Viernes 22 DE Marzo DE 2019
Nación

El constructor Raúl Osoy, entre los prófugos por el caso TCQ

El representante legal de Construcciones Topsa habría sido intermediario para otorgar sobornos.

Fecha de publicación: 02-05-16
Un helicóptero y una avioneta, propiedad de Osoy, fueron inmovilizadas en uno de los hangares de la terminal aérea. Por: Silva, E. Boche elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Raúl Osoy Penados, el representante legal de Topsa Construcciones y de Inversiones Alliance –propietaria de un inmueble vinculado con la ex vicepresidenta Roxana Baldetti– es el sexto prófugo por el caso TCQ.

Un documento, al que tuvo acceso elPeriódico, incluye a Osoy Penados entre las cinco personas con orden de captura internacional relacionadas con ese caso, lo cual fue confirmado por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI).

Osoy Penados no fue mencionado en la conferencia de prensa conjunta entre el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) en la que se revelaron detalles sobre la estructura liderada por el exbinomio presidencial de Otto Pérez y Roxana Baldetti que negoció una comisión ilícita de US$30 millones a cambio de otorgar un usufructo oneroso a Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

Osoy Penados figura en la lista de prófugos junto a Ángel Pérez-Maura García, Mauricio José Garín, Allan Marroquín y William Schwank. El expiloto presidencial Guillermo Lozano Bauer, también relacionado con el caso según dieron a conocer el MP y la CICIG, no figura en ese documento.

El receptor de sobornos  para los sindicalistas

La última referencia a Osoy Penados fue durante la reproducción de la declaración como anticipo de prueba del colaborador eficaz Juan Carlos Monzón Rojas. El ex secretario privado de la Vicepresidencia describió ante el Juzgado de Mayor Riesgo B la participación de diferentes personajes en la trama para otorgar el usufructo a TCQ.

Monzón cuenta que acudió a Osoy Penados para que moviera el dinero para sobornar a dos de los sindicatos de la Empresa Portuaria Quetzal (EPQ). Osoy recibió Q5.2 millones de TCQ a cambio de facturar servicios ficticios a dicha empresa.

De ese dinero Q250 mil fueron para el grupo de los Julios, Julio Jiménez y Julio Zamora, y otros Q5 millones que Osoy le habría entregado personalmente a Lázaro Reyes, otro líder sindical de la EPQ.

Las referencias a Osoy Penados no son nuevas. Varias publicaciones de elPeriódico evidenciaron su relación con Alliance y Topsa. Ambas sociedades anónimas compartían las mismas oficinas en el edificio La Galería, de la zona 9 capitalina.

Alliance registra a su nombre un inmueble en Lomas de Pamplona, zona 13, cuya propiedad se adjudicó el esposo de Baldetti, Mariano Paz durante un allanamiento para ubicar evidencias relacionadas con el caso La Línea.

Topsa es una empresa dedicada a obras de infraestructura y durante los últimos 12 años ha sido uno de los principales proveedores del Estado. Solamente durante el Gobierno del Partido Patriota (PP) recibió contratos por más de Q324 millones. En total, de 2004 a 2015, Topsa ha recibido Q136 millones en adjudicaciones de la EPQ.

Hace apenas 15 días, las autoridades inmovilizaron dos aeronaves, una avioneta Cirrus SR22, matrícula TG-TNT, y un helicóptero Bell 206, matrícula TG-MIL, propiedad de Osoy Penados.

Además, el representante legal de Topsa fue denunciado por Aereoservicios Centroamericanos por apropiación de Q1.8 millones y partes para helicópteros.

Aereoservicios fue creada por Haward Suhr y Guillermo Lozano Bauer, pilotos de confianza de Pérez y Baldetti durante la campaña electoral. En 2012, ambos fueron detenidos en Honduras por cargos de narcotráfico.

Alertas privadas

Ninguno de los buscados por el caso TCQ aparecen en la página de Interpol. Según la Secretaría General de la Interpol, con sede en Lyon, Francia, decidió no publicar esa información por falta de justificación, falta de gravedad del crimen y falta de interés del caso por el público.

Etiquetas: