Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Nación

“La corrupción es uno de los problemas más graves para el desarrollo del mundo” Per Byman, secretario general de la organización humanitaria sueca

Este año se iniciaron dos proyectos de desarrollo en Chiquimula, para los cuales la organización no gubernamental de Suecia, Radiohjälpen, destinó Q5.7 millones. Per Byman es el secretario general de la organización humanitaria sueca, la cual financia actualmente dos proyectos de apoyo comunitario en Jocotán y Camotán, Chiquimula. En esta conversación el activista habla sobre los objetivos en Guatemala y destaca la correcta utilización de los recursos para generar desarrollo en el área rural.

Fecha de publicación: 25-11-16
Per Byman, secretario general de la organización humanitaria sueca Por: Ferdy Montepeque elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

¿De dónde provienen los recursos  para apoyar los proyectos?

– Solamente del público sueco, lo hacemos como fundraising (recaudación de fondos), hacemos una maratón por varios días para obtener dinero y financiar los proyectos. Esta acción se llama Niños del Mundo.

Actualmente hay dos proyectos, uno es sobre seguridad alimentaria y el otro es con la Iglesia sueca, que se inició en junio pasado y tiene como objetivo la protección de niños y se enfoca en la salud mental y psicosocial de los menores del Corredor Seco.

La corrupción en Guatemala ha impactado, incluso, en proyectos contra la desnutrición, ¿qué piensa de eso?

– No conozco la situación en Guatemala, pero en general la corrupción es uno de los problemas más graves para el desarrollo del mundo, y se pierde tanto dinero y recursos con la corrupción cuando ese dinero no termina en las manos del que lo necesita, y esa es una de las razones por las que la fundación trabaja más con las organizaciones locales, con las comunidades; es más fácil tener una vista completa y ver cómo y en qué cantidad se trabaja. Los que ganan con esa corrupción, ganan con el sufrimiento de los demás y hay un nivel que es bastante feo.

¿Qué necesita un país como Guatemala para reducir la desnutrición crónica, si casi la mitad de niños padece hambre?

– Hay dos cosas, una parte es lo básico para que la gente pueda sobrevivir, pero eso no resuelve los problemas. La otra es adaptar la manera de vivir, de hacer agricultura y la alimentación sostenible en el contexto donde se encuentren.

También cultivar plantas que ayudan a contener el agua en la tierra y encontrar maneras para proteger y apoyar los recursos que hay. Existen otros problemas inmensos porque los dueños de la tierra son otros, el problema es a quién pertenece la tierra. Es importante para que la comunidad pueda sentirse dueña del proyecto, que ellos puedan sentirse dueños de la tierra.

¿Qué factores ayudan a mejorar la seguridad alimentaria?

– Lo más importante es identificar tipos de cultivos y sistemas que funcionen en el contexto donde se encuentran las comunidades; que puede significar cambiar el tipo de cultivo para que funcione mejor.

¿Cómo ven la situación del Corredor Seco?

– No soy especialista en Guatemala, pero cuando estamos hablando de reducción de riesgo, es importante trabajar a nivel de las comunidades y que la gente pueda quedarse en sus hogares.

Lo que se busca es disminuir el riesgo de la población, y hacerle llegar una situación mejor, antes de que pase un evento de catástrofe. Trabajamos con otras organizaciones para que hagan alianzas con otros consejos y comunidades, queremos que la gente aguante más y que no tengan que huir a otros sitios o dejar sus hogares. Queremos desarrollar un sistema de agricultura que aguante mejor, y lograr desarrollo sostenible, eso es más preventivo.

Etiquetas: