Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Nación

Padrastro y madre desnaturalizados son condenados a 40 y 30 años por homicidio y parricidio

Llega a su final dramático debate oral en el que la pareja es hallada culpable de la muerte de un niño de 11 años y lesiones graves por torturas a otro.

 

 

Fecha de publicación: 14-11-16
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

El Tribunal Décimo de Primera Instancia Penal ha dictado esta tarde 40 años de cárcel para Marciano Rivera Valdez y 30 años a Albertina Recancoj Chum, al hallarlos culpables de causar torturas hasta la muerte y otro tipo de malos tratos a dos niños –hijastros del individuo e hijos naturales de la mujer–, hechos por los que un de ellos de tan solo 11 años de edad, expiró debido a desnutrición y fracturas de costillas. Y no poseía músculos… lo mataron de hambre.

En un dramático final del debate público y oral que a lo largo de su realización arrancó más de una lágrima entre los asistentes en la sala, el padrastro –quien ya tiene tres hijos propios con ella, pero a quienes no maltrataba– castigaba a los otros introduciéndoles la cabeza en toneles con agua, mientras la “mamá” aplaudía las acciones de su marido para darles una lección, lo que se sumaba a que todavía estando mal de salud, los forzaban a correr media hora.

De tal manera que, además del delito de maltrato a personas menores de edad, el Tribunal Décimo sumó contra el padrastro (de 47 años de edad) el cargo criminal de homicidio, y también de parricidio a Albertina Recancoj (53 años). La Fiscalía había solicitado hoy en la etapa de conclusiones imponerles 63 años con 8 meses, y 53 años y 4 meses de prisión, respectivamente. Se les capturó el 4 de diciembre de 2015 en el lote 27 del sector 3 de Vistas de San Luis, San Pedro Ayampuc.

 

Bryan José Pérez Recancoj, de 11 años, murió el 24 de octubre de 2011.

< La pareja consiguió un acta de defunción que declaraba como natural el motivo del fallecimiento.

< Vecinos denunciaron lo sucedido en la Procuraduría General de la Nación, mas el Inacif practicó otra autopsia y detectó los crueles tratos.

Etiquetas: