Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Nación

Jimmy Morales intenta influir en elección de Presidente del Congreso

El diputado Javier Hernández sería el ungido del mandatario para dirigir el segundo año de la octava legislatura.

Fecha de publicación: 16-10-16
El presidente Jimmy Morales expresó esta semana su apoyo a Javier Hernández para que ocupe la presidencia de la Junta Directiva del Congreso, pese a que Mario Taracena manifestó su interés por reelegirse en el cargo. Por: Pavel Gerardo Vega pvega@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El presidente Jimmy Morales invitó ayer a los jefes de bancada a una reunión en Casa Presidencial para dialogar sobre la elección de la nueva Junta Directiva del Congreso de la República en donde los principales contendientes son Mario Taracena, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y Javier Hernández, del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) y ahijado de bodas del mandatario.

La batalla por dirigir las riendas del Legislativo ha tomado fuerza la última semana cuando ambas agrupaciones han declarado tener los votos suficientes para ganar, aunque existe un panorama difuso que no permite esclarecer quién vencerá.

A la reunión llegaron el Movimiento Reformador (MR), Alianza Ciudadana (AC), Todos, Compromiso, Renovación y Orden (Creo), Fuerza, el Partido de Avanzada Nacional (PAN), la Unión del Cambio Nacional (UCN), aseguraron algunos diputados que solicitaron no ser identificados. El único partido que no fue invitado fue la UNE.

Es la segunda cita que Morales ha tenido con diputados para hablar del tema durante la semana, pues el martes pasado se reunió con miembros de la bancada oficial y los exhortó a quedarse con la Junta Directiva, según el diputado Armando Melgar Padilla, quien fue entrevistado el jueves.

Según las versiones que se manejaron por la noche, el presidente Morales planteó la posibilidad de desbancar a Taracena, quien es visto por los otros parlamentarios como una afrenta por las reformas que lideró bajo su gestión y que llevaron a muchos a perder privilegios.

Estas sesiones se realizaron a pesar de que Morales ha asegurado que respeta la independencia de poderes y que no interferiría en las decisiones de la bancada oficial. Incluso, al principio de su gestión, aseveró haberse separado del partido cuando más de 20 diputados de Libertad Democrática Renovada (Lider) y el Partido Patriota (PP) se incorporaron a ese bloque.

Anoche algunas fuentes que guardaron el anonimato, aseguraron que hoy por la tarde en una reunión en la sede de la UNE, la propuesta de la jefa de ese partido, Sandra Torres, será el congresista Jairo Flores como una tercera opción.

El jueves pasado, el embajador estadounidense, Todd Robinson, quien ha sido un fuerte articulador de reformas legislativas, expresó en la cuenta oficial de Twitter de la Embajada: “El día de hoy cumplo dos años de haber llegado. Después de todo lo que ha ocurrido en el país, me pregunto ¿los diputados del Congreso se han dado cuenta de que Guatemala cambió?”, como una interrogante sobre la continuidad de los cambios políticos que se gestaron este año.

Restauración del poder

Elegir la Junta Directiva en esta semana es crucial para determinar la agenda inmediata del Legislativo como el presupuesto de Q79.8 millardos, las reformas constitucionales y la Ley de Competencia. Esto según el análisis del director del Instituto de Problemas Nacionales de la Usac, Edgar Gutiérrez.

El investigador social recuerda que esta semana ha sido determinante en temas de reajuste de poderes, pues el nombramiento de Silvia Patricia Valdés como presidenta del Organismo Judicial, quien ha expresado su afinidad por el presidente del Ejecutivo. “No extrañaría que se trate de tomar el control del Congreso para influir en las reformas que vienen y empezar un proceso de estancamiento en los cambios que se han dado. Esta vez el Presidente está conminado por el involucramiento de su hijo y su hermano en un tema de corrupción”, comentó Gutiérrez.

Además, indicó que Mario Taracena, simpatice o no, ha sido el baluarte de la agenda reformadora, y su permanencia aseguraría la continuidad de los cambios.

Etiquetas: