Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Nación

Constructora que intervino en sobornos de TCQ obtuvo Q96 millones de Portuaria

Topsa es representada por Raúl Osoy Penados, quien facilitó la entrega de Q5.2 millones para dos grupos de sindicalistas, según declaración de Juan Carlos Monzón.

 

Fecha de publicación: 29-04-16
Por: Evelyn Boche eboche@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

La declaración de Juan Carlos Monzón Rojas como colaborador eficaz en el caso por los sobornos de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) reveló que Raúl Osoy Penados, representante legal de Topsa Construcciones, S.A., se ofreció para blanquear el dinero de las comisiones millonarias ofrecidas para Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, entre otros funcionarios.

La disposición para blanquear los primeros US$10 millones en sobornos fue descartada tras un acuerdo con el cambista Jonathan Chévez, quien ofreció transferencias desde cualquier sitio del mundo, contó Monzón ante el juez de Mayor Riesgo B Miguel Ángel Gálvez.

Pero una contingencia hizo que Monzón acudiera a los buenos oficios de Osoy. Los Julios, Julio Zamora y Julio Esquivel, dirigentes de uno de los sindicatos pequeños en la Portuaria Quetzal, pidieron Q250 mil para “dejar de molestar” en contra de la instalación de TCQ.

A cambio de recibir los Q250 mil de los españoles para entregárselo a Los Julios, Osoy le pidió a Monzón una cita con Juan José Suárez, el presidente de TCQ, para presentarle su catálogo de proyectos y que los subcontrataran para hacer los trabajos que TCQ demandara. “Los presenté y Raúl con tal de apoyarnos le facturó a TCQ para obtener los Q250 mil”, declaró Monzón.

Interlocutor de sindicalistas

Además, Lázaro Reyes –sindicalista conocido como el Humildito y también sindicado en el caso TCQ–, nombró a Osoy como su interlocutor para obtener una comisión de Q6 millones a cambio de ceder en su oposición a TCQ.  Mientras los sindicatos no dieran vía libre, TCQ no desembolsaría los US$10 millones en sobornos.

En una reunión en la que Monzón le pidió a Reyes que rebajara la comisión a Q4 millones, el sindicalista le propuso que le diera Q5 millones y Q1 millón en un proyecto para Osoy. El representante de Topsa, nuevamente se ofreció para facturarle a TCQ algún servicio para justificar la recepción de Q5 millones de TCQ, que supuestamente eran para Lázaro Reyes.

Suárez y Monzón acordaron que los Q5 millones se manejarían mediante Osoy. En su relato, Monzón señala que cierto día Osoy le aseguró, vía telefónica, que ya tenía el dinero y que él personalmente se lo entregaría a Reyes. Con los sindicatos en calma, TCQ comenzó a desembolsar la llamada “gran coima” de US$9.5 millones, ya no US$10, porque los sobornos a los sindicalistas fueron más elevados de lo que se tenía contemplado en el rubro de gastos varios.

Para Topsa, lo que fluyó fueron los contratos con la EPQ. La constructora es uno de los proveedores más grandes del Estado: entre 2004 y 2008, obtuvo adjudicaciones por Q40 millones con la Portuaria Quetzal. Pero su mayor apogeo en negocios con esa entidad lo alcanzaron durante la administración del Partido Patriota.

De abril de 2014 hasta agosto de 2015, Topsa obtuvo adjudicaciones por Q96 millones con la EPQ, todas por la “Construcción de infraestructura de protección costera, lado este”, que según el portal Guatecompras, corresponden a ampliaciones de contratos de 2013 y 2014.

DENUNCIA POR APROPIACIÓN

Raúl Osoy Penados fue denunciado por la apropiación de Q1.8 millones, así como partes y documentos de helicópteros. La denunciante es Aereoservicios Centroamericanos, una compañía que fue de Guillermo Lozano Bauer, uno de los 12 sindicados en el caso TCQ.

Etiquetas: