Viernes 18 DE Octubre DE 2019
Nación

“… ella presentó la renuncia y a mí me tocó anunciarlo hace un año”, recuerda hoy Otto Pérez sobre Roxana Baldetti

Ex binomio presidencial cumple este jueves junto a numerosos señalados otra jornada de audiencia judicial por Terminal de Contenedores Quetzal.

Fecha de publicación: 05-05-16
Foto: José Miguel Lam
Por: Tulio Juárez

“Recuerdo que era algo que se estaba viviendo y nos llevó a eso, y ella presentó la renuncia y a mí me tocó anunciarlo hace un año”, ha comentado hoy Otto Pérez Molina en relación a que el viernes 8 de mayo del 2015 él tuvo que dar a conocer en Casa Presidencial la dimisión de Ingrid Roxana Baldetti Elías al cargo de Vicepresidenta de la República.

Este jueves, engrilletado de manos y dirigido por guardias penitenciarios, como ya se ha vuelto una costumbre, fue el primero en arribar a la Torre de Tribunales donde sigue ventilándose la audiencia sobre el contrato oneroso firmado en 2012 por la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ) con Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), y que los tiene en la cárcel.

Hace ya casi un año Baldetti dirigió al en ese momento presidente del Congreso, Luis Rabbé, su carta de dimisión en la cual –sin mencionar para nada por su nombre el caso La Línea que la acorraló y llevó al abismo al ser involucrada por el Ministerio Público y la CICIG– indica que “Los últimos acontecimientos en el país han sido un duro golpe para el crimen y la corrupción”.

“Estoy satisfecha de que la investigación que iniciamos junto con el presidente Otto Pérez Molina haya dado resultados, pero ahora surgen opiniones encontradas, razón por la cual he decidido renunciar a la Vicepresidencia de la República y con ello renuncio a la inmunidad que la ley me confiere, con el fin único de colaborar con todas las investigaciones que conlleven a dar con los responsables”, escribió.

Hoy jueves 5 de mayo, al ser abordado en la torre judicial previo a la diligencia del proceso TCQ, el ex jefe de gobierno rememoró lo que en aquel momento le tocó vivir ante la prensa. Esa tarde de 2015 dijo “Quiero ser enfático en lo siguiente: la renuncia, según los motivos manifestados por la vicepresidenta, se circunscribe a una decisión personal…” y“Debo reconocer que, aunque fue una decisión difícil, fue una decisión valiente” la de Baldetti.

Era jueves 16 de abril 2015 cuando el MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala –dirigida por el ex magistrado colombiano Iván Velásquez– daban el campanazo del año al anunciar el desmantelamiento de la red criminal La Línea que, encabezada por altos cargos del gobierno, como el secretario privado vicepresidencial Juan Carlos Monzón Rojas, se dedicaba a defraudar al fisco cobrando “mordidas” o comisiones a importadores.

 

 

Tras el anuncio de la salida de Baldetti y en alusión a dicha investigación, el propio Pérez Molina formuló “un llamado a reflexión  y madurez a los guatemaltecos para que prive la paz social”, aunque ese mismo día 8 de mayo el MP y la CICIG daban cuenta de la captura de un grupo de abogados a quienes, aún hoy, se imputan delitos por haber sobornado a una jueza para que dictara medidas sustitutivas a varios implicados en La Línea.

Roxana Baldetti permanece en la sala de audiencias del Juzgado B de Mayor Riesgo. De los últimos señalados en llegar, lucía seria y esposada de ambas muñecas. Como siempre, fue recibida con una silbatina de otros presos y detenidas en las carceletas del sótano. Incluso, resultó evidente su enojo cuando los guardias la llevaron a la puerta del elevador, pero permanecía cerrada.

Lo que elPeriódico.com publicó el jueves 8 de mayo 2015: 

¡Roxana Baldetti Elías renuncia de la vicepresidencia!

Acorralada por escándalos –rematados por el “terremoto político” en la SAT–, cofundadora del Partido Patriota junto a Otto Pérez Molina se retira del cargo cuando faltaban poco más de ocho meses y una semana para entregar el poder.

La vicepresidenta Ingrid Roxana Baldetti Elías ha renunciado al cargo este viernes, acorralada por una serie de situaciones que la han rodeado durante los pocos más de tres años y cuatro meses de mandato cuatrienial, iniciado el 14 de enero de 2012 junto al gobernante Otto Fernando Pérez Molina, quien recién ha hecho el anuncio desde la Casa Presidencial.

La renuncia se circunscribe a una decisión personal, voluntaria de la Vicepresidenta, con el único interés de someterse y colaborar en las investigaciones y el debido proceso, dijo el jefe del Ejecutivo en la conferencia de prensa, en la que agradeció –dijo– el servicio y compromiso de Baldetti.

Pérez Molina subrayó que la carta ha sido dirigida al Congreso de la República, por lo que al dimitir la ahora exalta funcionaria deja de poseer la inmunidad inherente al puesto que desempeñaba, aunque debe ratificarla ante el Pleno de diputados. Copia de la misma la envió al jefe del Ejecutivo.

Asimismo, indicó que como Presidente le corresponde por ley seleccionar los nombres de tres personas como candidatos a nuevo Vicepresidente de la República, lo cual él espera hacer en el transcurso de la semana próxima. Acerca del paradero de Baldetti, respondió que había trabajado por la mañana y se retiró a las dos o tres de la tarde. Estará con su familia, agregó.

“Fue una decisión difícil, fue una decisión valiente…”, continuó diciendo el mandatario, en quien se notaba el estado de ánimo derivado de la dimisión vicepresidencial. Concluyó la conferencia de prensa, mientras en la puerta principal del Palacio Nacional de la Cultura había una explosión de quienes han permanecido encadenados, algarabía al enterarse de la noticia.

El principio del fin

El binomio, elegido en la segunda vuelta del 6 de noviembre de 2011 con el 53.8 por ciento de votos válidos, derrotó a Manuel Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (Lider – 46.2 por ciento), ha estado sumido en una serie de problemas, escándalos y contratiempos especialmente relacionados con denuncias de corrupción administrativa y derroche de los recursos públicos.

El virtual principio del fin para Baldetti –han coincidido analistas independientes, editorialistas, columnistas de medios– se produjo este año, pero el “terremoto político” que sigue sacudiendo las estructuras de poder fue el desmantelamiento de La Línea, grupo del crimen organizado para la defraudación fiscal en la SAT con su entonces secretario privado a la cabeza.

En efecto, el todavía prófugo Juan Carlos Monzón Rojas –mano derecha de la Vicepresidenta durante su gestión gubernamental– está señalado como parte importante de la banda, por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público (MP) y, aunque en principio ella no fue incluida entre los acusados, las sospechas siguen creciendo.

Esto último, revelado por los investigadores el jueves 16 de abril pasado, ha sido consecuencia que en las escuchas telefónicas practicadas por la CICIG y el MP durante más de 10 meses, algunos de los involucrados –y capturados– mencionaban en sus conversaciones los seudónimos “la R”, “la 2” y “la señora”, entre otros.

El desvelamiento de la banda, en momentos en que Baldetti y Monzón estaban en Seúl, Corea del Sur, provocó enérgicas reacciones públicas que desembocaron y siguen desembocando –a partir de la revelación del comisionado Iván Velásquez y la fiscal general Thelma Aldana– en manifestaciones callejeras y plantones en la Plaza Mayor, frente al Palacio de Gobierno.

Las demandas populares y sectoriales para forzar la renuncia de la Vicepresidenta como sospechosa de haber protegido y cooperado para la fuga de Monzón Rojas, han seguido en aumento no solo en fines de semana, sino incluso el 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajo en que la clase obrera y sindical condenó el caso SAT y exigió su dimisión.

Lo sucedido le significó a ella dos solicitudes de antejuicio en contra –y a Pérez Molina también– presentadas al Organismo Judicial por el diputado Amílcar Pop, del bloque Winaq y URNG-Maíz, y el Movimiento Nueva República (MNR), que la Corte Suprema de Justicia declaró con lugar y remitió el expediente al Congreso de la República, que ayer integró la comisión pesquisidora.

Los parlamentarios investigadores habían citado para atender la mañana del lunes a Pop y a Aníbal García, del MNR, así como a la Vicepresidenta –cada quien por separado– para escuchar sus razonamientos. De Baldetti sus fuentes oficiales habían adelantado que no asistiría, sino que enviaría a uno de los abogados. Un par de horas después, renunció.

El sector empresarial también jugó un rol decisivo en la crisis derivada del caso SAT, ya que la semana pasada dialogó con Pérez Molina haciéndole entrega de varias peticiones, en la que se incluía que todos los funcionarios del gabinete revelen su declaración jurada de bienes, más todavía aquellos vinculados de alguna forma a la situación de evasión tributaria.

Y en la actual, el CACIF reiteró sus planteamientos con el agregado de pedirle a Baldetti que renunciara a la Vicepresidencia, con el propósito de permitir la adecuada investigación referente a la participación de Juan Carlos Monzón en la estructura criminal que operaba al interior de la Superintendencia de Administración Tributaria.

Amatitlán

Y el anterior escándalo Baldetti fue la adjudicación de dos contratos por Q137.8 millones a la compañía israelita Tarcic Enginneer Ltda. para descontaminar el lago de Amatitlán, sin que presentara el obligado Estudio de Impacto Ambiental, y para lo cual compró a un “científico” de ese país gran cantidad de un “líquido milagroso” que comenzó a ser vertido en la aguas.

La vicepresidenta, a pesar de todo lo que argumentó para defender el proyecto, terminó por dar marcha atrás, aunque no menos de Q22 millones pagados a la firma extranjera se perderán irremediablemente.  Parte de su “colección” de desafortunados hechos incluyen las compras de caras propiedades, lanchas, un helicóptero, entre otras cosas.

RECUADRO  RECUADRO

Roxana Baldetti:

  • Proveniente de una familia católica y conservadora.
  • Hija de Alejandro Baldetti y Gladys Elías de Baldetti.
  • Cursó primaria en el Colegio Monte Carmelo y se graduó de Maestra de Educación en El Sagrado Corazón de Guatemala.
  • Licenciatura de Periodismo en la Universidad de San Carlos.
  • Casada en 1987 con Mariano Paz. Tienen dos hijos: Luis Pedro y Mario.
  • Profesora suplente de primaria.
  • Inicios de periodismo en el telenoticiero “Aquí el Mundo”.
  • Cofundadora del TV Noticias.
  • Corresponsal de Primer Impacto, de Univisión.
  • Cofundadora de una empresa de productos y salones de belleza y un Spa.
  • Subsecretaria de Relaciones Públicas del presidente Jorge Serrano Elías, su tío.
  • Censora de prensa durante el Serranazo.
  • Como Secretaria de la Presidencia estuvo implicada en un escándalo por cámaras que presuntamente desaparecieron.
  • Diputada en 2001 al Congreso y se involucraría directamente con Otto Pérez Molina para fundar el Partido Patriota.
  • En el 2003 el PP se une a la Gran Alianza Nacional que llevaría a Oscar Berger a la Presidencia.
  • Candidata en la sexta casilla del Listado Nacional y es electa diputada al Congreso.