Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Nación

Declaran en reserva audiencia de dos implicados en caso Cooptación

Urízar y Kestler pudieron regresar a sus hogares a pesar que permanecieron prófugos durante 130 días.

 

Fecha de publicación: 13-10-16
Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar
Los cuatro implicados en el caso Cooptación del Estado fueron declarados en rebeldía el viernes pasado.  Pero dicha decisión fue revertida por el juez ayer. Ninguno quedó en prisión preventiva.

Los cuatro implicados en el caso Cooptación del Estado fueron declarados en rebeldía el viernes pasado.
Pero dicha decisión fue revertida por el juez ayer. Ninguno quedó en prisión preventiva.

Luego de haber permanecido como prófugos de la justicia por 130 días, Vivian Urízar, ex representante de Inversiones Galú S.A., Eduardo Cristhian Kestler, representante de los canales de la televisión abierta 3 y 7, y los empresarios Diego Castillo y Carlos Gabriel Guerra, se presentaron ayer ante Miguel Ángel Gálvez, juez Primero B de Mayor Riesgo, para declarar por primera vez por su presunta participación en la estructura que cooptó al Estado durante el gobierno del Partido Patriota (PP).

En esa misma diligencia fue incluido Julio Alvarado, capturado hace unos días por el mismo caso. La audiencia inició a puerta cerrada, es decir, que no se permitió la presencia de los medios de comunicación debido a que los abogados defensores de los sindicados solicitaron la reserva.

El argumento fue que sus patrocinados, principalmente Urízar y Kestler, declararían voluntariamente alguna información que podría ser importante para el MP.

Julio Prado, representante de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), secundó esa solicitud, al considerar que la información que brinden los sindicados podría ser de utilidad para los investigadores.

Gálvez valoró las solicitudes y declaró la audiencia en reserva parcial.

“Eso no quiere decir que si algún abogado de los 57 sindicados en todo el proceso de Cooptación o alguno de los de TCQ desea estar presente o solicita audios o información, no se le vaya a dar. Y solo es para este momento procesal”, dijo el juzgador.

Por ese caso, denominado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), como Cooptación del Estado, se encuentran ligadas a proceso 57 personas, entre ellas Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti Elías.

Revoca la rebeldía

El viernes pasado, el juez Gálvez declaró en rebeldía a los cuatro sindicados, esto porque habían ofrecido presentarse voluntariamente y no lo hicieron. En el caso de Urízar, ella sí se presentó pero luego de unas horas decidió abandonar la sala sin autorización.

El abogado defensor de la quien es considerada como una de las amigas íntimas de Baldetti, solicitó al juez que se levantara esa rebeldía, bajo la excusa de que habían esperado más de dos horas y media para que se reanudara la diligencia, y que Urízar no había ingerido alimentos desde las 5:00 de la mañana, por lo que optaron en retirarse.

Gálvez, previo a retirar a los periodistas de la sala de audiencias, aceptó revocar la medida porque, explicó, tuvo que suspender la audiencia ese día para asistir a un acto donde se le entregaría un reconocimiento.

Quien sí continúa declarado en rebeldía y prófugo de la justicia es Raúl Osoy Penados, representante legal de Topsa Construcciones, también involucrado en el caso Cooptación del Estado.

Financiamiento ilícito

Según las investigaciones preliminares, dan cuenta que a partir de 2008, Pérez Molina y Baldetti conformaron una red de empresas de cartón con las que obtendrían fondos suficientes para financiar su campaña electoral en su segundo intento.

En 2011, incluyeron a varios empresarios de diferentes sectores para que patrocinaran esos gastos. Entre esas empresas se encuentran los canales 3 y 7, de donde supuestamente obtuvieron fondos para publicidad y vehículos; a cambio, el binomio devolvería el favor al concederles toda la pauta publicitaria durante su gobierno.

La fiscalía le imputa a los empresarios Kestler, Castillo, Alvarado y Guerra el delito de financiamiento electoral ilícito. Mientras que Vivian Urízar es señalada de haber representado a Inversiones Galú, con la cual la ex Vicepresidenta adquirió el hotel Mansión de la Luz en Antigua Guatemala.

Quedan en libertad

La audiencia de primera declaración fue suspendida durante la tarde de ayer, luego que Urízar rindiera su primera declaración, según lo que se observó desde las afueras de la sala. La diferencia para este grupo de sindicados es que no les fue dictada una prisión provisional mientras dure la diligencia, así como procedió el juzgador para el resto de sindicados en ese caso. El  juez Miguel Ángel Gálvez decidió que los cuatro empresarios que se presentaron, regresaran a su casa a pesar que existe una orden de captura vigente desde el 2 de junio.

Etiquetas: