Jueves 17 DE Octubre DE 2019
Nación

Magistrada Stalling obtiene inmueble de su hijo, luego de irregular traspaso

En una publicación realizada ayer por el medio Guatevisión, consignan la adquisición irregular de una finca por parte de la magistrada Stalling.

Fecha de publicación: 17-01-17
Por: Redacción web elPeriódico

Tras dos intentos por realizar la transferencia de una finca propiedad de Otto Molina Stalling, hijo de la magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Blanca Aída Stalling, efectuaron la operación.

La magistrada pasó a su nombre la propiedad de su hijo, quien actualmente se encuentra en prisión preventiva señalado de corrupción en el caso denominado IGSS-Pisa.

Después de tres meses que el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICIG) destaparan el caso de corrupción en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y que favorecía a la farmacéutica Pisa, Molina es señalado de ser el intermediario entre ambas instituciones.

El 14 de agosto de 2015 se intentó realizar el traspaso de una finca ubicada en la colonia Lourdes, zona 17, por medio de un acta buscaban que la magistrada Stalling se apropiara del inmueble de su hijo.

A pesar de presentar el acta al Registro General de la Propiedad (RGP) fue denegada ya que la hoja de protocolo había sido alterada.

El número de hoja fue modificado de 4225961 a 4225962, lo cual convirtió que el documento fuera declarado como fraudulento por el departamento criminalístico forense del RGP se percató de la alteración y rechazó la solicitud de traslado.

Por lo cual el 23 de septiembre de 2015 presentaron un nuevo documento con los datos correctos, permitiendo que se oficializara el traspaso y la propiedad estuviese a nombre de la magistrada.

Stalling recibió de su hijo la propiedad bajo el ‘contrato de donación entre vivos de bien inmueble’.

Expertos en bienes inmuebles consultados por Guatevisión consideraron que es un procedimiento habitual en personas que enfrentan un proceso judicial, con el cual pretenden que los bienes pasen a nombre de familiares para evitar la extinción de dominio.