Jueves 22 DE Noviembre DE 2018
Nación

Hoy hace 33 años, Oscar Humberto Mejía Víctores derrocó del poder político y militar a José Efraín Ríos Montt

El 8 de agosto de 1983, el entonces ministro de la Defensa Nacional defenestró a su jefe inmediato y comandante del Ejército.

 

Fecha de publicación: 08-08-16
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Fue el 8 de agosto de 1983 un último día del efímero gobierno de facto de José Efrain Ríos Montt, ya que su ministro de la Defensa Nacional, Oscar Humberto Mejía Victores, le arrebató el poder político y militar del que él también había despojado el 23 de marzo de 1982 al presidente Fernando Romeo Lucas García. Los tres fueron generales de Brigada.

Una corriente militar –que de inmediato tras la asonada de hoy hace 33 años se constituyó en el Consejo de Comandantes dirigido por el propio Mejía Víctores– lo convirtió a él en Jefe de Estado, de hecho, al cortar alrededor de un año y cinco meses de gestión ríosmontista matizada por la influencia cristiana de la iglesia Verbo a la cual pertenecía.

De la época en que asumió la conducción del país Mejía Víctores
–fallecido por complicaciones broncopulmonares el 1 de febrero de este año, a los 85 de edad–, lo condujo a una nueva etapa constitucional que llegó a su cénit el 14 de enero de 1986 al asumir la Presidencia el líder democratacristiano Marco Vinicio Cerezo Arévalo.

 

El exgobernante Lucas García, quien a raíz del golpe de Estado del 82 en su contra vivió exiliado durante 12 años en el venezolano Puerto la Cruz con su esposa Elsa Cirigliano, murió a los 81 años el 27 de mayo de 2006 en un hospital de la capital Caracas, tras padecer durante décadas de alzhéimer.

Por lo tanto, de los tres generales a la fecha solo sobrevive Ríos Montt, ya con 90 años y una serie de padecimientos que, incluso, llevaron no hace mucho a especialistas del estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), a declararlo en incapacidad física y mental para enfrentar otro juicio penal –Caso Triángulo Ixil–.

 

En efecto, el 10 de mayo de 2013 el Tribunal de Mayor Riesgo dirigido por Yassmín Barrios lo condenó a 50 años inconmutables por genocidio y 30 más por crímenes de lesa humanidad, pero el día 20 la Corte de Constitucionalidad anuló el fallo porque se incurrió endesobediencia y desacato (CC) a las resoluciones previas de la CC.

(Notas relacionadas)

Etiquetas: