Jueves 21 DE Marzo DE 2019
Nación

“Se les notaba el terror en su mirada”, relata guatemalteca residente en Niza sobre muchachos que buscaban refugio

Desde esa ciudad francesa, compatriota profesora de idiomas describe en entrevista radial el impacto emocional sufrido anoche al escuchar “una estampida y ruidos” provocados por el piloto de un camión que, a lo largo de dos kilómetros, arrolló a cientos de festejantes de la Independencia Nacional con saldo parcial de 84 muertos.

Fecha de publicación: 15-07-16
Por: Tulio Juárez
Más noticias que te pueden interesar

Ella vive a unas dos cuadras de donde un piloto de origen tunecino atropellaba a propósito a cientos de personas que en el Paseo de los Ingleses –en el paseo marítimo de Niza– recién habían presenciado los fuegos artificiales por el festejo del aniversario de la Toma de la Bastilla, declarado Día de la Independencia Nacional.

Es la guatemalteca Pamela Morales, maestra de idiomas residente en esa ciudad de la paradisíaca Costa Azul, quien este viernes en entrevista con el colega Luis Felipe Valenzuela, del programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, ha narrado la angustia vivida, en especial porque mucha gente huía para buscar refugio.

En su departamento estaban unas 20 personas. Poco antes habían ido a observar los festejos por el Día de Francia. De vuelta escucharon que afuera ocurrían ruidos como de “estampida y gritos”. Gente que corría dando gritos de que había balazos, o que era un atentado. Algunos para huir se subieron a techos de viviendas y otros corrieron a la playa.

Entonces Pamela y sus acompañantes querían “saber qué estaba pasando”. En eso, se escucharon desesperados golpes a la puerta. Era un grupo despavorido. “Tenían una cara totalmente de espanto y pedían que los dejara entrar”, recuerda al mencionar que ingresó una pareja joven con su hija de apenas un año de nacida.

Sin embargo, lo que más la conmovió fueron unos adolescentes: “se les notaba el terror en su mirada”. Luego la maestra Morales se comunicó con la cónsul de Guatemala, Julissa Hengstenberg. Le ofreció colaboración en lo necesario. Lo que más le preocupaba era la posibilidad que entre los fallecidos o heridos hubiera guatemaltecos.

Tradicionalmente en Francia el 14 de julio es una fiesta nacional familiar. Por eso mismo había hombres mujeres y niños al momento de ser cometido el atroz atentado por el franco-tunecino Mohamed Lahouaiej-Bouhle

Etiquetas: