Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Nación

Informante afirma que policía se quedó con parte de recompensa

El comisario Sandoval Bautista es uno de los denunciados de integrar una supuesta estructura de vigilancias ilegales.

 

Fecha de publicación: 02-11-16
Sandoval Bautista fue denunciado en febrero como miembro de una estructura de espionaje en la SAAS. Por: Evelyn Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

El testimonio de un informante que aportó datos para la recaptura de dos reos, refiere que en diciembre de 2006, el entonces oficial Ausencio Hugo Sandoval Bautista obtuvo Q20 mil de la recompensa por la recaptura de los dos fugados. El ahora comisario y jefe de la Comisaría 34 niega que haya recibido algún dinero, como lo afirma el testigo.

Sandoval Bautista fue denunciado en febrero pasado como uno de los dos dirigentes de una supuesta estructura de vigilancias ilegales dirigida desde la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS) y de la cual tenía conocimiento el exasesor presidencial Herbert Melgar Padilla.

Hace más de diez años Sandoval Bautista fue testigo en el caso conocido como La Cueva –que se unificó con el caso Pavón– que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) promovieron contra exjefes de la Policía Nacional Civil (PNC) y del Ministerio de Gobernación, por la ejecución extrajudicial de dos reclusos fugados. Ese dato fue revelado por el exministro de Gobernación, Carlos Menocal, el 12 de octubre, cuando acudió a declarar como víctima del presunto espionaje.

La historia que relata el expediente judicial del caso La Cueva refiere que Sandoval Bautista, como miembro del programa Cuéntaselo a Waldemar, tuvo contacto con un informante que ofrecía datos para localizar a dos de los 19 reclusos que se fugaron de la cárcel El Infiernito en 2005.

Sandoval Bautista participó en el operativo para atrapar a los fugados en septiembre de 2006 en Santa María Ixhuatán, Santa Rosa, quienes fueron ejecutados. Un oficio firmado por Sandoval Bautista en el que sugiere que se le pague la recompensa al informante, expone que la persona que proporcionó la información “trabajó conjuntamente con el equipo encubierto de investigación (…) al mando del suscrito”.

En 2010, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad tomó el testimonio del informante, cuya identidad se resguarda, en el que narra que Sandoval Bautista lo llevó al Ministerio de Gobernación: “ahí me llevó con una licenciada (de apellido) Vásquez, ella me llevó arriba y me presentó con dos señores quienes me entregaron Q100 mil en efectivo”.

“Al salir, me abordaron Sandoval y otro, entonces sentí temor porque pensé que me iban a matar por el dinero, entonces les dí Q20 mil y Sandoval me dijo gracias y se fueron”, continúa el relato tomado por el auxiliar fiscal Elmer Sosa.

El informante anónimo expone después que tuvo temor ante represalias por haber facilitado datos para la recaptura de los reos.

Se desmarca

El comisario respondió por mensaje electrónico que no hay documentos que comprueben que haya recibido algún dinero de la recompensa. Al consultarle si se inició alguna investigación interna en la PNC para determinar si se quedó o no con una parte del dinero, como lo afirma el informante, indicó que la ORP (Oficina de Responsabilidad Profesional) nunca lo llamó para indagar sobre el tema.

En el supuesto de que la versión del informante sea la verdadera, el analista y catedrático Daniel Haering indica que el policía “no debió recibir ni un quetzal” de la recompensa. “Se le paga por hacer ese trabajo. Está incluido en su salario. Recibir dinero genera incentivos perversos”, añade.

Pese a que Sandoval Bautista estuvo al mando de la operación para la recaptura de los fugitivos, no enfrentó proceso por la ejecución de los reos.

Mantiene jefatura

Luego de que se hizo pública la denuncia de la supuesta estructura de vigilancias ilegales, el jefe y subjefe de la SAAS fueron removidos de sus cargos. El Director de la Policía Nacional Civil indicó que los miembros de la institución señalados habían sido delegados a funciones administrativas, alejadas de investigación criminal. El comisario Sandoval Bautista se desempeña como jefe de la Comisaría 34 con sede en Retalhuleu. Nery Ramos, director general de la PNC, no respondió las llamadas ni mensajes para explicar la permanencia del señalado en un puesto de mando. El director adjunto Carlos Lemus indicó que debía consultar con su superior antes de emitir una posición oficial de la PNC.

 


8

Personas figuran como señaladas de las supuestas vigilancias ilegales, entre ellas seis miembros de la PNC.

Etiquetas: