Miércoles 17 DE Julio DE 2019
Nación

Ataque contra pandillero “el Blooky”, frustra la PNC en el San Juan de Dios

Mujer en estado de gestación es capturada poco antes en la Consulta Externa con una pistola de calibre .9mm la que, supuestamente, usaría para balear al reo Osman René Coronado.

Fecha de publicación: 06-09-16
Foto: PNC
Por: Tulio Juárez

Un plan para dar muerte a balazos al detenido Osman René Coronado Martínez, alias “el Blooky”, ha sido frustrado hoy con la captura de Adriana María Morales Medina, de 18 años y en estado de gestación, sorprendida en la Consulta Externa del San Juan de Dios con una Pietro Beretta de calibre .9mm, pistola con la que –se presume- iba a atacar al pandillero que había sido llevado a temprana hora para consulta.

Así lo han afirmado antes de mediodía el ministro de Gobernación, Francisco Manuel Rivas Lara, y la Policía Nacional Civil (PNC). Un parte oficial indicó que a las 9:50 horas los agentes interceptaron a la mujer a quien en su cartera de cuerina gris se le encontró el arma de fuego color negra, registro E73607Y, con una tolva y cinco cartuchos útiles, y sin licencia de portación

La institución de seguridad puntualizó en el reporte que “se tiene conocimiento que el objetivo principal era el individuo apodado el Blooky, integrante del Barrio 18” –quien temprano y custodiado por guardias penitenciarios había sido ingresado para una cita médica–. La movilización de la seguridad hospitalaria y policial motivó que fueran evacuadas varias secciones del centro asistencial.

Lo anterior ocurrió unos minutos antes de que en la 1a. avenida y 10a. calle, cerca de la puerta de ingreso y salida de la Consulta Externa, corriera la voz de alarma sobre que una granada había sido tirada debajo de una autopatrulla estacionada de la PNC. Ello provocó que tomadas las medidas de precaución respectivas, se suspendiera el paso de vehículos y peatones en varias cuadras a la redonda.

 

a0561398-17fd-4d07-a7c6-556a228dcd67

 

¿Por qué lo llevaron?

Una fuente médica del San Juan de Dios confirmó que el prisionero Coronado Martínez sufrió una fractura de tibia hace dos meses, por lo cual asistió a la cita programada, pero que ayer conversaron con gente del Sistema Penitenciario (SP) sobre el riesgo o problema que representa su presencia en el hospital, en especial porque siempre es esperado afuera por familiares o amigos.

“Dijimos que no era conveniente volverlo a traer, pero hoy lo trajeron y, aparentemente o querían venir a sacarlo (rescatarlo) o a matarlo”, indicó un miembro del cuerpo médico. Citó que “el Blooky” bien puede continuar el tratamiento con terapia y rehabilitación en la prisión donde permanece, lo cual se le puede enseñar a otro –reo o enfermero, por ejemplo– para que siga el tratamiento sin salir él hacia el hospital.