Viernes 14 DE Diciembre DE 2018
Nación

“Deben pedir la renuncia de los magistrados de la CSJ señalados por corrupción”

La exmagistrada Claudia Escobar expresa sus opiniones acerca del proceso que llevó a cuatro nuevos magistrados a la CC y reeligió a otra. Además, opina sobre la denuncia que interpuso contra el exdiputado Gudy Rivera por tráfico de influencias, cuando trató de sobornarla para beneficiar a Roxana Baldetti en un fallo judicial. La abogada también recomienda que se retire la inmunidad de dos magistrados señalados por favorecer el usufructo con la empresa Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ) por el que Otto Pérez y Baldetti habrían recibido US$4.2 millones cada uno en sobornos.

Fecha de publicación: 24-04-16
Claudia Escobar, Exmagistrada de la Corte de Apelaciones. - Foto > Felix Acajabón Por: Conversación por: Pavel Gerardo Vega
Más noticias que te pueden interesar

¿Cómo evalúa el proceso de elección de magistrados a la Corte de Constitucionalidad?

– Creo que aunque los organismos electores hicieron un intento por cumplir con los preceptos de la Ley de Comisiones de Postulación, no existe un ente que pueda evaluar si las competencias de estos magistrados se cumplen o no, sino que es un procedimiento bastante superficial.

Y no existe un proceso determinado en la ley, los entes encargados de elegir optaron por esto, pero pudieron haberlos elegido como lo hizo el Presidente. Claro, pudieron haberlo hecho así y habrían estado enmarcados en la ley. Pero, ellos usaron un procedimiento que ya vimos que no funcionó en procesos anteriores como el de la Corte Suprema de Justicia, que es para lo que se usa realmente. La propia relatora para la independencia judicial dijo que este método genera dudas de que los jueces sean personas idóneas. No me parece que se use el mismo método.

 ¿Es necesaria la CC en el país?

– Yo creo que sí, es una institución que da cierto equilibrio. En otras ocasiones es la entidad que ha dado estabilidad en las crisis institucionales. Pero, así como afecta positivamente, también ha habido fallos que entrampan casos. Las instituciones de justicia no tienen la capacidad de resolver la problemática del país, así como estamos. Entonces, se necesita una reforma profunda de todo el sistema de justicia, incluyendo a la CC. Y también creo que se ha dado un uso desmedido del amparo, ahora se usa para todos los procesos, entonces la Corte se convierte en un embudo. A mi juicio es necesaria una Corte de Constitucionalidad con las funciones más detalladas.

¿Cómo evalúa el avance del proceso contra Gudy Rivera?

– Ha sido un trámite bastante lento, es una denuncia que interpuse en octubre de 2014, estamos en abril de 2016, y aún no se han dado las audiencias. Se ha evidenciado que hay intereses políticos por retrasar estos procesos, creo que eso es sumamente preocupante para el sistema de justicia donde se demuestra claramente la interferencia de poderes, es un caso que debería llamar la atención de las personas que quieren fortalecer el sistema de justicia.

¿Qué se necesita para que el sistema judicial no tenga injerencia política?

– No existe un sistema de nombramiento de jueces perfecto. Creo que tenemos que madurar como país, es necesario el equilibrio de poderes, como sucede en Estados Unidos cuando el Congreso da el visto bueno luego de que el Presidente elige a un magistrado de la máxima corte. El punto es que luego no tengan incidencia, que los jueces no dependan de esas personas que los nombraron, algunos son nombrados de manera vitalicia o por un largo periodo.

¿Qué reformas puntuales recomienda para el Organismo Judicial?

– Uno de los puntos importantes es que la carrera judicial se tome en cuenta también para el nombramiento de magistrados de Corte de Apelaciones y de la Corte de Suprema de Justicia. Hay que separar la función administrativa de la judicial. Además, está el tema disciplinario, debe de haber certeza de que un juez será sancionado si comete algún acto ilegal o administrativo erróneo.

¿Cree que es importante mantener la inmunidad?

– Creo que hay que mantenerlo, un juez estará siempre sometido al enojo o la frustración de la parte a la que no le dio la razón en un caso. Es una protección al funcionario, no es a la persona, es al cargo. Si existen indicios contra esa persona, debe de removérsele el antejuicio. En la práctica hay una denuncia contra un juez y este continúa en el cargo, pero, lo correcto es que debe ser retirado temporalmente para ser procesado, si resulta inocente que se le restituya y se le indemnice.

¿Cree que el magistrado Douglas Charchal (involucrado en el caso TCQ) debería de renunciar?

– Definitivamente. Debería renunciar por honorabilidad al cargo que ocupa, existen dudas razonables sobre su involucramiento en un delito, y no es que se le esté condenando, pero tiene que retirarse del Organismo Judicial para que se tenga libertad absoluta de hacer la investigación correspondiente y lograr el juzgamiento de los casos como corresponde.

También el magistrado Vladimir Aguilar, quien estaba a cargo de la Procuraduría General de la Nación (PGN), él también tiene una responsabilidad en esos hechos. Creo que se debe solicitar la renuncia de esos dos magistrados porque de alguna manera, están vinculados, no solo a este caso, sino en todos los casos que firmó el Estado. Un gobierno que se había organizado para defrudar a todos los ciudadanos guatemaltecos, la ciudadanía, así como se levantó y pidieron la renuncia del Presidente de la República, deberían estar en la Corte pidiendo la renuncia de estos dos magistrados.

¿Considera que las reformas al sector justicia son suficientes para solventar el problema?

– Considero que debe haber un cambio cultural, que todos los guatemaltecos debemos hacer una reflexión personal sobre la forma en que nosotros nos aprovechamos de los privilegios que tenemos en nuestras diferentes posiciones, por ejemplo, en nuestro vecindario, en nuestra institución educativa, en el trabajo; estamos acostumbrados a tratar de sacar una ventaja de esas posiciones y creo que tenemos que aprender a respetarnos y hacer que la ley se cumpla, no solo cuando se trata del otro, sino cuando se trata de nosotros. Creo que es el año en que debe haber reformas, pero también la sociedad debe asumir posturas bastante más éticas de las que hemos tenido. Una reforma cultural, porque hemos contribuido en los niveles de corrupción que tenemos.

Etiquetas: