia del Presidente ocasionarían desconfianza en la población hacia su gestión.

Cabrera pidió que no se adelantaran a los hechos, ya que aún no hay una sentencia condenatoria en contra de los Morales, por lo que, si todo se resuelve en los tribunales a favor de estos, los acontecimientos no generarían mayor impacto en la gestión del Presidente.

En torno a este tema, el abogado constitucionalista Jorge Mario García Laguardia opinó que la captura de los familiares del Presidente presenta una situación muy “delicada” para el gobierno de Morales y que esto solo le trae como consecuencia una debilidad política para el Organismo Ejecutivo, esto porque su máxima autoridad se encuentra en una “encrucijada”.  Los señalamientos de corrupción a personas muy cercanas a un mandatario, nunca será algo positivo para un país, dice.

En la actividad en el Palacio, el Presidente estuvo acompañado de su esposa Patricia Marroquín.

En la actividad en el Palacio, el Presidente estuvo acompañado de su esposa Patricia Marroquín.

El abogado constitucionalista explicó que lo recién acontecido es una de las pruebas de que en Guatemala se vive desde hace más de 25 años en un “proceso de transición”, porque a pesar de los cambios que han surgido en las instituciones de investigación criminal, las mafias han sabido restablecerse en las demás entidades del Estado, para lo cual pone como ejemplo a los diputados que conforman el Congreso. García Laguardia señaló que para que exista un verdadero cambio en Guatemala, no solo debe modificarse el régimen político sino que también se debe acabar con los intereses económicos y la intervención extranjera.

Al cuestionarle sobre qué le recomendaría a Morales, este dijo de forma inmediata que le pediría que renuncie “de forma tranquila, y que comprendiera que no tiene las condiciones, equipo y conocimientos para ser Presidente”, concluyó García Laguardia.

Edgar Gutiérrez, director del Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos, dijo que la captura no fue una sorpresa y que era algo que se esperaba que sucediera. Gutiérrez indicó que un aspecto alentador para el mandatario, es que hasta ahora no ha metido la mano y ha dejado que el proceso judicial se desarrolle.

“Creo que la credibilidad la puede perder si en caso él llega interferir en la justicia, pero si él mantiene una distancia actúa de forma objetiva, sería un ejemplo para el país”, añadió el director de Ipnusac.

Al cuestionarle a Gutiérrez cómo la situación emocional afectaría en la gestión del mandatario, explicó que el primer círculo afectivo y de estabilidad ha sido tocado, pero que Morales debe separar la figura de padre a la del Presidente, porque solo así no permitirá que los sentimientos fraternales afecten su racionalidad.

Prometen no interferir

El vicepresidente Jafeth Cabrera indicó que el gobierno que preside Jimmy Morales no interferirá en el proceso judicial que enfrenta José Manuel Morales Marroquín y Samuel Morales. Cabrera añadió que la evidencia de esto es que haya ocurrido la captura del hermano e hijo del Presidente. El 12 de septiembre de 2016, Morales, junto a la primera dama, Patricia Marroquín, dieron a conocer que su hijo podría estar involucrado en un caso de corrupción por haber facilitado facturas y simulado cotizaciones.

 


“Creo que nosotros vamos a seguir con nuestro trabajo, la agenda, y que la ley siga los procesos, sin adelantar que hubo corrupción”.

Vicepresidente Jafeth Cabrera.

“El imperio de la ley debe prevalecer sobre todas las cosas”.

Mensaje emitido vía Twitter por el presidente Jimmy Morales.

“Políticamente el Presidente se debilita. La figura presidencial debe tener autoridad, pero ahora no tiene nada de eso”.

Jorge Mario García Laguardia.