Martes 13 Diciembre 2016
Nación

A Q10.6 millones ascienden las exoneraciones presidenciales

Secretaría General de la Presidencia reveló monto del perdón fiscal otorgado por el mandatario Jimmy Morales, no así los nombres de los beneficiarios.

 

La Secretaría General aseguró que la Corporación Fulanos y Menganos no fue beneficiada por el mandatario. (elperiódico > archivo) Por: Evelyn Boche elPeriódico

Las exoneraciones otorgadas por el Presidente por concepto de multas y recargos tributarios ascienden a Q10 millones 696 mil 724.33, de acuerdo con la Secretaría General de la Presidencia. El monto corresponde al perdón otorgado por el mandatario Jimmy Morales a 216 contribuyentes hasta el 10 de octubre pasado.

El dato fue proporcionado a elPeriódico en respuesta a una solicitud de ampliación a la Unidad de Acceso a la Información de la Secretaría General. Inicialmente, informaron que Morales otorgó 216 exoneraciones, de 330 solicitudes, pero no detallaron los montos ni los nombres de los contribuyentes beneficiados.

Lo que sí confirmó la Secretaría fue que la Corporación Fulanos y Menganos no fue beneficiada con ninguna exoneración. En agosto pasado, la compañía presentó una solicitud de exoneración por Q122 mil por multas y recargos de un supuesto adeudo tributario, hallazgo en el marco de una investigación penal por resistencia a la acción fiscalizadora del ente recaudador de impuestos. La compañía está vinculada con un amigo de Morales y diputado al Parlacen por FCN- Nación, Othmar Sánchez.

Los datos de las personas individuales o jurídicas a quienes se les otorgó el beneficio se mantienen bajo reserva debido a la confidencialidad que establece el Artículo 22 de la Constitución, informó la Secretaría.

Los Q10 millones exonerados representan un porcentaje, si se quiere, poco significativo, en un presupuesto general de Q70 millardos para el ejercicio 2016.

Injusticia fiscal

En opinión del encargado de la Unidad de Acción Política del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), Ricardo Barrientos, no importa si es un centavo, pero se debe tener en cuenta las implicaciones de carácter ético y político que suponen el perdón presidencial.

“Es un puñal para la Superintendencia de Administración Tributaria, que está tratando de hacer bien las cosas, pero pierde credibilidad si el Presidente le perdona la sanción a un grupito de sus amiguetes”, añadió Barrientos.

Varios presidentes han ejecutado su facultad, de rango constitucional, para perdonar multas y recargos tributarios. En su calidad de exfuncionario de Finanzas durante el gobierno de Álvaro Colom, Barrientos recuerda que junto al entonces ministro Juan Alberto Fuentes, se oponían a dichas exoneraciones.

agencias

contra extorsiones en el MP podrían funcionar con el monto de las exoneraciones. Cada una supone una inversión anual de Q2.2 millones.

35 meses

de alimentación para los internos del hogar Virgen de la Asunción podrían haberse costeado con los Q10 millones en exoneraciones.

Sin reglas


La facultad presidencial para exonerar multas y recargos tributarios está contemplada en la Carta Magna. Ningún reglamento detalla en qué casos puede otorgarse el perdón o hasta qué montos o con qué frecuencia, de acuerdo con el analista senior del Icefi, Ricardo Barrientos.