Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Nación

Otto Pérez mantiene la defensa del contrato anómalo de TCQ

Hasta ayer el MP no tenía información sobre el paradero del exinterventor de Puerto Quetzal, Allan Marroquín, quien en su cuenta de Twitter aseguró que se entregaría a la justicia.

 

 

Fecha de publicación: 21-04-16
Otto Pérez y Roxana Baldetti dialogan en forma discreta antes de la suspensión de la audiencia por parte del juez Miguel Ángel Gálvez. Por: Julio E. Santos jsantos@elperiodico.com.gt
Más noticias que te pueden interesar

El juez Primero B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, suspendió ayer  la audiencia de primera declaración del caso del usufructo para la construccióon de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), debido a que los abogados de la defensa alegaron no conocer el expediente que pesa en contra de sus patrocinados.

Solicitaron al Ministerio Público (MP) que les entregue una copia del expediente y del audio de la declaración de Juan Carlos Monzón, quien también es colaborador eficaz en este caso.

Juan Francisco Sandoval, jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) del MP, indicó que el expediente estuvo disponible en esa oficina desde la semana pasada, sin embargo, solamente fueron ocho los abogados que llegaron por los documentos.

 Gálvez decidió suspender la audiencia  y la reprogramó para el lunes 25 a partir de las 9:00 horas.

Se defiende

Para el expresidente Otto Pérez Molina el resultado de anular el contrato de usufructo  de TCQ, sería el de “desmantelar” ese puerto y por consiguiente la economía en general del país. Aseguró que ese contrato formó parte del plan de desarrollo económico de su gobierno, porque, según él, al echarlo a andar garantizaría que Guatemala se volviera competitiva con el resto de la región.

El exfuncionario considera que si la decisión por parte del actual gobierno fuera la de invalidarlo, tendrían que anular por lo menos 22 usufructos anteriores que se han entregado en el Puerto Quetzal, porque han sido cedidos bajo los mismos términos con que él entregó el de TCQ.

“Hay 22 usufructos onerosos que fueron entregados exactamente en la misma forma del de TCQ… los azucareros, Cobigua, el de gas, cruceros, y el de carbón. Si declaran ahora anular ese contrato deben irse los 22 anteriores y desmantelar prácticamente el puerto y con ello la economía, porque más del 60 por ciento de las importaciones entran por allí”, dijo el exmandatario.

Los abogados de los sindicados aseguraron no conocer el expediente.

Los abogados de los sindicados aseguraron no conocer el expediente.

A su salida de la Sala de Mayor Riesgo B, donde se iniciaría ayer la audiencia de primera declaración de 11 implicados en ese contrato anómalo, entre ellos, Pérez Molina, Roxana Baldetti, Gustavo Martínez y ocho personas más, aseguró no haber recibido dinero por ese tema. “Aquí no hay dinero de los guatemaltecos que se haya puesto, porque hay gente que está hablando de US$30 millones y que creen que son de los impuestos, y no hubo eso, yo no recibí un centavo de eso”, puntualizó.

Corrupción en TCQ

El Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) presentaron la semana pasada este caso, en el que según las investigaciones, los exmandatarios recibieron como soborno para aprobar el contrato por lo menos US$4.2 millones cada uno, de los US$30 millones establecidos como comisión para la estructura que le daría vida a TCQ.

El usufructo sería para 25 años, entregado bajo anomalías a la empresa española Grup Maritim TCB., cuya negociación incluyó a personajes del gobierno del Partido Patriota, como Allan Marroquín, exinterventor de Puerto Quetzal, Gustavo Martínez, exsecretario privado de Pérez, y Jonathan Chévez, quien sería el lavador del dinero de la pareja presidencial, entre otros.

Pero a pesar de las pruebas que sustentan la acusación, entre ellos el testimonio del colaborador eficaz, Juan Carlos Monzón, el ex Presidente asegura que este caso “caerá” por falta de pruebas.

“Porque estos casos que son montados en base a cuentos o historias que quiere dar algún colaborador eficaz, tarde o temprano se caen. Lo que sucede es que el caso de La Línea no está progresando, es un caso débil que iba a caer, entonces necesitan formar otro”, dijo.

Apelarán declaración

El abogado defensor de Pérez Molina, César Calderón, advirtió que podrían apelar la declaración como anticipo de prueba del colaborador eficaz, Juan Carlos Monzón. A su criterio, existe ilegalidad en ese testimonio porque hasta ayer los sujetos procesales no habían sido notificados de ese convenio de colaboración, y porque no conocen de qué se trató antes de la audiencia las acusaciones en contra de su defendido.


US$4.2
Millonespodrían haber recibido como comisión tanto Pérez como Baldetti por este contrato.

 

“Yo no firmé nada, eso lo firma el interventor (Allan Marroquín) no el Presidente”.
Otto Pérez Molina.

Etiquetas: