Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Nación

La influencia de las estrellas en la campaña electoral estadounidense

Meryl Streep, defensora de Hillary Clinton, tiene muy claro cuál será el resultado de las elecciones estadounidenses y ya no siente la necesidad de criticar el sexismo de Donald Trump, dijo el jueves la ganadora de un Oscar en el festival de cine de Roma.

Fecha de publicación: 24-10-16
La cantante Katy Perry se toma una selfie con fanàticas mientras realiza campaña por Hillary Clinton en Las Vegas. Por: Barbara Munker DPA
Más noticias que te pueden interesar

“En 20 días Hillary Rodham Clinton será presidenta de Estados Unidos, así que todo eso es innecesario”, declaró la laureada actriz a “The Hollywood Reporter”.

Streep es una de las muchas estrellas que defienden sin descanso a Clinton desde hace meses. En el congreso del Partido Demócrata de julio, la ganadora de tres Oscar ya se declaró a favor de la ex secretaria de Estado. Además, se subió al escenario de un teatro neoyorkino caracterizada con una gran barriga, el rostro bronceado y un exagerado tupé con el objetivo de parodiar a Trump.

La cuenta atrás hasta el 8 de noviembre continúa con acciones y apariciones de músicos, cómicos y actores. Katy Parry, Jennifer Lopez y Jon Bon Jovi defienden contra viento y marea a Clinton en sus conciertos bajo el lema “Love Trumps Hate” (Ame el odio a Trump).

Además, Perry bombardea a sus fans con tuits en los que pide acudir a las urnas. También denominó a Clinton su “ángel blanco” cuando la candidata apareció con pantalones blancos en el último debate televisado.

Por su parte, el rapero Eminem lanzó una canción contra Trump. Pero no es el único en criticarlo en sus temas, pues en el proyecto “30 días, 30 canciones” bandas como R.E.M. y Death Cab for Cutie cuelgan cada día una canción contra el magnate.

El director de documentales Michael Moore también sorprendió esta semana con “Michael Moore in Trumpland”, toda una declaración cinematográfica de amor hacia Hillary Clinton.

En esta campaña electoral se están involucrando más famosos que nunca, apunta Debbie MacInnis, profesora de estudios de mercado y comportamiento de los consumidores en la Universidad del Sur de California.

En su opinión, se debe al “factor Trump”. “El comportamiento escandaloso de Trump ha indignado y asustado a tantos que quieren hacerse oír”, analiza MacInnis.

Pero también se arriesgan a perder seguidores, como le pasó recientemente a la cómica Amy Schumer. Cuando describió a Trump como un “monstruo naranja, agresor sexual y creador de universidades falsas”, cerca de 200 personas abandonaron la sala como protesta. Pero Schumer no perdió la calma.

“Quiero darle las gracias a las 8.400 personas que se quedaron. ¡Nos lo pasamos genial!, bromeó al día siguiente.

Hace poco Donald Trump se indignó por una imitación muy lograda que realizó Alec Baldwin con peluca rubia y frunciendo los labios en el programa “Saturday Night Live”.

“Ya es hora de jubilar este programa aburrido y sin gracia. La imitación de Alec Baldwin es un asco”, escribió Trump en Twitter. Sin embargo, su comentario casi ayudó a popularizar más el video.

Mientras tanto, son muchos los nombres conocidos que realizan grandes donaciones a la campaña de Clinton. En la gala “Stronger Together” celebrada esta semana en Broadway subieron al escenario personalidades como Julia Roberts, Helen Mirren, Sarah Jessica Parker, Anne Hathaway, Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal subieron al escenario. Barbra Streisand se encargó del discurso y Billy Cristal fue el maestro de ceremonias.

También Justin Timberlake y su mujer, la actriz y modelo Jessica Biel, organizaron en agosto una comida con Hillary Clinton para recaudar fondos en su casa de Los Angeles y, antes que ellos, el actor George Clooney y su mujer Amal ofrecieron una cena de gala para famosos con el mismo fin.

Pero, ¿sirve realmente para algo esta caza de votantes emprendida por las estrellas? ¿Logran convencer a los indecisos? “Depende del artista y de su credibilidad”, afirma la experta en marketing MacInnis. “Robert De Niro posee una buena reputación, alguien como él puede ser influyente”.

El reconocido actor ya se pronunció en un video criticando duramente a Trump. Dijo que le encantaría “dar un buen sopapo” al candidato republicano y que Trump es “descaradamente idiota”, un payaso, un perro y una vergüenza para el país.

El grupo de famosos que apoya a Trump es mucho menor que el de Clinton. El magnate sólo tiene a su lado figuras del negocio del espectáculo como el ex campeón del mundo del boxeo Mike Tyson, el luchador Hulk Hogan y el bajista de Kiss, Gene Simmons. En el mundo del cine, el padre de Angelina Jolie también está a favor de Trump.

Sin embargo, otros republicanos de Hollywood se han distanciado de su candidato, como es el caso de Arnold Schwazenegger, quien anunció en Twitter que por primera vez desde que consiguió la nacionalidad estadounidense en 1983 no votará a los republicanos y recordó a sus compañeros de partido: “No es sólo aceptable, sino una obligación poner a tu país por encima de tu partido”.

¿Significa esto que “Terminator” votará a Clinton? Aún no lo ha decidido.

Etiquetas: