Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Nación

BCIE depositó US$77.1 millones de crédito a Sigma en cuentas personales

Se trata del financiamiento de los trabajos de ampliación a cuatro carriles en carretera CA-2 Oriente los cuales están suspendidos por el CIV, debido a que la cartera realiza un análisis.

 

Fecha de publicación: 30-08-16
El inicio del proyecto fue inaugurado en el gobierno de Otto Pérez Molina y las autoridades en ese entonces del Ministerio de Comunicaciones. Por: Braulio Palacios elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La empresa Sigma Constructores recibió US$77.1 millones en sus cuentas personales por desembolsos pertenecientes al préstamo de US$280 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), informó el Ministerio de Finanzas (Minfin).

Los fondos de financiamiento fueron aprobados en mayo de 2014 por el Congreso para el proyecto denominado Rehabilitación de la Ruta Existente y Ampliación a Cuatro Carriles de la Ruta CA-2 Oriente.

El primer desembolso se hizo por US$50.81 millones en diciembre de ese mismo año y el último registrado por el Minfin por pago directo a la empresa constructora fue en enero de 2016, por US$513 mil 693.75.

Florentino Fernández Venegas, gerente de País Guatemala en el BCIE, confirmó que el último desembolso se hizo el 26 de enero y que el Banco, a partir de esa fecha, no ha entregado más recursos relacionados al proyecto “debido a cambios operativos” que fueron solicitados al Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV).

Lo que dice Finanzas

El Minfin indicó que anteriormente los desembolsos se hacían de forma directa a la firma constructora y supervisora, pero a partir de mayo del presente año, a requerimiento del BCIE, los desembolsos relacionados con el préstamo se realizarán por medio de la Cuenta Única del Banco de Guatemala (Banguat).

“El BCIE está a la espera que de que el organismo ejecutor (CIV) presente desembolsos de conformidad con lo establecido en el contrato. Una vez cumplidas las condiciones, se realizarán bajo la modalidad de cuenta única en el Banguat”, indicó Fernández Venegas sobre el estatus actual del préstamo BCIE-2107.

Al ser cuestionado si la constructora era la entidad que recibía los desembolsos directos, respondió que el Banco ha procedido a desembolsar los recursos conforme a lo establecido en el contrato de préstamo aprobado por el Congreso y suscrito con el Estado de Guatemala.

El Minfin explicó que en el contrato de préstamo quedó establecido que los desembolsos se podían hacer bajo la modalidad de Cuenta Única, a cargo de la Tesorería Nacional, o por medio del pago al contratista. En ambos casos, el BCIE realiza los desembolsos con base a los documentos e instrucciones remitidos por el CIV.

El contratista reconoció por medio de un correo electrónico que recibió pagos directos, ya que fue contemplado en el contrato. “Es una forma de pago que está establecida también en otros proyectos con financiamiento externo”.

No obstante, aseguró que los reembolsos directos “por concepto de estimaciones mensuales de trabajo ejecutado” ascienden a US$25.9 millones. Los pagos fueron recibidos de junio de 2015 a enero de 2016.

El Decreto 18-2014 autorizó al CIV para que suscribiera de forma directa el contrato con la empresa Sigma. La adjudicación se hizo efectiva con la constructora en noviembre de ese año por Q1.9 millardos.

El préstamo cuenta con un monto total desembolsado de US$81.79 millones (29.95 por ciento) y un saldo por desembolsar por US$198.21 millones, según registros del Minfin al 22 de agosto de 2016.

Obra suspendida

El ministro del CIV, Aldo García, indicó que la obra está detenida porque se realiza un balance del proyecto, rubro por rubro, ya que lo que se ofertó es algo distinto de lo que realiza el contratista. “De manera preliminar, pareciera que no va a alcanzar (el préstamo) para terminar el tramo. Esta parado (el proyecto)”, dijo.

Según García, la misma Sigma le comunicó que el crédito del BCIE solo alcanzará para realizar 60 kilómetros. La rehabilitación de la ruta y ampliación tiene una longitud de 100.6 kilómetros. El funcionario consideró que la empresa debe finalizar el proyecto, respetando el financiamiento solicitado.

El contratista señaló que para el contrato de construcción lo asignado fue US$258 millones. “Si será suficiente para concluir (el proyecto) dependerá de la decisión que adopten las autoridades al respecto”.

El CIV estima que el avance del proyecto es de un 13 por ciento. Eso cuando han pasado unos 20 meses desde que el Banco realizó el primer desembolso.

En cuanto a los depósitos directos, comentó que “escuchó comentarios” de que eso sucedía en administraciones previas a su llegada a la cartera, en febrero de este año. Meses atrás, el BCIE le advirtió que sus políticas era el de hacer los desembolsos en una cuenta única, a cargo de la Tesorería Nacional del Minfin, por lo que consideró que el proyecto pactado con Sigma no debería ser una excepción.

En cuanto a una nueva solicitud de reembolso por parte del CIV, dijo que desconocía si existía uno en trámite. El Minfin indicó que tienen conocimiento de que el CIV tiene en proceso una solicitud de desembolso por aproximadamente US$12.5 millones.

Marvin Flores, de Acción Ciudadana, dijo que se dio un proceso atípico con serias debilidades en la contratación. Además, la constructora terminó ligada con el caso Cooptación del Estado, algo que deja mal también al BCIE.

“Se debe revisar la ejecución, si se ha cumplido con el contrato y lo que se ha recibido en desembolsos. Eso será clave para ver si es deuda o no, ya que el dinero no pasó por la Tesorería Nacional”, indicó Flores.

Luis Pedro Álvarez, diputado de Encuentro por Guatemala, calificó de incorrecto que el contratista haya recibido los desembolsos a sus cuentas. “Es indispensable que exista un acompañamiento y coordinación del Minfin”, expresó.

Los trabajos están detenidos debido al análisis que realiza la cartera sobre el avance del proyecto.

Los trabajos están detenidos debido al análisis que realiza la cartera sobre el avance del proyecto.

Plenaria inédita

En la sesión del 27 de mayo de 2014 el Congreso hizo una votación rápida, sin ninguna discusión. Ese día cuando se aprobó el préstamo por US$280 millones con el BCIE fue inédito. A la plenaria asistieron 152 de los 158 legisladores, algo así no sucedía desde el 14 de enero de ese año.

Era la primera sesión extraordinaria del primer periodo legislativo. Los diputados Gudy Rivera, del Partido Patriota, y Christian Boussinot, de la bancada Todos, presentaron una moción para conocer el préstamo e interrumpir la agenda del día. La propuesta fue apoyada por 151 diputados.

“La necesidad” de aprobar de urgencia nacional el nuevo endeudamiento millonario fue apuntalado con el voto a favor de 147 legisladores. Solo hubo dos votos en contra y nueve diputados ausentes. Días después trascendió que el consenso para la votación de ese martes se alcanzó por la mañana.

Para el analista de la Fundación Economía para el Desarrollo (Fedes), Erick Coyoy, cuando el contratista es una empresa nacional lo normal es que se le pague vía cuenta única de la Tesorería Nacional. “Si la empresa está establecida en Guatemala, el banco prestamista hace la transferencia al Banco de Guatemala, que después paga al contratado”, explicó.

En opinión del economista se debe revisar la legalidad del caso, analizando las condiciones en que se aprobó el préstamo. Además considerar que la Ley Orgánica del Presupuesto establece cómo deben realizar los desembolsos de préstamos, y este caso, es una excepción a la normativa.

Álvaro Castellanos Howell, abogado, indicó que por ser endeudamiento no debería existir la posibilidad de modalidad directa. No obstante, la estipulación contractual tiene sentido, si, en su momento, fue bien justificada.

Sobre los desembolsos personales indicó que no dejan de ser fondos públicos. “La empresa debe responder por el manejo de los recursos y está sujeta a la fiscalización”, agregó.

Ejecución presupuestaria

El Ministerio de Finanzas dio a conocer que en 2016 se tiene una asignación presupuestaria vigente de Q322 millones para abonar a la deuda del préstamo BCIE-2107. Hasta la semana pasada la ejecución era de Q21.98 millones, representando un 6.83 por ciento de avance presupuestario.

Desembolso sospechoso de emergencia

Contrario a lo que usualmente establecen organismos internacionales que piden que los contratos sean licitaciones abiertas, transparentes y competitivas, en este caso se dio el contrato a dedo, en el cual solo Sigma Constructores puede ejecutar. El caso es inusual y despierta sospecha.

Apoyo casi total del Congreso

 

La votación para la redacción final que daba vía libre al préstamo con el BCIE fue apoyada por 147 diputados.

 

 

 


US$513,693.75

Último desembolso directo registrado a la empresa Sigma Constructores.

 

“Pareciera que no va a alcanzar (el préstamo) para terminar el tramo (carretero)”.

Aldo García, ministro de Comunicaciones.

Etiquetas: