Viernes 14 DE Diciembre DE 2018
Nación

“Continuamos con las cifras vergonzosas de que uno de cada dos niños nace con desnutrición crónica” Jorge de León Duque, Procurador de los Derechos Humanos

El Procurador de los Derechos Humanos manifestó en esta entrevista su preocupación por los retos en temas de desnutrición, violencia contra la mujer, educación y salud. Asimismo, habló del perfil de los candidatos a dirigir la institución.

Fecha de publicación: 16-01-17
Jorge de León Duque, Procurador de los Derechos Humanos Por: Rony Ríos elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿Qué retos enfrenta la institución  este año?

– La independencia del Procurador de los Derechos Humanos (PDH), fortalecer no solo lo administrativo sino lo sustantivo para que la institución genere confianza en la población, que sepan que la vamos a acompañar y resolver los casos dentro de nuestro mandato. También que la cooperación internacional confíe en la PDH, lo cual se ha visto reflejado con apoyos económicos para proyectos. La desnutrición es la enorme prioridad como Estado, pero para solucionarla tenemos que unirnos todos, sector privado, gobierno, sociedad civil que a veces están apáticos.

¿Cuáles son las denuncias de violaciones a los derechos humanos más frecuentes?

– El tema que más esfuerzo y que más se ve reflejado en las denuncias es el de salud, principalmente del Seguro Social. Entre el 35 y el 40 por ciento de las denuncias son por el tema de la salud a nivel nacional, por la mala atención a los pacientes, falta de medicamentos, ausencia de médicos, largos plazos en las citas. La violencia contra la mujer y violencia sexual ocupan el segundo lugar, es verdaderamente espantoso. La violencia sexual en contra de niños y niñas, en un alto porcentaje cometidas por el núcleo cercano a los menores. Es una cultura que se replica y que no respeta estratos sociales. Es una cultura triste, retrógrada y machista. El hombre se cree dueño del cuerpo de su hija, hijo, cónyuge y comete abusos.

¿Puede mencionar los principales logros del PDH en atención a las víctimas?

– Cuando se trata de violencia contra las mujeres fiscalizamos lo que hace el Ministerio Público (MP), el seguimiento que le dan los jueces, las sentencias, que es lo que nos compete como mandato, fiscalizar y decir a los jueces lo que no están haciendo bien, lo mismo con el MP o con cualquier institución del Estado. También denunciamos violaciones al derecho a la alimentación, diría que es el mayor de los flagelos, seguimos con un Estado incapaz de garantizar el derecho a la alimentación, continuamos con las cifras vergonzosas de que uno de cada dos niños nace con desnutrición crónica.

Sobre las denuncias relacionadas con salud y educación, ¿qué hizo el PDH el año pasado?

– En la salud presentamos denuncias, anunciamos el colapso del sistema desde hace más de un año, hacemos monitoreos y supervisamos los hospitales del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y los nacionales. En educación supervisamos la gratuidad en las escuelas, hemos denunciado la lamentable infraestructura, la falta de docentes, la deserción que cada día aumenta, la cobertura va disminuyendo y la educación es de pésima calidad.

Su mandato finaliza en agosto, ¿planea reelegirse?

– Analizo la posibilidad de participar o no, hoy genuinamente mi atención e interés está en finalizar el periodo de cinco años, dejar ordenada la casa y mantener la independencia. No es un tema que me tenga preocupado, ni siquiera he pensado en eso.

En ese sentido, ¿cuál debería ser el perfil de los participantes?

– Tenemos que estar pendientes de que el próximo PDH domine el tema de derechos humanos; que esté sensibilizado con la realidad nacional; que no tenga antecedentes de violaciones o posturas radicales en temas de defensa de derechos humanos; probidad, por supuesto; una persona íntegra y transparente que esté dispuesta a rendir cuentas con todo, no solo con manejos administrativos sino con manejos económicos; ese debería ser el perfil.

¿Ha recibido apoyos para continuar al frente de la institución?

– Algunas personas me han animado a participar, gente de sociedad civil, comunidad internacional, pero yo les he dicho que estoy con el compromiso de continuar, finalizar bien los cinco años, tratando de lograr lo que pudo haber quedado inconcluso y rectificar donde nos hemos equivocado. No ha habido nada formal. Lo más valioso es haberme mantenido fiel a mis principios y creencias, eso me da una tranquilidad que no tiene precio.

Etiquetas: