Lunes 23 DE Septiembre DE 2019
Nación

SIGA adquirió equipo prepago para 2 mil 684 buses inexistentes

En la denuncia se pide que se investigue a exfuncionarios, quienes autorizaron transferencias entre 2009 y 2013.

 

Fecha de publicación: 24-08-16
Al menos 3 mil 150 buses se anunciaron en el proyecto, pero solo se adquirieron 466 unidades.
Por: Ferdy Montepeque fmontepeque@elperiodico.com.gt

Una de las tres denuncias que investiga el Ministerio Público (MP) por supuestos malos manejos de fondos públicos por parte de la Asociación de Empresas de Autobuses Urbanos (AEAU), para la implementación del sistema de tarjetas prepago en el sistema Transurbano señala malos manejos de fondos públicos e irregularidades.

De acuerdo con la denuncia presentada en septiembre de 2013 por el entonces diputado Aníbal García, el contrato entre la compañía Sistema Integrado de Autobuses (SIGA) y la Empresa 1 Sistemas de Automacao E Comercio Limitada (de origen brasileño), para la compra del equipo prepago, se suscribió en julio de 2009 sin contar con las fuentes de financiamiento y cuatro meses antes del primer desembolso de Q50 millones que hizo el Ministerio de Finanzas en ese entonces.

En la denuncia de García se solicita en repetidas ocasiones al MP que se investigue a “todos los ministros y viceministros” que ocuparon esos cargos entre 2009 y 2013, periodo que abarca los gobiernos de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y el Partido Patriota (PP), cuando el Estado le trasladó US$35 millones (Q270 millones) a las cuatro empresas que manejan el Transurbano.

A criterio del exlegislador, en la compra del sistema prepago hay indicios de corrupción porque las mismas carecen de respaldo y, además, la compañía SIGA no debió haber solicitado más recursos y tampoco la cartera de Finanzas debió trasladar el dinero, debido a que este era para comprar equipo a 3 mil 150 buses, pero únicamente se adquirieron 466 unidades.

Solo fue un gasto

Según el titular de la Contraloría General de Cuentas (CGC), Carlos Mencos, después de una auditoría realizada en las bodegas de SIGA se comprobó que la empresa compró el equipo para las 3 mil 150 unidades de Transurbano, pero debido a que no se utilizó completamente, esto resultó perjudicial para el Estado.

Mencos explicó que la auditoría comprobó que el valor del equipo no utilizado es de unos Q220 millones, pues se determinó que lejos de ser una inversión este hecho fue solo un gasto y se convirtió en una “compra innecesaria”, por lo que se plantearon dos denuncias en el MP, las cuales investiga la Fiscalía Contra la Corrupción.

En un comunicado, la empresa SIGA indicó que el allanamiento realizado en las oficinas centrales de esa compañía la semana pasada, “se esperaba” porque anteriormente se le había proporcionado información al MP; y que los representantes están dispuestos a presentarse ante algún juzgado que lo requiera.

Aporte inconstitucional

En octubre de 2015, la Procuraduría General de la Nación (PGN) dictaminó que el aporte de US$35 millones se puede considerar como “un detrimento al Estado” y que fue inconstitucional porque este lo debió otorgar la Municipalidad de Guatemala, porque el dinero se transfirió a una empresa privada.

En el análisis de la PGN, se establece que no existe una normativa que autorice el traslado de recursos públicos a una empresa privada. El aporte a la empresa AEAU se autorizó mediante el Acuerdo Gubernativo 103-2009 firmado durante el gobierno de Álvaro Colom.