Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Nación

Zury Ríos busca que termine la persecución penal contra su padre

Defensa del exjefe de Gobierno basa solicitud de clausurar el caso “Las Dos Erres” por estar Efraín Ríos Montt mentalmente incapacitado.

Fecha de publicación: 16-11-16
Foto: José Miguel Lam Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Claudette Domínguez, Jueza A de Mayor Riesgo, definirá este día si cesa o continúa la persecución penal contra el General de Brigada (retirado) y ex-Jefe de Estado (1982/83) José Efraín Ríos Montt, de 90 años, responsabilizado por el Ministerio Público (MP) en la masacre de 273 campesinos en la aldea “Las Dos Erres”, de Petén, y atribuida durante su efímero gobierno a tropas del Ejército Nacional.

A temprana hora ingresaron a la sala la exdiputada Zury Maité Ríos Sosa –su hija quien funge de tutora y representante– acompañada de los abogados Jaime Hernández Zamora y Luis Rosales Marroquín, quienes el martes 18 octubre último solicitaron la clausura del caso por cuanto su patrocinado ya fue declarado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) mentalmente incapaz de ser procesado.

Ese día y durante la anterior audiencia, Rosales argumentó que su defendido no posee las condiciones mentales –ni físicas– para ser juzgado, por lo cual pidió que se le declarara no apto como igualmente lo dictaminó el Inacif en el proceso por la matanza de 1,071 indígenas en el Triángulo Ixil, Quiché, en 1982, pero la juzgadora la suspendió por falta de un mandato extendido a los dos juristas.

Por consiguiente, Claudette Domínguez habrá de profundizar y resolver hoy lo solicitado por la defensa de Ríos Montt, quien con mano de hierro gobernó el país del 23 de marzo de 1982 al 8 de agosto de 1983 cuando lo derrocó su ministro de la Defensa Nacional, general Óscar Humberto Mejía Víctores (fallecido el 1 de febrero de 2016 a los 85 años), quien el 14 de enero de 1986 entregó el poder a Vinicio Cerezo.

El dictamen forense extendido por el Inacif en julio de 2015 concretó que el ex-General jubilado es mentalmente incapaz de afrontar el juicio. Además, un proceso penal especial –sin él presente por el mismo motivo– en el cual se le acusa de genocidio y delitos contra los deberes de la humanidad por la matanza de 1,071 ixiles en 1982, sigue en suspenso desde mayo pasado.

El 10 de mayo de 2013, el exjefe de Estado fue sentenciado por el Tribunal A de Mayor Riesgo a pagar 50 años de cárcel por genocidio y 30 más por delitos contra la humanidad (80 en total), pero días después la Corte de Constitucionalidad (CC) anuló el fallo aduciendo vicios de procedimiento y ordenó su repetición, pero a la fecha sigue sin cumplirse la orden debido a su precaria salud mental y física.

Antecedentes “Las Dos Erres”

En el transcurso de julio de 1994 y de mayo a junio de 1995 fueron exhumadas de fosas clandestinas en el área de esa aldea las osamentas de las 273 víctimas, de las que 113 correspondían a niños. En agosto de 2011, los ex “kaibiles” Reyes Collín Gualip, Pedro Pimentel Ríos, Daniel Martínez Méndez y Manuel Pop Sun fueron condenados a purgar 6,030 años de cárcel.

A Carlos Antonio Carías, subteniente exjefe de destacamento militar del sector donde se cometió la matanza, le impusieron pena de 5,060 años. Otros implicados, Jorge Vinicio Sosa Orantes y Gilberto Jordán, también, están presos en Estados Unidos, donde cumplen sentencia por mentir para obtener la ciudadanía. Hay ocho ex kaibiles prófugos.

(LEER MÁS)

Etiquetas: