Miércoles 22 DE Mayo DE 2019
Nación

Antimotines penitenciario sofoca intento de alzamiento en El Boquerón

Son controlados reos inconformes con aplicación de nuevos protocolos de seguridad en ese penal santarroseño de alta seguridad ubicado en Cuilapa.

Fecha de publicación: 06-10-16
Por: Tulio Juárez

Tras la extensa requisa practicada ayer en cada uno de los sectores de la prisión de alta seguridad El Boquerón, de Cuilapa, Santa Rosa, este jueves los reos se amotinaron para demostrar su inconformidad con los nuevos protocolos de seguridad y control implantados, pero la Guardia Antimotines del Sistema Penitenciario (SP) finalmente los disuadió, se informó oficialmente.

La dirección general de la institución ha confirmado a través de redes sociales que, en efecto, fueron unos 100 internos los que generaron la alteración del orden, por lo cual resultó necesario que la fuerza antidisturbios –los agentes utilizando gorros pasamontaña y armamento de grueso poder– llegara para persuadirlos de sí acatar las disposiciones de la superioridad.

Sistema Penitenciario

En esta capital, la Policía Nacional Civil (PNC) ha comunicado por medios electrónicos que destacó sus Fuerzas Especiales a El Boquerón y ya se encuentran en posición de prevención en apoyo del SP. En este centro hay 535 presos, aunque la capacidad física original fue concebida en sus instalaciones para solo 80, lo cual significa que la sobrepoblación sobrepasa del 600 por ciento.

Las autoridades ratificaron que del total de presidiarios, 300 son miembros del grupo “los paisas” y 235 restantes de los Salvatruchas. Entre lo decomisado ayer ahí sobresalen una pistola de .40mm envuelta con cinta de aislar, 16 municiones del mismo calibre, 10 libras de marihuana, cocaína, 32 chips para celulares, tijeras, cinco memorias micro SD y Q3,645 en efectivo.

Sistema Penitenciario

El miércoles y de forma paralela también hubo un registro minucioso en la cárcel Fraijanes II, del municipio de Fraijanes –Guatemala– donde se recogió en caletas y otros escondites incluso un dron –avión en miniatura a control remoto–, una lista con datos sobre armas y chalecos y marihuana. Aquí hay 90 detenidos de alta peligrosidad. Por ahora no se conoce de problemas, como ya ocurrió en El Boquerón.