Miércoles 22 DE Mayo DE 2019
Nación

Un día del ex Gabinete de gobierno ante el juez

Son 57 personas, entre ellas las exaltas autoridades del país, ante un juez.

 

Fecha de publicación: 16-06-16
El exbinomio y los exministros son los que más interactúan en la Sala. Por: Cindy Espina cespina@elperiodico.com.gt

Entrar a la Sala de Vistas de la Corte Suprema de Justicia en donde se realiza la audiencia de primera declaración de los casos Cooptación del Estado y La Cooperacha, que involucra a más de 65 personas, es como presenciar un acto de gobierno en donde los primeros lugares están designados para los altos mandos.

Es la primera vez que en Guatemala comparecen 57 personas (capturadas, porque el resto están prófugas) que van desde el exbinomio presidencial, pasa por los exministros más fuertes del pasado gobierno, continúa por banqueros, constructores y pilotos de los autos de empresas de cartón.

Todos son sindicados de haber colaborado con Roxana Baldetti y Otto Pérez Molina,  supuestos lideres de una estructura creada para aprovecharse del erario público, y por lo cual se les acusa de financiamiento electoral ilícito, cohecho pasivo, cohecho activo, asociación ilícita y de lavado de dinero.

  En la primera fila está Baldetti y Pérez, solo separados por el abogado de ella. A la derecha de Pérez, está Gustavo Martínez, su exsecretario general y su yerno.  En la segunda fila, atrás del binomio, se ubica a Julio Aldana Franco y Jonathan Chévez, quienes se encargaron supuestamente de ocultar bienes y recursos obtenidos de forma ilícita por Pérez y Baldetti. Luego, sentados juntos, el exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, y el expresidente del IGSS, Juan de Dios Rodríguez, conocidos como dos de los hombres más cercanos al ex Presidente. Cerca de ellos figuran los dos exministros de la Defensa, Manuel López Ambrosio y Ulises Anzueto, mientras que Dwight Pezzarossi encuentra espacio cuando estos últimos lo llaman.

Luego sigue el resto de los capturados con sus respectivos abogados: banqueros, farmacéuticos, gerentes, empresarios, constructores, trabajadores de menor rango en el Estado y pilotos.

      Antes de iniciar la audiencia de primera declaración y durante los recesos, Pérez Molina aprovecha a moverse para hablar con sus exministros y supuestos colaboradores de la estructura. Los exfuncionarios conversan y ríen recordando “los buenos tiempos”, dice uno de ellos. Son los únicos que interactúan entre sí, el resto de sindicados solo se limitan a conversar con sus abogados.

Mientras el fiscal del MP dicta los señalamientos, los hombres de Pérez Molina leen la biblia y en el caso de Rodríguez utiliza ese libro como cuaderno de apuntes y escribe cuando la fiscalía le atribuye hechos ilícitos.

Llegan las 15:00 horas, el juez Gálvez anuncia la suspensión de la audiencia. Al salir, los guardias ríen, saludan y esperan la autorización de algunas personas para colocarles los grilletes y llevarlos al bus que los traslada de regreso al Mariscal Zavala.

Baldetti y Beltranena

>Daniela Beltranena, la exasistente de la ex Vicepresidenta y exdiputada, se presentó ayer ante el juez. Ella era la consentida y una de las personas de mayor confianza de la ex vicemandataria. Cuando Beltranena fue llamada al frente por el juez Miguel Ángel Gálvez, saludó con un guiño a Baldetti, y luego se despidió de ella con un beso en la mejilla.