Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Nación

“Uno vende a quien le compra, así funciona el mercado” Roberto López Villatoro

Así explica Roberto López Villatoro (RLV), el supuesto obsequio de un apartamento al juez Giovanni Orellana, que de acuerdo con el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), constituyó un soborno para que seleccionara a magistrados afines en la Corte Suprema de Justicia. El abogado concedió la entrevista apoyado por su hijo Sergio Roberto, que está por graduarse de la misma profesión que su padre, y el abogado Fernando Porras Peñate.

Fecha de publicación: 16-01-17
Roberto López Villatoro Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿Cómo se enteró de la investigación?

– (RLV)La negociación generó mucho ruido, porque el apartamento se compró a unos hermanos en disputa. Ellos hablaban de que iban a poner la denuncia a CICIG, y en el gremio se escuchaban rumores. Yo pregunté si había una investigación en contra mía.

¿Cómo conoció al juez Orellana?

– (RLV)En la Facultad de Derecho. Él se postuló dos veces para decano en mis tiempos de estudiante. Él no fue mi profesor, pero era muy conocido, respetable, jugador de fútbol. Yo conozco muchos abogados y así se establecen vínculos, relaciones; la empatía y la amistad surge de forma natural.

Usted ha reconocido su capacidad de movilización gremial…

– (Corrige) He tenido una participación activa en el gremio de abogados.

En ese campo, ¿cuál era su relación con Orellana?

–  (RLV) Al principio no le apoyé. Cuando él participó, yo apoyé a otros candidatos. A veces se coincide y se va en un mismo grupo, a veces en otro. Así con las elecciones en la Facultad y para el Colegio de Abogados.

¿Por qué no?

– (RLV) Porque usted tiene amigos y luego decide quién le habló primero, con quién tiene más afinidad o amistad o se cree que tiene las calidades para llegar.

¿A quién apoyó?

– (RLV) A Bonerge (Mejía). Y después apoyé a otro. Las elecciones son muy dinámicas.

Según el MP y la CICIG, permitió al magistrado habitar el apartamento durante varios meses sin que él haya pagado.

– (Interviene su hijo Sergio Roberto). Para entender eso, hay que entender la operación total: comienza con un acercamiento del señor Edgar Montenegro Divas con el notario Gustavo Ortiz, que representaba a los hermanos Escobar Ulloa. Ellos ofrecen el apartamento y, por estar a buen precio, se celebra la compraventa, en la que Daniel Escobar Ulloa comparece con un mandato, en representación de sus hermanos y entregan las llaves del apartamento para hacer la remodelación. Nosotros quedamos a la espera que se inscriba el testimonio de la escritura pública, para hacer el segundo pago. En ese ínterin ya se tenía el contacto de que Orellana quería adquirir ese apartamento. Como la inscripción se estaba retrasando, se celebra un contrato de arrendamiento con opción a compra. Tras seis meses, nos dicen: “inscríbanlo ustedes”. Se procede a la inscripción del inmueble en el Registro de la Propiedad y sale rechazada porque el bien está inmovilizado por uno de los hermanos. Él nunca firmó ningún mandato y había iniciado un proceso penal por falsedad contra sus tres hermanos.

(RLV) Nosotros somos víctimas de estafa.

(Hijo) No se llegó a consumar porque acordaron que don Vicente Rafael (a quien le falsificaron la firma) desistiría del proceso contra sus hermanos. Orellana no tenía los suficientes fondos para comprar, gestionó un préstamo.

Enseguida, muestra una fotocopia del cheque por Q1 millón 550 mil, girado de una cuenta bancaria a nombre de Eddy Giovanni Orellana Donis a favor de Inmobiliaria López Gudiel. El documento, rellenado a máquina, lleva fecha 12 de febrero de 2015, y pone como referencia “Pago Apto.”. Según el MP y la CICIG, la empresa Nico (vinculada con López Villatoro pagó a los hermanos Escobar Ulloa) por los apartamentos con varios cheques en dólares que suman Q939 mil.

¿Le paga a Inmobiliaria López Gudiel y no a Nico, S.A.?

– (RLV) Ambas son empresas familiares. Teníamos una emergencia y en esa empresa necesitábamos dinero para pagar planilla, se pide que se haga el cheque a nombre de esta empresa, que además era la única que tenía cuenta en el banco .

(Hijo) La primera compraventa la efectúa Alta Seguridad en Servicios. Esa compraventa se rescindió porque el mandato de los hermanos era fraudulento. La empresa que hace los pagos es Nico, S.A., que es con la que teníamos fondos en ese momento.

¿Eso puede parecer que se manejan varias empresas para ocultar la ruta del dinero?

– (RLV) Al contrario. La ruta del dinero es nuestra defensa y somos los primeros interesados en que se aclare. El licenciado Orellana tendrá que explicar cómo obtuvo el préstamo.

¿Le ha vendido propiedades a otros jueces o funcionarios judiciales?

– (RLV) Uno vende a quien a uno le compra. Así funciona el mercado.

No ha de ser difícil ubicar si les ha vendido a otros jueces…

– (RLV) Vender no es ningún delito.

Pero puede ilustrar cuán común es que negocie con jueces.

– (RLV) Son negocios ocasionales y de oportunidad. Estamos luchando por la vida para ver cómo nos ganamos unos centavos. Es de lícito comercio.

Usted es un operador político en las elecciones…

– (RLV) Yo soy un líder gremial, desde mis tiempos de estudiante. Es legítimo y un derecho constitucional.

Ejerce un liderazgo gremial y negocia con funcionarios que tienen cierto poder en un campo en el que usted cuenta con cierto interés.

– (RLV) Tendrían que ser específicos y decir si yo obtuve una resolución favorable o algo, que yo violé la ley o la ética.

-(Interviene su hijo) Ellos intentan vincular este regalo con que Giovanni Orellana apoyara a Silvia Valdés y Vitalina Orellana.

(RLV) Ellos son amigos, yo no.

Giovanni Orellana fue uno de los contratistas que el FRG benefició cuando usted era esposo de Zury Ríos y su hermano era diputado del FRG. ¿Ese podría ser otro vínculo?

– (RLV) Con Orellana éramos opositores en grupos gremiales. Eso lo desconozco.

En su bufete trabajó Alba Ruth Sandoval Guerra.

– (RLV) Nos prestó servicios notariales, al igual que muchas personas.

Y ella ocupó un puesto de confianza para Vitalina Orellana.

– (RLV) Todos tenemos familia, amigos y vínculos de confianza. Eso es irrelevante.

(Interviene su abogado) Yo no veo relevancia legal en ese aspecto, porque de la misma forma usted puede conocer a su jefe, ir a fiestas de cumpleaños de sus hijos y posteriormente van a tomar rumbos distintos sus vidas. ¿Podrá usted responder por haberlo abrazado o haber sido amigos?

Se establece un nivel de cercanía.

– (RLV) Lo malo es que estos cuatro hermanos sean capaces de falsificar una firma, y que tomen su testimonio como verdadero.  (Abogado) Y que solo tomen su testimonio para fundamentar este caso y que no tomen en cuenta el resto.

Etiquetas: