Jueves 18 DE Abril DE 2019
Nación

MP investiga denuncias contra exguerrilleros y exmilitares por violaciones a derechos humanos en conflicto armado

Fiscalía específica tiene avanzadas las pesquisas de varios casos, indica secretaria general Mayra Véliz, por lo que audiencias judiciales podrían empezar en el 2017.

Fecha de publicación: 29-12-16
El general Otto Pérez, actualmente en prisión por señalamientos de corrupción, y el comandante del Ejército Guerrillero de los Pobres, Carlos González, firmaron el Acuerdo Final de Paz. Por: Tulio Juárez

La Fiscalía de Derechos Humanos tiene avanzadas las investigaciones abiertas por denuncias presentadas en contra de ex integrantes del Ejército Nacional y de ex grupos rebeldes –alzados en armas durante 36 años–, ha indicado este jueves la secretaria general del Ministerio Público (MP), Mayra Véliz, quien asiste a una de las actividades por la conmemoración de los 20 años de la firma de la paz.

Aunque no mencionó nombres de quiénes son investigados ni detalles al respecto, indicó que esa unidad sigue realizando las averiguaciones de varios casos relacionados con exlíderes y exmandos medios de los entonces insurgentes, al igual que las querellas planteadas hacia exmilitares, ya que como funcionaria de la Fiscalía General recordó que “la justicia no tiene ideología”.

A lo largo del año que está por finalizar, el MP llevó adelante la formulación de cargos penales en algunos de los expedientes judiciales diligenciados por violaciones a los principios fundamentales en las casi cuatro décadas del enfrentamiento armado interno, zanjado el 29 de diciembre de 1996, entre estos uno por la desaparición del adolescente Marco Antonio Molina Theissen hace 34 años (1981).

 

ana-lucrecia-molina-theissen-6106

Familiares de Marco Antonio Molina Theissen, desaparecido forzosamente en 1981 presuntamente por miembros del Ejército, pidieron que se haga justicia en el caso y que los militares acusados enfrenten juicio.

 

Otro proceso –identificado como Creompaz– es por las denuncias de violaciones sexuales a mujeres, desapariciones y muertes violentas cometidas por los entonces militares en lo que en aquella época era la base militar número 21, Coronel Antonio José de Irrisarri, de Cobán, Alta Verapaz, donde en fosas clandestinas el MP recuperó 503 osamentas humanas y 55 restos óseos para un total de 558 víctimas.

 

El Juzgado de Mayor Riesgo A, a cargo de Claudette Domínguez, resolvió dictar arraigo en contra del diputado del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), Édgar Faustino Ovalle, por señalamientos en el caso conocido como Creompaz.

 

Actualmente ahí opera el Comando Regional de Operaciones de Mantenimiento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (Creompaz). Los forenses mediante análisis osteológicos levantaron 387 huesos masculinos, 47 femeninos y de 124 no se pudo determinar el sexo por estar erosionados los restos, aunque sí se identificó a 97 gracias a exámenes de Ácido desoxirribonucleico –ADN–.

Medios de prensa comunicaron en el transcurso de 2016 que en 307 individuos fallecidos pudieron recuperarse 392 artefactos asociados a violencia, así: 212  víctimas con vendas cubriendo las cuencas oculares; 106 con las manos atadas con lazos, 35 con lazos atados al cuello, 24 con los tobillos amarrados de la misma forma, y 14 víctimas con mordazas.

Restos y edades

22 bebés                                           (0 a 3 años)

19 niños                                            (4 a 12 años)

44 adolescentes                             (13 a 17 años)

129 adultos jóvenes                      (18 a 25 años)

314 adultos                          (26 a 29 años)

3 ancianos                           (más de 50 años)

22 sin establecer edades por la erosión de los huesos

5 partes óseas de víctimas sub adultas menores de 18 años

Etiquetas: