Domingo 8 DE Diciembre DE 2019
Nación

MP encuentra más indicios sobre supuestos negocios ilícitos hechos por el hijo del presidente Morales en el RGP

Fecha de publicación: 30-09-16
Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad, del Ministerio Público (MP), tiene otro hallazgo con el que busca fundamentar que José Manuel Morales, hijo del Presidente Jimmy Morales, y su hermano Sammy Morales, participaron en presuntos negocios ilícitos en el Registro General de la Propiedad (RGP).

Los fiscales ampliaron la investigación por supuesta corrupción debido a que detectaron que José Manuel no solo facilitó la factura de Carnes y Ensaladas S.A., nombre comercial de Fulanos y Menganos con la que simuló el pago de un servicio de comida para un desayuno que nunca se sirvió, pero sí canceló a finales de 2013 el RGP, si no que también fue el que fingió todo el evento de licitación.

Esos indicios hacen suponer que Morales Marroquín fue quien presentó las cotizaciones de tres empresas vinculadas a su persona, y que tenían interés de participar en ese evento. Se trataría de las sociedades Espectacular, JM3, y Fulanos y Menganos.

Por lo tanto, el Juzgado Sexto de Primera Instancia, a cargo de Silvia de León, autorizó a solicitud del MP que el Registro Mercantil proporcione en un plazo de cinco días la información relacionada a esas empresas, porque sospechan que de las tres solo la última sea real y, las demás, sociedades de cartón.

De igual manera, la Fiscalía solicitó la orden para tener acceso a interceptaciones telefónicas que les permita encontrar la relación del primogénito del presidente con esos presuntos negocios turbios.

En esa ampliación de la investigación se descubrió que el hermano del Presidente, Sammy Morales, no solo facilitó la factura de Fulanos y Menganos, sino además presentó dos facturas más de su empresa Plus Espectáculos y Promociones S.A., con un valor de Q89 mil cada una. La estrategia fue no sobrepasar los Q90 mil y evitar un evento de licitación pública.

El servicio que ofreció Sammy Morales sería para un pedido de canastas navideñas que el RGP entregó a sus empleados en 2013 aunque trabajadores entrevistados por los investigadores, aseguraron que nunca recibieron esas canastas.