Viernes 24 DE Mayo DE 2019
Nación

Guatemala aún vive enfrentada y los Acuerdos son una agenda pendiente

Activistas de derechos humanos, miembros de la sociedad civil y funcionarios participaron ayer en un conversatorio sobre la firma de la paz en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Fecha de publicación: 30-12-16
Protagonistas hace 20 años de la firma de los Acuerdos fueron invitados a un acto celebrado en el Palacio Nacional de la Cultura. Por: Ferdy Montepeque elPeriódico

El alto al fuego no trajo consigo la paz al país. Tras 20 años de haber finalizado el conflicto armado interno en Guatemala, la principal deuda de esta nación es no haber construido una sociedad libre de violencia e impunidad. Esa fue la conclusión a la que llegaron ayer activistas de derechos humanos y actores de primera línea durante las negociaciones de los Acuerdos de Paz firmados el 29 de diciembre de 1996 por el Estado y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).

Luego de la firma de los Acuerdos se inició la reducción del Ejército y la desintegración de los grupos guerrilleros, además de la conformación de nuevas instituciones como la Policía Nacional Civil (PNC); pero existe una segunda etapa que aún está inconclusa: la construcción de la paz por medio de garantizar la seguridad y el desarrollo integral de la población, indicó Frank La Rue, subsecretario general de la UNESCO para la Comunicación e Información.

 “La negociación fue más exitosa de lo esperado. La etapa de construir la paz con toda la solidaridad y apoyo de la comunidad internacional fue deficiente, el mismo gobierno que firmó la paz no fortaleció la institucionalidad (…), no es la paz la que falló porque la etapa de hacer la paz se cumplió bien, fue la etapa de construir la paz el que no logró interpretar las necesidades de Guatemala”, dijo La Rue.

Frank La Rue en el conversatorio realizado en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Frank La Rue en el conversatorio realizado en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Paz para los muertos

A Rosalina Tuyuc, activista de derechos humanos, el enfrentamiento armado la dejó viuda y huérfana. Después de eso decidió apoyar la búsqueda de desaparecidos durante el conflicto. Ella dice que en dos décadas las condiciones no han cambiado mucho y que aún persiste la exclusión de los pueblos indígenas.

“Mientras los vivos necesitamos paz, también nuestros muertos torturados. Necesitamos la paz de los vivos, pero también la de nuestros muertos y por ellos es nuestro trabajo. En los próximos 20 años esperamos que podamos alcanzar un país multicultural y multilingüe donde los pueblos indígenas seamos parte de este”.

Para Helen Mack, directora de la Fundación Mirna Mack, los Acuerdos de Paz firmados hace 20 años siguen estando tan vigentes como las reformas a la Constitución que se propusieron este año al Congreso. Señaló que en el país aún existen rezagos en acceso a la justicia y combate a la impunidad.

Familiares de militares marcharon y pidieron “el cese de la persecución”.

Familiares de militares marcharon y pidieron “el cese de la persecución”.

Mientras que Raquel Zelaya, integrante de la Comisión Presidencial Negociadora de los Acuerdos de Paz, destacó que luego de la firma de la paz se crearon instituciones como la Defensa Pública Penal y el Foro de la Mujer, pero que aún hay muchos temas pendientes como la integración de la juventud en temas de interés nacional.

Investigan a militares y exguerrilleros

La secretaria general del MP, Mayra Véliz, dijo que actualmente se investigan a altos mandos de la guerrilla y del Ejército en la Fiscalía de Derechos Humanos. Para el próximo año se esperan juicios por la desaparición de Marco Antonio Molina Theissen en 1981 supuestamente a manos de militares; y por las torturas de niños y adultos, entre 1981 y 1988, en la Zona Militar 21 de Cobán Alta Verapaz, hoy conocida como Creompaz. “La justicia no tiene ideología. La justicia es objetiva”, indicó Véliz.

Integrantes de la Fundación Turcios Lima se§ñalaron que no se han cumplido los Acuerdos de Paz.

Integrantes de la Fundación Turcios Lima se§ñalaron que no se han cumplido los Acuerdos de Paz.

 

Jafeth, molesto

A las celebraciones del vigésimo aniversario de la firma de la paz acudió el vicepresidente Jafeth Cabrera, quien al ser cuestionado por posibles decisiones erróneas durante el primer año de administración del FCN-Nación, dijo que no se arrepiente de nada. En tono molesto respondió que algunos medios escritos realizan “crítica destructiva” y publican “mentiras” como el financiamiento electoral ilícito que habría recibido su hijo Jafeth Cabrera Cortés, de parte del supuesto narcotraficante Marlon Monroy, alias el Fantasma.

Una ceremonia maya se realizó en el parque Kaminal Juyú como parte del inicio de la conmemoración de la firma de los Acuerdos.

Una ceremonia maya se realizó en el parque Kaminal Juyú como parte del inicio de la conmemoración de la firma de los Acuerdos.

 

En la noche,  dos niños participaron en el cambio de la Rosa de la Paz.

En la noche, dos niños participaron en el cambio de la Rosa de la Paz.

Cerezo, Arzú y Morales

La orquesta  femenina Alaíde Foppa, en honor a la poetisa guatemalteca que fue víctima de la represión de las dictaduras militares en los años ochenta, se unió con la orquesta del Ejército para el recital de conclusión a las actividades por el XX aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz. Minutos antes dos expresidentes (Vinicio Cerezo y Álvaro Arzú) y el presidente Jimmy Morales mencionaron lo importante que es retomar los compromisos firmados, mientras las autoridades ancestrales indígenas señalaron que el conflicto aún existe, por la situación de pobreza y desigualdad que atraviesa el país.

Cerezo centró su discurso en relatar cómo se logró en 1996 que los dos bandos que habían generado el conflicto armado interno en el país firmaran la paz y señaló que no se le dio seguimiento al establecimiento de una justicia transicional que cesara para siempre el deseo de venganza de las personas que sufrieron la guerra. Por su parte el expresidente Álvaro Arzú instó a continuar con lo acordado y explicó que considera importante que un pueblo tenga un pensamiento conservador, pero que no se quede con este todo el tiempo, sino que esas ideas solo sean el inicio para impulsar el progreso.

Morales dijo que los Acuerdos de Paz son un compromiso de nación, en el cual su gobierno no puede quedarse atrás, por lo que hizo un llamado para que exista una unión y que se retomen los asuntos pendientes en la agenda de paz.

Sin respuesta

Miguel Itzep, coordinador nacional del Movimiento de Víctimas del Conflicto Armado, indicó que el discurso de los exmandatarios y el Presidente no resuelve todas las preguntas que hay en torno al cumplimiento de los Acuerdos de Paz y que en la práctica la situación es aún más complicada.  Itzep indicó que los poderes políticos y económicos no muestran voluntad en llevar a cabo los distintos compromisos, principalmente los relacionados al Derecho Indígena.

El presidente JImmy Morales estuvo acompañado de Álvaro Arzú y Vinicio Cerezo.

El presidente JImmy Morales estuvo acompañado de Álvaro Arzú y Vinicio Cerezo.

 


“Para la vieja izquierda la paz se firmó sola, para la vieja derecha la paz jamás se debió haber firmado”.

Álvaro Arzú,  expresidente  de Guatemala.

“La consolidación de la paz conlleva una verdadera unidad… la paz es un compromiso de todos y debe ser un compromiso permanente”.

Jimmy Morales, presidente  de Guatemala.

“Todo el proceso de la paz caminó muy bien… pero después de la firma hubo algunos problemas que se dejaron a un lado, creyendo que no iban a ser importantes”.

Vinicio Cerezo, expresidente de Guatemala.