Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

Se anuncia año de “Renacimiento” del Sistema Penitenciario

Jimmy Morales explicó que convertirá en condominio la cárcel de Mariscal Zavala, con comisariato y casino.

 

Fecha de publicación: 27-12-16
El cambio total del centro de detención de la Brigada Militar Mariscal Zavala es el objetivo central del proyecto de renovación del Sistema Penitenciario. Por: Antonio Solórzano   elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

No solo las cárceles destinadas a los privados de libertad de escasos recursos están colapsadas, también lo están las que han sido destinadas a exfuncionarios, expresidentes, exministros, exdiputados, exalcaldes, excontratistas, exlavadores de fondos públicos, exmercaderes de polvo blanco… Personas que, por su (¿ex?) importancia en los manejos del Estado y la economía del país, es mejor no mezclarla, por razones de seguridad, con extorsionistas de buses y tiendas, sicarios, mareros y delincuentes de poca monta. Es por eso que el presidente Jimmy Morales inaugurará el 14 de enero, para celebrar los 12 meses de su toma de posesión,  “El Año del Renacimiento del Sistema Penitenciario”. Para esto, ha adelantado en conferencia de prensa, se han ido elaborando una serie de proyectos que sorprenderán por su modernidad y su apego a los derechos humanos y a los tratados internacionales que el país ha firmado.

En lo que se refiere a los reclusorios más conflictivos y desfavorecidos, como la granja penal de Pavón y el preventivo de la zona 18, se han sacado a licitación 15 depósitos de agua, de los medianos, para que los prisioneros y los guardias puedan contar con el vital líquido para sus necesidades higiénicas. Se encuentra aún en discusión, según las autoridades del ramo, la compra de cinco letrinas y unas tres regaderas para evitar las epidemias propias de los penales. Estos insumos se rifarán entre las 21 prisiones del país y se adjudicarán a los centros donde los reos exhiban un mejor comportamiento y muestren cien bolsas de detergente, de marca aún por definirse, en el momento en que el jurado calificador se haga presente.

Ambicioso y vanguardista

Pero el presidente Morales tiene aún un as bajo la manga. Su proyecto más ambicioso, por el que será recordado, según sus palabras, como el presidente más vanguardista de la Historia patria, es la renovación total de la Brigada Militar Mariscal Zavala, donde guardan prisión personajes de la talla del expresidente Otto Pérez Molina y de la reconocida cantante y exdiputada Anabella de León. “El hacinamiento en ese centro es preocupante y, según declaraciones del MP y la CICIG, la población penal seguirá en aumento durante 2017. Es natural que los antiguos empiecen a cobrar la talacha, como ya tenemos noticia y nosotros queremos evitarlo”. El plan del mandatario es construir una ciudadela modelo basada en el concepto arquitectónico del “Neo-urbanismo”, caminable, eminentemente peatonal, con tipologías y viviendas mezcladas –la población del lugar (los reos) aunque a veces sale del lugar, clandestinamente, con apoyo de la autoridad– vive ahí, trabaja ahí, compra y vende ahí (formatos de supermercados y farmacias) y se distrae también ahí, propiciando cines, restaurantes, carritos de shucos, cantinas, bares, canchas deportivas, salones de uso múltiple, instalaciones para conciertos, museos, boliches y casinos. Este concepto arquitectónico trata de minimizar el tráfico vehicular eficazmente e incentivar y favorecer las caminatas de los reos y explotar al máximo las estructuras tradicionales de los vecindarios existentes. La ciudadela estaría pintada de blanco para guardar el ornato, en donde los reclusos podrán adquirir en propiedad casitas o apartamentos en cómodas mensualidades para esperar o cumplir su condena. Los propietarios podrán alquilar cuartos a los reclusos con menos recursos y así irse ayudando.

Esto ya ocurre de una u otra manera, opina el Presidente, y la idea es quitarle al mercado negro el negocio de las “comodidades”. Que el dinero que se adquirió mediante la corrupción vuelva a dinamizar la economía nacional. “Sabemos, por ejemplo, que por muchas restricciones que pongamos, sigue existiendo ahí una circulación desmedida de botellas de whisky de contrabando. Entonces vendámoslas nosotros y los impuestos irán a alimentar las arcas del Estado”, opina Morales. El proyecto sería implementar un almacén al estilo del antiguo Comisariato del Ejército, abierto 24 sobre 24, ya que las parrandas duran ahí, según la Inteligencia del Estado, hasta horas de la madrugada. También se construiría una área de food court con diferentes ofertas, desde hamburguesas y shucos hasta comidas gurmé o de dieta. Esto evitaría lo que el mandatario llama el “tráfico de chicharrones”, que ha provocado en los internos serios problemas estomacales.

Casino Royale

Se maneja, además, la posibilidad de abrir un casino, manejado por el Estado, que financiaría la construcción total del proyecto. “Todo sabemos que con la edad y las carencias propias, la gente se va aficionando a las maquinitas. El aburrimiento es la principal enfermedad del recluso, y es por eso que empiezan a incubar todas esas ideas malsanas y peligrosas, como las de comprar magistrados o funcionarios. Hay que entretenerlos, pero no los vamos a poner a hacer macramé o a pintar monigotes. Que se gasten todo el dinero adquirido con la corrupción jugando al bingo. Con eso recuperaríamos más que expropiándoles todas la fincas y los helicópteros”, expone el mandatario.

La novedad del concepto, se justifica Morales, es que con esto “realmente ganamos todos: gana los buenos, ganan los malos, ganan ellos, ganamos nosotros, como en los programas de Moralejas. Nadie los quiere otra vez afuera. El Sistema Penitenciario debe ayudarlos a resignarse a su suerte. Es mejor mantenerlos bolos y contentos adentro, que haciendo de las suyas en las calles. El capitán Lima, a quien le gustaba financiar partidos políticos para luego andar cobrando las facturas, tenía razón: hay que rentabilizar la desgracia. Qué mejor si es la ajena”, concluyó el Presidente, quien prometió, antes de despedirse, no jugarles ninguna broma pesada a los guatemaltecos este 28 de diciembre, Día de los Inocentes. Ya que con mantenerse en el puesto es suficiente, dijo.

Etiquetas: