Sábado 20 DE Julio DE 2019
Nación

Condenan a 13 años de prisión a exdiputado Gudy Rivera

Fecha de publicación: 29-10-16
El exdiputado Gudy Rivera dijo en su defensa que su caso se trató de un “linchamiento político”, pues se han registrado otros hechos de tráfico de influencias.
Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt

El Tribunal Quinto Unipersonal de Sentencia Penal, dirigido por la Jueza Bélgica Deras, condenó ayer al exdiputado por el Partido Patriota (PP) Gudy Rivera Estrada a 13 años y cuatro meses de prisión inconmutables, además, al pago de una multa de Q50 mil por los delitos de tráfico de influencias y cohecho activo.

Asimismo, fue sentenciado a cinco años de cárcel inconmutables el abogado Vernon Estuardo González, por el delito de tráfico de influencias. Ambos quedaron inhabilitados para ocupar cualquier cargo público en un periodo de cuatro años.

La sentencia para quien fungió como presidente del Congreso de la República fue conformada por 10 años de prisión por el delito de tráfico de influencias, cinco de ellos por ser funcionario público, y tres años y cuatro meses por el delito de cohecho activo.

Durante la lectura de su resolución, la juzgadora indicó que el Ministerio Público (MP) fue capaz de comprobar el tráfico de influencias que ambas personas ejercieron sobre la exmagistrada Claudia Escobar.

“Se quebrantó la independencia de poderes desde el momento que el señor González contactó a la magistrada Escobar. El delito quedó comprobado porque el señor Gudy Rivera influyó en ella. La prueba más contundente es el audio que grabó la Magistrada, el cual no invadió la intimidad de los sindicados”, indicó la jueza.

Además, señaló que cada una de las pruebas presentadas durante el debate fueron confrontadas por peritos del MP, lo que garantizó su veracidad.

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) pidieron al tribunal una condena de 22 años de prisión y una multa de Q500 mil.

La caída de Gudy

La FECI presentó la solicitud de antejuicio en contra de Rivera el 17 de octubre de 2014, por la supuesta presión que había ejercido en la magistrada que integraba la Sala Quinta de la Corte de Apelaciones del Ramo Civil, Claudia Escobar, para que votara a favor de un amparo que pretendía disolver una resolución del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que inhabilitó a Roxana Baldetti como secretaria general del PP.

Luego de las Elecciones Generales de 2015, el 14 de enero de 2016 el juzgado a cargo de las diligencias dictó orden de arraigo en contra de Rivera, debido a que al no ser reelecto como diputado al Congreso perdió su inmunidad.

En su defensa

Ayer, al salir de la audiencia, el exdiputado Gudy Rivera reconoció que no se trata del primer caso de tráfico de influencias en la justicia guatemalteca, pero indicó que su caso fue un “linchamiento político”, porque existen otros casos en los que el poder político ha coaccionado a los jueces y magistrados del Organismo Judicial.