Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Nación

Jueces se excusan en hacinamiento de cárceles para dejar libres a sindicados por corrupción

 El Ministro de Gobernación confirmó ayer la reapertura de la cárcel ubicada en el Cuartel Matamoros.

Fecha de publicación: 11-06-16
Los sindicados en el caso Bufete de la Impunidad fueron beneficiados con una medida sustitutiva y recuperaron su libertad. Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Si no fuera porque guarda prisión preventiva por el caso de defraudación aduanera denominado La Línea, Francisco Javier Ortiz Arriaga, alias el Teniente Jerez, uno de los operadores más importantes para el contrabando y la defraudación aduanera del país, estaría en estos momentos en pleno goce de su libertad. Esto desde que el titular del Juzgado Tercero de Primera Instancia Penal, Maynor Motto, resolvió darle medidas sustitutivas y a otros seis sindicados implicados en el caso conocido como Bufete de la Impunidad.

Ese mismo juzgador desacató la orden de la Sala Primera de la Corte Apelaciones, que le ordenó regresar a prisión a la exjueza Marta Sierra de Stalling, involucrada en ese mismo expediente.

Por otro lado, la jueza Quinto de Primera Instancia Penal, Judith Secaida, resolvió semanas atrás dejar en libertad bajo fianza a su colega José Luis Patán Piché, y al ex superintendente de la SAT, Carlos Muñoz, involucrados en el caso Redes.

El juez Décimo, Walter Villatoro, decidió el pasado 31 de mayo que los exdiputados Edgar Cristiani, Alfredo Rabbé Tejada, Carlos Herrera, y el exdirector general del Congreso, Luis Mijangos, podían regresar a sus hogares bajo arresto domiciliario, ligados a proceso por el caso de Plazas fantasma en el Legislativo.

Sin espacio

Las resoluciones de estos juzgadores tienen un denominador común: los tres han argumentado que no existen espacios adecuados a la “vulnerabilidad” que enfrentan ese tipo de personas dentro de las prisiones a cargo de la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP).

Al rechazar la solicitud del Ministerio Público (MP) para que hiciera efectiva la orden de la Sala Primera respecto a regresar a la cárcel a la jueza Sierra de Stalling, el juez Motto también argumentó que debido a la salud de la juzgadora no la enviaría a prisión.

“Debido a que no existe un espacio adecuado, que de hecho no hay espacio para nadie más en la cárcel de Mariscal Zavala, este juzgador no puede enviarla a prisión porque yo no quiero tener aquí a un cadáver por enviarla a ese lugar”, expuso el juez el martes recién pasado.

Villatoro, en su caso, argumentó que no encontraba los parámetros de seguridad necesarios en las cárceles para albergar a exfuncionarios.

Afectan trabajo

Para el abogado penalista, Sergio Méndez, el actuar de algunos jueces en los últimos meses ha dejado un “mensaje negativo” para la lucha que dirige el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en contra de la corrupción.

El jurista consideró que aunque es relevante la decisión de salvaguardar la integridad de los privados de libertad, se debe dar un tratamiento igualitario a todos.

“Hay que tomar en cuenta que esas personas tienen suficiente poder en la política, negocios y en las redes criminales de cuello blanco. Dejarlos en libertad atenta contra la averiguación de la verdad y pueden influenciar de gran manera en los procesos”, puntualizó.

Sin excusa

Rudy Esquivel, portavoz del DGSP, declaró que como institución encargada de los centros de reclusión únicamente se limitan a ejecutar las órdenes judiciales en cuanto a encarcelamiento, traslado y habilitación de espacios adecuados para personas vulnerables.

“No tendría que ser un obstáculo porque nosotros acatamos al pie de la letra lo que el Juez nos ordene, reconocemos que no hay más espacios en las cárceles a cargo del Sistema, pero si recibimos una orden debemos adaptar los espacios y recibir a la persona”, dijo.

El vocero explicó que la capacidad de las cárceles en su conjunto fue diseñada para 6 mil 800 presos, pero a la fecha se alberga a 20 mil 535. Citó como ejemplo la prisión ubicada en la Brigada Militar Mariscal Zavala, la que se construyó para recluir a 135 personas y al momento se registran 189 reos, todos catalogados por los jueces como “vulnerables”.

Reabrirán Matamoros

El titular del ministerio de Gobernación, Francisco Rivas Lara, dijo ayer en conferencia de prensa que ya firmó el Acuerdo Gubernativo que habilitará nuevamente la prisión ubicada en el Cuartel Militar de Matamoros.

Indicó que a ese lugar se trasladará a por lo menos 30 reos que se cataloguen como “vulnerables”. Además habilitarán en los próximos días algunos espacios en los sectores 12 y 13 del Centro Preventivo para Varones de la zona 18, a donde trasladarán a otros 30 privados de libertad, y un espacio especial en la cárcel de cumplimiento de condenas, Pavoncito.

Etiquetas: