Domingo 26 DE Mayo DE 2019
Nación

Entre el sí y el no hacia las reformas constitucionales propuestas

Los actores principales de promover las reformas constitucionales, se han manifestado más a favor de realizar solo una pregunta en caso haya una consulta popular, ya que en ocasiones anteriores ha fallado realizar varias preguntas.

Fecha de publicación: 08-10-16
El proyecto de reformas fue presentado el miércoles pasado al Congreso, ahora los diputados deben discutir los cambios. Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt

La propuesta de reformas constitucionales al sector justicia no ha empezado a discutirse en el Congreso, sin embargo, ya existen posturas sobre cómo debe realizarse la consulta popular, en caso de que las modificaciones sean aprobadas por los congresistas.

Posterior al proceso de aprobación, y de definirse una consulta popular, los diputados analizan en hacer solo una pregunta, que consiste básicamente en responder “sí o no” están de acuerdo con las reformas, o bien realizar varias que permitan a los ciudadanos elegir sobre los temas que quieren cambiar en la Constitución de la República.

Los actores principales en la promoción de los cambios constitucionales se ha manifestado a favor de hacer solo una pregunta. En el caso del presidente, Mario Taracena, este indicó que es mejor solo una pregunta, ya que por su experiencia el hacerlo de esta manera ha tenido mejor éxito. En tanto que, el presidente Jimmy Morales dejó ver durante su discurso en el Encuentro Nacional de Empresarios (Enade) que la consulta popular podría ir orientada para responderse con un “sí” o “no”, al comparar que muy pronto Guatemala atravesaría lo mismo que Colombia hace una semana.

Antecedentes

En el país se han realizado dos reformas constitucionales, de las cuales solo una obtuvo la aprobación de la población. En 1994, después del “serranazo” se realizó la primera modificación a la Constitución de la República, de ahí nacieron las Comisiones de Postulación y que el Banco de Guatemala ya no fuera el prestamista del Estado, entre otras reformas, en esa ocasión solo se preguntó a los guatemaltecos que si estaban de acuerdo con las reformas constitucionales y la mayoría respondió que sí.

En 1999, se dio la segunda reforma constitucional, esto para modificar temas para cumplir con los Acuerdos de Paz, en esa ocasión se hicieron cuatro preguntas y la mayor parte de los votantes decidió no estar de acuerdo.

Gabriel Orellana, abogado constitucionalista, señaló que cuando se hizo solo una pregunta, los resultados se mostraron a favor de los cambios, al contrario que cuando se realizó una consulta con varias preguntas, pero que en caso se haga de esta manera, el Congreso tendrá que tener mucho cuidado porque pueden ser “amañadas” y que la Corte de Constitucionalidad puede fiscalizar las consultas a la población.

Roberto Alejos, exdiputado y presidente del Congreso, consideró que si se hacen muchas cuestionantes se puede confundir a la población al momento de emitir el voto y que lo mejor es que se haga una sola pregunta, pero que es muy importante que se trabaje en informar y explicar muy bien a los guatemaltecos sobre los cambios que se pretenden hacer.

Las modificaciones

La propuesta propone modificar 12 artículos de la Constitución, los cuales abordan el tema de cambiar el antejuicio para los funcionarios, para que esto no sea un impedimento para las investigaciones del Ministerio Público. También propone la eliminación de las Comisiones de Postulación para elección de magistrados y establecer la jurisdicción indígena. Este último tema es el más controversial y por el que ya han manifestado oposición al paquete de reformas.

 


12

Artículos de la Constitución de la República se pretenden reformar.

“Lo que me dice la experiencia, es que debe ser una sola pregunta, que debe ir enfocada en que se responda sí o no están de acuerdo”. 

Mario Taracena,  presidente del Congreso.