Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Nación

Pugna en la UNE por puestos en el partido y en el Congreso

Diputado Orlando Blanco niega que haya pugna, aunque reconoce que hay diferencias entre congresistas.

 

Fecha de publicación: 10-06-16
La ausencia del jefe del Legislativo, Mario Taracena, ha provocado que otros diputados actúen divididos en esa bancada. Por: Enrique Garcia egarcia@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

Pese a que el voto de la bancada de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) dentro del pleno es institucional, la pugna entre sus integrantes se ha agudizado en los últimos días. La renuncia de César Fajardo, tanto del partido como de la Secretaría de Actas; así como las posibles curules vacantes (si se dieran con lugar los antejuicios en contra de diputados implicados en el caso de Plazas Fantasma) y puestos administrativos del Legislativo, son parte de las cuotas de poder que buscan ser cooptadas por uno de los grupos.

Actualmente, la UNE cuenta con 32 representantes, pero cuatro de ellos –Fajardo, Carlos López Girón y su hijo Carlos López Maldonado, así como la recién juramentada diputada Lucrecia Samayoa– ya no votarán institucionalmente cuando se acuerde una postura dentro del partido.

López Maldonado decidió no votar junto con el partido que lo postuló, luego de que una parte del Comité Ejecutivo decidiera que debe ser expulsado su padre –junto con Fajardo– pese a las dudas planteadas por la secretaria general, Sandra Torres.

En los corrillos de los salones “verdes” se rumorea que Orlando Blanco y Carlos Barreda buscarían tomar el control de la UNE, luego de la salida de Fajardo; esto si logran que Karina Paz, actual coordinadora general de la Unidad de Acceso a la Información del Congreso, sustituya a Fajardo en el bloque uneísta.

A Blanco y Barreda se uniría Mario Leal –excandidato a la Vicepresidencia por ese partido–.

Los puestos administrativos

Ante la ausencia de Mario Taracena, debido al viaje que realiza a Taiwán del cual regresa hasta el próximo martes, la misma UNE dio a conocer el pasado miércoles que uno de sus principales allegados, Daniel Salazar, tuvo una plaza en el Registro Nacional de las Personas (Renap) mientras que también tenía contrato en el Congreso, lo cual a juicio de Barreda era “ilegal”, por lo que fue removido del cargo junto con otras contrataciones que este realizó durante el año.

“Lo único que ganan Barreda y Blanco es incidir por medio de los directores en qué contrataciones se hacen”, indicó un diputado que omitió su nombre.

No obstante, Blanco aseguró al respecto de ese conflicto que: “No hay pugna, lo que hay es una diferencia y eso sucede en todos los partidos grandes”, dijo.

De acuerdo con Blanco, ayer se tuvo una conversación con el congresista López Maldonado y con la representante por Huehuetenango, Lucrecia Samayoa, por lo que insistió en que la lucha entre los 32 diputados es un “rumor infundado”.

El congresista insistió en que la posición del partido será no interferir en ningún proceso de investigación en contra de sus miembros.

La lucha por el control del partido

César Fajardo es fundador del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). Antes de su renuncia, tenía el cargo de secretario de Actas, además de ser el fiscal de esa agrupación ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), y es uno de los diputados de más confianza de la secretaria general, Sandra Torres. Su cargo quedó libre dentro del partido y el Comité tendrá que convocar para elegir a su sustituto.

Etiquetas: