Martes 23 DE Julio DE 2019
Nación

Colaboradores pedirán arresto domiciliario con seguridad de la CICIG

Juan Carlos Monzón y Estuardo González prefieren quedarse en Pavoncito antes de ser trasladados a una cárcel en terreno militar, como Matamoros.

Fecha de publicación: 26-07-16
Monzón y González son colaboradores eficaces de los casos La Línea y Cooptación del Estado, guardan prisión en Pavoncito.
Por: Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt

La defensa de los colaboradores eficaces Juan Carlos Monzón Rojas y Salvador Estuardo González ha solicitado una audiencia al juez Miguel Ángel Gálvez para pedirle que modifique la medida de coerción contra sus clientes. Ambos, recluidos en Pavoncito, aspiran que se les otorgue arresto domiciliario con custodia de personal de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), manifestó el abogado Alexis Calderón.

La petición se basa en la desconfianza hacia las fuerzas de seguridad, que se incrementó tras la matanza en Pavón, explica el defensor. “Tenemos más seguridad con la CICIG que cualquier otra institución del Estado”, declaró Calderón, y agrega que la Comisión podría ofrecer sitios y el personal para resguardar a los señalados en procesos penales por corrupción.

Monzón Rojas ha sido el narrador omnipresente del caso Cooptación del Estado, ya que reveló cómo el Partido Patriota recibió aportes electorales ilícitos y benefició a sus financistas cuando el binomio de Otto Pérez y Roxana Baldetti llegó al poder. Desde el Estado cobraron millones en comisiones a contratistas a cambio de otorgarles negocios públicos. González, alias Eco, es pieza clave en casos como La Línea y el Bufete de la Impunidad.

Calderón cuenta que el viernes ambos iban a ser trasladados hacia la cárcel del Cuartel Matamoros, pero se opusieron debido a que en Pavoncito, Fraijanes, ya tienen medidas de seguridad especial y un lugar específico en el área administrativa. Su situación es tan distinta que ni siquiera han sido sujetos de la llamada “talacha”, el cobro que se les hace a los reclusos por ingresar a un sector, usar una plancha para dormir o como exoneración para lavar el piso o los sanitarios.

Rechazan traslado

Moverlos hacia Matamoros suponía un riesgo, señala el abogado, pues se trata de “una cárcel militar donde hay personas que han trabajado con algunas personas que están procesadas”.

Ayer, el titular de la cartera de Gobernación, Francisco Rivas, confirmó que no se tiene planificado el traslado de los reclusos.

“El Estado no se está haciendo responsable” de los reclusos, manifiesta Calderón. Eco y Monzón Rojas señalan que el viernes fueron filmados, lo que interpretan como una exención de responsabilidad de lo que pueda sucederles por oponerse al movimiento.

No es facultad

El ex vicepresidente Eduardo Stein expresa que, en su interpretación, a la CICIG no le corresponde resguardar a señalados de formar parte de estructuras criminales. “Eso es atribución de las autoridades guatemaltecas”, apunta. La CICIG sí puede gestionar –ante las autoridades locales o con otros gobiernos– la protección de testigos, pero esa figura no se ajusta a Monzón ni González, ya que ellos formaron parte de la estructura y tienen cargos en varias causas penales que están en desarrollo, en opinión de Stein.


“Tenemos más seguridad con la CICIG que cualquier otra institución del Estado”.

Alexis Calderón, abogado.