Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Nación

Un chat de los viejos tiempos entre Baldetti y Monzón

La CICIG expuso cheques, facturas y escuchas que considera son elementos suficientes para que el juez ligue a proceso a los 57 sindicados en el caso Cooptación del Estado.

Fecha de publicación: 29-06-16
Por: Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

En su primera declaración, la ex vicepresidenta Roxana Baldetti desacreditó la imputación del Ministerio Público (MP) y señaló a Juan Carlos Monzón Rojas –el colaborador eficaz del caso Cooptación del Estado– de aprovecharse de su nombre para enriquecerse a sí mismo, a su familia y amigos. En la continuación de la audiencia, ayer la CICIG mostró cheques, facturas y reprodujo escuchas telefónicas que bajan de tono las palabras de Baldetti.

Una de las diapositivas expuestas por la representante de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Verenice Jerez, mostró un chat entre Baldetti y su ex Secretario Privado. En la conversación del 6 de septiembre de 2014 no se mencionan contratos, ni comisiones ni empresas. Pero Monzón Rojas aportó la clave para entenderla, explicó Jerez.

El chat evoca a los tiempos en que Monzón era la mano derecha de Baldetti y le rendía cuentas sobre la recolección de lo que llamaron Incentivos Comerciales Monetarios, es decir, las coimas que pagaban los contratistas a cambio de obtener contratos con el Estado.

En la comunicación vía Blackberry, Monzón le informa a Baldetti sobre la recepción de los sobornos en las Portuarias Quetzal y Santo Tomás de Castilla, identificados con la clave “Peces”; acerca de los contratos de seguridad otorgados a Grupo Escorpión, identificados como “Alacranes” y los ingresos provenientes de la red de defraudación aduanera La Línea. A estos últimos se referían como “Hassan”, en alusión a uno de los líderes de la estructura, Osama Aziz Aranki.

En la conversación, Baldetti le pregunta a Monzón “Y Raulito cuanto llevo” (sic).

La ex vicemandataria indaga por la provisión del prófugo Raúl Osoy Penados, uno de los contratistas señalados de captar dinero para la campaña del Partido Patriota a cambio de facturas por servicios ficticios de sus empresas –Beltrans y Arrendadora Don Quijote, entre otras–. La triangulación ocultaba a los verdaderos financistas del partido, como ocurrió por ejemplo, con los Q17 millones que facturó a los canales 3 y 7 de televisión por servicios inexistentes, según la imputación del MP.

Osoy también figura entre los corruptores que pagaban comisiones a cambio de obtener contratos. Jerez hizo hincapié en la facturación ficticia, ya que las empresas de Osoy como de otros contratistas hacían referencia a servicios difíciles de fiscalizar, como “contratación de horas de retroexcavadora u horas de trabajo de tractor”, pero no explica dónde se efectuaron los trabajos. “Sin duda era una obra gigantesca”, puntualizó la abogada.

Escuchas reveladoras

En su argumentación, la representante de la CICIG también se apoyó en algunas escuchas telefónicas. En una de las conversaciones, Salvador Estuardo González, alias Eco, y el contador Mario Contreras hablan acerca de la compra de la finca en Zaragoza para Otto Pérez Molina.

Jerez indicó que, según Monzón, Contreras fue recomendado por el doctor Germán Vargas con quien Baldetti tenía un spa. La defensa del contador objetó la reproducción de las escuchas debido a que su cliente ya declaró sin tener conocimiento de que existían esas escuchas.

La audiencia continúa hoy. La CICIG terminará de presentar sus argumentos y luego la defensa tendrá un espacio para pronunciarse.

En otra conversación entre Eco y Samuel Aceituno Juárez, presunto testaferro, aluden a “JAF”, las iniciales del banquero Julio Aldana Franco, sindicado de prestar una de sus empresas –Construcciones y Caminos– para adquirir la casa en Monterrico que le regalaron a Pérez Molina.

Aldana también le habría recomendado a Baldetti comprar empresas que representaran un alto flujo de efectivo para justificar sus ingresos, como un hotel o una gasolinera. Por eso adquiere el Hotel Mansión de la Luz.

Desmienten sobre dividendos

La CICIG desmintió a Roxana Baldetti sobre los dividendos que dijo haber recibido de Proinver, una de sus empresas. Esto porque Proinver recibió depósitos de empresas como Servicios de Logística, Eventos y Mercadeo; Consultorías Integradas Empresariales, Servicios y Arrendamientos Corporativos, empresas provistas por Julio Aldana Franco para captar dinero ilícito y darle apariencia de legalidad, según el MP.

Baldetti, ausente

La ex vicepresidenta Roxana Baldetti estuvo fuera de la Sala de Vistas durante casi toda la jornada de ayer, mientras que la representante de la CICIG argumentaba las razones por las que considera que los 57 sindicados deben ser ligados a proceso en el caso conocido como Cooptación del Estado.

Al ser consultado acerca de la ausencia de Baldetti, uno de sus defensores dejó ver que ella no quería estar ahí. La indiferencia de otros sindicados, la mayoría exmiembros del Partido Patriota, también fue evidente: Baldetti, Otto Pérez, el exministro de la Defensa Manuel López Ambrosio, Daniela Beltranena y Jonathan Chévez, almorzaron afuera de la sala pese a que la audiencia seguía su curso. La seguridad del Organismo Judicial indicó a que no era posible permanecer cerca de los biombos dispuestos en la entrada de la sala, donde los sindicados degustaban la comida rápida u otros alimentos que les llevaron. Adentro aguardaban sus abogados.

Etiquetas: