Sábado 20 DE Octubre DE 2018
Nación

Detienen a empresario hotelero por presunta defraudación fiscal

Las autoridades señalan que la empresa representada por el señor Carlos Monteros y administrada por Óscar Jiménez habría defraudado al menos Q21 millones al fisco.

Fecha de publicación: 11-07-16
Por: Rodrigo Estrada restrada@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Como parte de la persecución penal estratégica, manifestó el Ministerio Público (MP) que detuvo al empresario Carlos Enrique Monteros Castillo, representante legal y accionista del hotel Camino Real, Sociedad Anónima. Las autoridades informaron que también se detuvo a Óscar Humberto Jiménez Contreras, gerente administrativo de la misma empresa.

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) los señala de los delitos de defraudación fiscal y casos especiales de defraudación tributaria, por lo que la Fiscalía de Delitos Económicos del MP solicitó las órdenes de aprehensión en contra de los acusados. Según las autoridades, el caso de defraudación asciende a unos Q21 millones.

Funcionarios de la SAT indicaron que el proceso tiene varios años de estar en los juzgados, al igual que otros expedientes en contra de distintas empresas.

Monteros Castillo, de 71 años, fue detenido el pasado sábado a la 22:30 horas al ingresar al país en un vuelo comercial procedente Nueva York, EE.UU; la madrugada del domingo, el empresario fue trasladado a un hospital por problemas de salud. El gerente administrativo del hotel, Jiménez Contreras, fue capturado en su vivienda en la zona 19, colonia La Florida.

CICIG apoyó

El Juzgado Noveno de Primera Instancia Penal autorizó las detenciones y las solicitudes se hicieron efectivas “a partir de los indicios recabados”, manifestó el Ministerio Público, que, por medio de un comunicado de prensa, indicó que el caso cuenta con el apoyo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

En su cuenta personal de Twitter, el superintendente de la SAT, Juan Solórzano, elogió la coordinación entre el MP y el Ministerio de Gobernación. Por su parte, la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), que agrupa a empresarios, manifestó a través de la misma red social, horas después de conocerse la detención: “Las instituciones están funcionando y la lucha contra la corrupción está mejorando nuestra imagen y calificación país.”

Este año la SAT ha logrado reducir la brecha fiscal en más de Q800 millones, al conseguir que empresas señaladas de defraudación fiscal pagaran las deudas adquiridas con la superintendencia.

Entre las empresas con problemas tributarios que pagaron sus deudas están: Aceros de Guatemala, Q782.9 millones; Ajemaya, S.A. Q27.8 millones y Farmacias de la Comunidad, Q5.8 millones.

Etiquetas: